Share It

viernes, 29 de mayo de 2009

¿ Soy yo o soy quien los medios dicen que soy?

Muchas veces me veo irreconocible en lo que escriben de mi en algunos medios de comunicación, tanto en papel, como digitales y audiovisuales.

Un pequeño reportaje en cualquier periódico muy leído o en alguna televisión puede hacer que una imagen se condicione para siempre.

Y nosotros dependemos de los medios para llegar a nuestros electores, sin embargo los medios introducen algunos filtros y nos cambian de color, o tal vez dejan solo una parte de nosotros a la vista. Para el gran público yo soy quien los medios dicen que soy, y eso luego es muy difícil de cambiar.

Me convierto en algo distinto y no sé cómo actuar frente a esta cuestión: ¿ soy como se me ve de lejos o soy como me ven los que tengo más cerca?

Estas cuestiones que parecen tonterías pueden acabar con la vida de un político en un abrir y cerrar de ojos, o dejar su imagen cambiada para siempre ¿ para siempre?

Ya sé que este no es un tema muy general pero me apetecía mucho comentarlo con ustedes.... Disculpen este pensamiento egocéntrico....

28 comentarios:

el mar dijo...

Los medios dan de ti una imagen distante que no se corresponde con la realidad que yo conozco.Aunque al principio cuesta acercarse a ti pero luego eres muy cálida y normal.Falta de afecto quizás.

El que se presentó aquel día en tu despacho dijo...

Hola, guapa... No me dirás que yo no te traté como a una reina... A ver si hay ocasión de que algún día salga toda entera. Quedaron fuera cosas muy divertidas

Dulce Xerach dijo...

¿ quién eres ?

profesora visual dijo...

Espero que para esa pregunta tengas respuesta.Significaría que eres como creo que eres: una persona que acepta lo que hay.Los medios de comunicación siempre dan una imagen parcial, y por tanto distorsionada de la realidad, pero algo suele haber de verdad.

Tu pareces fría y distante pero no le veo el problema.Si fueras de otra manera en público te llamarían prostituta de la política que es lo único que te falta pues te han dicho de todo.

Alégrate de una cosa:nunca, que yo sepa, te han acusado de robar,lo cual hoy en día en un político es muchísimo.

Por último,deja de preocuparte por tonterías y vuelve a poner tu cabecita en los problemas de Canarias, a veces logras enfocarlos de una manera realmente diferente, y con una visión moral distinta a la media y eso es tan de agradecer que no quiero que te distraigas en cosas que no puedes arreglar.

francisco V. dijo...

Lo de siempre: somos muchas cosas al mismo tiempo. Los contextos, las exigencias, roles sociales, profesionales y sociales... nos hacen actuar o valorar de distinta forma sin que seamos falsos. Adaptabilidad.

Aún existiendo un conjunto de características personales más o menos estables, el rol personal se aplican a diferentes requerimientos sociales de diferentes formas.

Por otro lado nos enfrentamos a un tema de percepción social. Los que los demás piensan de uno. Abunda por ahí la inteligencia de tipo social, no es mala necesariamente, y parte de nuestra imagen nos viene devuelta en la forma en que los demás nos perciben. Es un error estimar, desde mi punto de vista, que la percepción social necesariamente es falsa o equívoca. Hay algo de verdad en las actitudes de los demás hacia nosotros y afecte a la autoestima.

Otro aspecto distinto es si la imagen reflejada o construida por los medios de comunicación coincide con la que usted tiene de si misma. Me temo que aquí las cosas no son tan fáciles. Es este caso - no entiendo mucho del tema - lo primero es identificarla claramente y persistir en las características básicas que la diferencian “si o si”. Me imagino que la construcción de una personalidad implica usar medios sociales para tanto para reforzar la imagen como para evitar que se disperse demasiado.

Los medios por sí solos pueden sepultarnos. Una contracampaña de imagen hace añicos a cualquiera: rumores, confidenciales, top secrets periodísticos puede imponer a la opinión una imagen alterada cuando no se dispone de medios, pueden desinformar. Las dos primeras partes ( la personal y la percepción directa de los grupos con los que trabajamos ) pueden controlarse, la tercera, me da por pensar que necesita de una intervención en los medios continuada.

¿Insegura?

Versus dijo...

Qué tío más pesado, éste. Y qué rollo le acabas de contar a Dulce...
Inseguro, quién no lo está? Quién no tiene dudas? Quién no se equivoca?
Qué tonterías decís, de verdad...

Francisco V. dijo...

A Versus: Siento realmente ser interpretado de esta forma. Muy lejos de mi intención. Un cordial saludo.

Versus dijo...

Lo mismo.

MacNolo dijo...

Estimada Dulce: quien ostenta un cargo, función o es personaje público se expone a ser visto bajo múltiples ópticas. Si ya se avanza hasta los medios de comunicación, esas perspectivas rara vez son objetivas. En estos tiempos que corren, donde se ha cambiado del periodismo de información al de opinión, donde los periodistas se llaman a sí mismos formadores de opinión pública, lo raro es verse reflejado fielmente. Además, en este caso se aplica mucho lo de "por sus obras les conocerán" y en este caso, es muy difícil escindir a la persona de su trayectoria política o sus actuaciones en cargos de responsabilidad. Si existe simpatía hacia ambas, la visión del personaje (que no de la persona) es amable y cordial. Si no, pues ya se sabe lo que hay.

