Share It

domingo, 24 de mayo de 2009

El nacionalismo español.

Como dice Josep Ramoneda en el País de hoy: " hay una correspondencia en la manera de entender las patrias y los símbolos entre los que se sienten ofendidos por unos y los abucheadores" ( lo dice en relación con los silbidos al Rey en el partido entre el Bilbao y el Barça de hace poco ), y dice también que " Nada legitima más a un nacionalista ante los suyos que la indignación del nacionalismo de signo opuesto."

Lo que aburre es que los nacionalistas españoles se consideren "mejores" que los otros nacionalistas, canarios, vascos, catalanes, etc.

Se consideran más legitimados que los demás nacionalistas, cuando no son más que eso: nacionalistas, y también radicales.

Y con esos no estoy, ni con los de aquí ni con los de allí.

Me aburre ese debate porque no es el debate, diálogo y discusión que necesitamos para salir de los problemas que tenemos en Canarias, es solo el rechazo por el rechazo.

15 comentarios:

MacNolo dijo...

Efectivamente, andar discutiendo sobre chiflidos a himnos, banderas, escudos y demás cosas similares no va a aportar solución alguna a la situación a la que nos encontramos. Eso sí, puede servir para reflexionar sobre lo que se ha hecho en estos cinco años con RTVE, si ha quedado como ejemplo de lo que se debe o no se debe hacer con las radiotelevisiones públicas. Y en cuanto al artículo, el problema fundamental es que el nacionalismo de un lado siempre se considera mejor que el de los demás.

Dulce Xerach dijo...

hola MacNolo, ¿ sabes otro problema que he detectado en este tema?

Que normalmente los nacionalistas españoles se creen que lo suyo no es nacionalismo, cuando lo es más ( porque es su nación la que manda sobre las demás en el ordenamiento jurídico ) y se ofenden cuando les dices que lo suyo es tan tan nacionalismo o incluso más que lo mío.

Y te puedo explicar el incluso más pero no sé si te aburro o si te interesa. besos

MacNolo dijo...

Una buena conversación / debate siempre interesa. El problema, Dulce, es que en cosas como ésta, lo que se ve tan claramente en el otro no se ve para nada en el propio. Suele venir dado por la creencia de que lo propio es lo genuino y lo ajeno es inventado. Es un denominador común a todos los nacionalismos, me temo, y lleva a que cierto tipo de comportamientos que del ajeno se critican, en el propio se justifican. Luego hay circunstancias singulares, en las que uno acaba viendo cómo elementos que se considerarían antitéticos acaban yendo de la manita, como pasó en cierta manifestación donde nacionalistas españoles (¿Democracia Nacional, podría ser?) y nacionalistas canarios (el CCN) acabaron compartiendo marcha. El otro día, leyendo el hilo de una discusión en otro blog, llegué a la conclusión de que al final, esto de los nacionalismos es una construcción basada en mitos y, como tales, cada cual decide cómo y cuándo creérselos, en atención a sus sentimientos personales. Uno puede sentirse más o menos español o más o menos canario o más o menos tinerfeño, etcétera, y como tal decisión es respetable. El problema se plantea cuando se pretende sentar cátedra e imponer esa perspectiva a los demás.

Dulce Xerach dijo...

Exacto, detesto a los que sientan cátedra y se quedan tan contentos en lugar de darse cuenta de que desde la transición hasta ahora el Estado de las Autonomías no ha evolucionado tan bien como sería deseable y que está en un punto crítico por la indiferencia hacia el mismo de una parte de los nacionalistas ( los españoles, en este caso ).

Parece que se quiere poner al país en una disyuntiva de tener que elegir A o B cuando creo que lo que hay que hacer es explorar soluciones distintas que permitan que todos nos sintamos algo más cómodos.

robin dijo...

El nacionalismo español siempre ha sido más cruel y sanguinario que el resto de los nacionalismos existentes en el Estado. Incluso han utilizado a los poderes públicos como cuando los GAL.

Francisco V. dijo...

Este tema se reduce a las referencias culturales que te vienen dadas, que son la identidad básica de la gente. Esto no es una cuestión accidental como pretenden desde Madrid.

Muchos ven como antagónico el que una persona tenga una identidad diferenciada, como la canaria, y el tratamiento de derecho en la igualdad que nos viene dada en la constitución. Hay diferencias palpables pero no movemos en un mismo marco leyes en igualdad legal, al menos eso se intenta.

Desde mi punto de vista este problema se reduce a que algunos pretenden hablar de nacionalismo sin identidad, o lo que es peor, desde una única identidad supranacionalista que como bien dice Dulce no es sino una mala idelogía.

Estoy totalmente de acuerdo con los comentarios de Dulce y los puntos de vista de Antonio.

Un saludo.

Dulce Xerach dijo...

Hola Francisco, gracias por tu opinión. No es una cuestión accidental, ni tampoco -creo-caprichosa, en mi caso, por ejemplo, el hecho de sentirme "mas" canaria sin por eso tener que dejarme de sentir otras cosas, se debe a la geografía y no a la historia o a la tradición.