La araña picona dijo...

Francisco V., Versus tiene razón: eres un losa.

CRISTÓBAL GARCÍA dijo...

Los medios se pueden equivocar pero debes intentar ser siempre tu mismo.
Y yo creo que lo consigues.

Rashputin dijo...

Claro que no. Es más, probablemente ni siquiera eres quien tú misma dices que eres.

Un abrazo.

mcdm dijo...

Esta preocupación por la forma en que se produce la traslación de tu imagen al público por parte de algunas personas vinculadas a determinados medios de comunicación, es natural y preocupante si no fuera así. Lo que puedo decirte es que si has aguantado hasta ahora los despropósitos que se han dicho de ti en los medios y fuera de ellos, tendrías, a estas alturas, que pasar olimpicamente y estar inmunizada, pero,...., Dulce, que molesta en esta tierra ver como algunas personas sacan la cabeza por encima de la media...que no te calientes los cascos con esas cosas...con todo lo que hay por hacer...

Dulce Xerach dijo...

Rashputin es verdad, casi no sé quien soy, y menos... para donde voy... solo sé que dejo la política... porque no aguanto mucho más, quedan dos años justos..

mcdm, no es un problema de que yo aguante o no. Yo aguanto, lo que sea. El problema es que tengo una imagen -sobre todo en la red, de esas que duran para siempre- que no se corresponde con la realidad y que temo, me perjudica, ahora en la vida pública y lo peor, tal vez me perjudique en la vida privada. Tampoco es que esté muy preocupada pero ayer me dió por ponerme a pensar en eso, en como cambia la vida si unos medios de comunicación se dedican durante unos breves meses a decir de ti lo que no es. Te quedas marcada para siempre, por ejemplo, en Gran Canaria lo estoy.

El que se presentó aquel día en tu despacho dijo...

Uy, Dulce. Léete a Pessoa y sacarás conclusiones estupendas sobre el conglomerado de cómo se ve uno y cómo nos ven los demás... Es un gran maestro sobre este asunto. Pruébalo y verás, aunque puede que también te lleve por el camino de la perdición, todo es posible dependiendo cómo te coja.
Esto no es más que un apunte, por si te vale para tu reflexión.

Besos.

Anónimo dijo...

¿Y tu dirías, Dulce, que has sido siempre justa con los medios de comunicación? ¿qué es justa la imagen que das tú de ellos? ¿qué son ellos los que tu dices que son? ¿nunca,por ejemplo, has difamado a algún periodista porque criticara tu política sin insultarte? -por ejemplo a Mariano de Santa Ana por su artículo en 'El País' sobre la I Bienal-. En la red también se puede consultar una carta tuya contra este señor a propósito de su artículo, del que se puede discrepar pero que es correctísimo, en la que lamento decirte que no sales muy bien parada.

Dulce Xerach dijo...

La carta de la red no es mía.
Mariano puede decir lo que quiera, lo ha hecho, sea verdad o mentira, allá él.

De él no hablo, así que no puedo insularlo. Ni me interesa.

Atender a los medios es algo que he intentado hacer lo mejor posible y por igual, he estado siempre disponible y he contestado a todas las preguntas. En general no me puedo quejar del trato que personalmente no ha sido malo, pero sí algunas veces injusto porque no han mostrado toda la verdad. Pero contra eso ¿ qué puedo hacer? Algunos han escrito sin conocerme si quiera, y otros en fin, han sido críticos con una gestión que existía al menos, pero comparativamente han sido menos crítico con otros que han estado en mi puesto sin hacer nada. De eso es en parte de lo que me quejo. La imagen de los que no hacen nada sigue impoluta...

Dulce Xerach dijo...

Por cierto, esa carta es de 2006 ¿ no hay nada más novedoso?

Anónimo dijo...

Soy el que escribió el correo sobre Mariano de Santa Ana y quiero añadir algunas cosas. Una, que tu gabinete de prensa, y más concretamente Patricia Masset, se dedicó a enviar esa carta que ahora dices que no es tuya a los medios de comunicación, llamándolos personalmente -por ejemplo, a Mario Alonso, jefe de cultura de Canarias 7-. Otra, que nunca abriste una investigación ni tomaste las medidas disciplinarias correspondientes contra quien, si es cierto lo que dices, usurpaba tu nombre y tu cargo desde su puesto de la Viceconsejería de Cultura en su trato con los medios de comunicación. En otro sitio más presentable alguien así ya estaría en la calle. Otra más que escribiste una segunda, según digo yo, o primera, dirás tú, carta en la que te hacías eco de aquella, en la que decías que "otros decidieron escribir por mí" y en la que decías que la suscribías. Asumiste por tanto que otros usaron tu nombre para difamar a un periodista que hizo un juicio de valor sin faltar a su código deontológico, pero, insisto, no abriste investigación alguna ni tomaste medidas disciplinarias por usurpación de tu nombre y cargo. Y una última, que tienes razón, que tuviste una antecesor en el cargo, Ángel Marrero Alayón, que era una auténtica arma de destrucción pasiva y que se merecía haberse llevado lo suyo. ¿Qué te perturba de lo que dicen de ti en internet si no es la polémica sobre la Bienal de Paisaje que duró varios meses, el mayor debate de la cultura canaria de los últimos años?

Dulce Xerach dijo...

Hola anónimo, aunque hubiera podido, que no era el caso, los viceconsejeros no toman medidas disciplinarias, no tienen competencias en la materia. Por otro lado, que yo sepa, jamás se ha despedida ningún funcionario de la Administración autonómica Canaria: los tribunales siempre les dan la razón, la tengan o no.

Por eso, entre otras cosas, la Comunidad Autónoma no funciona. No es una cuestión solo de los cargos políticos es mucho más que eso.

Me encantó el debate sobre la primera bienal, me encantó particpar y me encantó que hubiera movilización, en contra y a favor. Nunca huyo del debate, sino todo lo contrario.

Lo que no entiendo es que no lo hubiera igual con la segunda bienal.

¿ Que qué me perturba de lo que dicen o dijeron los medios? pues por ejemplo que dijeran que solo trabajaba para Tenerife y que me lo llevara todo para mi isla. Eso se ha quedado grabado en la mentalidad de la gente de Gran Canaria y ni es verdad ni es justo. Por ejemplo.

Otra cosa que fastidia es esa creencia de que los cargos a los que he llegado se los debo solo a Adán Martín por ser su cuñada. Cosa que no es posible pues cuando llegué a la política ni le conocía a él ni era su cuñada ni lo fui durante muchos años. Sin embargo parece que solo eso queda de los últimos 14 años de trabajo, en algunos medios al menos.

Pero en fin, ya sabía al entrar en política a lo que me tendría que enfrentar,aunque reconozco que nunca pensé que fuera tanto. Comparativamente con otros cargos ha sido demasiado, creo yo.

Anónimo dijo...

Pues la verdad, Sra. Xerach, que me decepciona usted. Lamento decírcelo. Anónimo le ha planteado cuestiones muy claras con datos precisos sobre la polémica con el periodista y usted pasa de puntillas sobre ellas. Da la impresión de que le han pillado en paños menores, aunque también debo de reconocerle la valentía de publicar, aunque no le convenga, lo que dice ese señor que, además, como yo, juega desde la ventaja del anonimato. Lo que quiero decirle es que si alguien usó su nombre y su cargo para mover un texto difamatorio contra un periodista, en este caso el periodista de Las Palmas Mariano Santana, y ese texto, según dice, no lo había escrito usted, tendría que haber tomado medidas. Y si los viceconsejeros y las viceconsejeras no tienen atribuciones disciplinarias para hacerlo haber acudido a los tribunales a denunciar a su jefa de prensa, Patricia Masset, por usurpación de personalidad, que es un delito gravísimo. Por favor aclárenos este extremo que hasta ahora llevaba muy bien el partido. No nos defraude, que ya se nos han caído muchos por el camino. Por lo demás, viejo verde que es uno, permítame decirle que está usted muy guapa en la foto.

Dulce Xerach dijo...

de puntillas? Ya tuvimos ese debate en 2006, si no le importa no voy a repetirlo ahora en 2009.

Y patricia Masset era y es una gran profesional y una de las funcionarias que conozco mas responsables.

Dulce Xerach dijo...

Obviamente se que Patricia no hizo eso de lo que la acusan. Así que asunto resuelto.

Y en cualquier caso, tal y como dije en su día: asumo el contenido de la primera carta y de la segunda.

Los interiores de aquella bienal me los quedo yo. Y son muchos pero.. prefiero guardarlos para mi sola por ahora. Algunas cosas necesitan tiempo para ser contadas.

Vlad el Empalador dijo...

Como se nota que alguien te ha llamado -quizá la propia Patricia Masset- y te ha dicho que te has vuelto a meter en un pantano. Eres muy divertida. Me imagino que si el periodista lee esto y todavía le importa aquella batallita de la Bienal -mucho no le importará porque en esta no ha resoplado- estará contento. No insulto a nadie. Espero que me publiques este comentario.

Dulce Xerach dijo...

Hola Vlad, gracias por escribir. Claro que te publico el comentario. No me ha llamado nadie. Y no sé si el periodista ha intervenido o no porque los que han escrito sobre la Bienal son anónimos...

Anónimo dijo...

pirulotf@hotmail.com

Anónimo dijo...

Al menos un caso de abuso de poder me consta. Con alguna indemostrable pero manifiesta connivencia judicial.
Otras cosas son comentarios de fuentes fiables: su relación con la compra de mobiliario urbano de La Laguna es el que aparece como más sólido.
Druso Nerón

Dulce Xerach dijo...

anonimo debes confundirme con otra: yo nunca he comprado mobiliario urbano para la laguna,entre otras cosas nunca fue de mi competencia