La geografía insular, alejada, periférica y ultraperiférica condiciona mi forma de ser y mi manera de pensar, como creo que a todos nos condiciona el hecho de ser insulares, de una u otra manera, aunque lo expresemos de maneras diferentes.

un amigo dijo...

La condición humana del insular, como decía Don Domingo Pérez Minik...

Iván dijo...

Interesante debate.

Recomiendo vivamente el libro "El nacionalismo español. Esencias, memoria e instituciones", editado por Carlos Taibo. Es un análisis coral y profundo que aborda todas las cuestiones que están planteando.

un librazo, vamos.

Saludos!

Rashputin dijo...

Hola Dulce,

Vaya por delante que no soy nacionalista. Dicho esto, y con el debido respeto, considero que eso que llamas "nacionalismo canario", que intuyo que lo dirás por C.C. y N.C., principalmente, no debes compararlo ni ponerlo al nivel del nacionalismo vasco o del catalán (te perjudica -aunque reconozco que has tenido el infortunio de que "cayeron" en el mismo renglón, con lo cual no pasa desapercibido). Y esto lo digo, no sólo porque unos tengan un determinado ideal, más o menos compartible, mientras que el "nacionalismo canario" abarque desde comunistas -antiguos ICAN- hasta fachentos -actuales ATI, digo "actuales" porque son la misma cosa que eran antes-, sino principalmente porque no he leído ni un sólo estudio serio relativo a Ciencias Políticas -y he leído más de uno- que trate a ese pretendido "nacionalismo canario". En fin, consejo de amigo, ya que dices tantas cosas cuerdas, evita, en la medida de lo posible -y, reitero, es sólo un consejo- comparar cosas imcomparables, pues eso va en tu descrédito político.

Dulce Xerach dijo...

Hola Rashputin, estoy de acuerdo contigo: el nacionalismo canario no es igual que el catalán o el vasco. Es diferente.

En lo que no coincido es en tu definición de ATI, yo soy de ATI y soy de izquierdas, y tengo muchos compañeros que también lo son. Una izquierda pragmática pero izquierda al fin y al cabo.

En cuanto al nacionalismo canario, a mi no me gusta ni que se llame así, nuestro "nacionalismo" para el que no encuentro la palabra adecuada que lo defina es geográfico, insular y alejado, no tiene nada que ver con las reivindicaciones de las regiones ricas del norte de de la Península.

Canarismo suena fatal ¿ se te ocurre algo? y estoy hablando en serio.

El hecho de que no se escriba de nacionalismo ¿ es culpa del partido?
¿ no deberían escribir otros sobre nosotros? Tal vez también nosotros. Tal vez lo haga...

Ciudadano dijo...

Valiente,

Desde mi punto de vista, el patriotismo debe ser algo sólamente del ámbito privado, como la mayoría de los cultos (religión, partidos políticos y fútbol entre otros), pues no existen criterios racionales para discernir cual es bueno o malo, salvando las distancia de aquellos que atentan contra los derechos individuales. Es bueno tener claro donde acaba lo racional y empieza lo visceral

Es más la inculcación de patriotismo en las escuelas, como se hace en estados unidos, es un grave atentado contra los derechos individuales, pues, si se analiza con detalle, lo que viene a significar es que la patria esta por encima de los derechos individuales, algo que es determinadas situaciones pueden acabar en auténticos disparates contra la libertad. Otra cosa es que en EEUU lo tengan a raya por la forma que en nació el pais. Si bien el que es un culto, se demuestra, en el caso de EEUU con el hecho de su típica frase 'god blees america', símbolo del patriotismo, donde se mezcla con la religión.

En este sentido, los intentos del nacionalismo canario, de adoctrinar en la cociencia canaria (ver su ultimo congreso) adentran su patriotismo en una terreno muy peligroso. Es más la creación de un curriculum patriota canario (ver su ultimo congreso) es un claro atentado contra el derecho universal (parte de los Declaración Universal de Derechos Humanos, articulo 26.2) al pleno desarrollo de la personalidad.

Además el hecho de que el patriotismo se reduzca al ámbito privado, y haciendo primar el orden establecido con la máxima de iguales leyes para todos y todos iguales ante la ley, evita discusiones sin sentido sobre que patria es más patria, o cual estaba antes.. Discusiones que por otro lado, desvían la atención sobre lo que importa, que son los derechos de los ciudadanos.

Sólo una duda, dices "Y con esos no estoy, ni con los de aquí ni con los de allí", pero eres parte de un partido nacionalista. Que significa esa frase"

saludos

Dulce Xerach dijo...

hola ciudadano, no estoy con los nacionalistas de aquí y de allí que excluyen a los demás por pensar distinto

Ciudadano dijo...

Valiente, perdona que te contradiga, pero excluir es lo que hace CC. Sino como se explica su proclamado adoctrinamiento de la Conciencia Nacional Canaria, ¿no es esto rancio patriotismo también?

¿O ya no estas en CC?
saludos

Dulce Xerach dijo...

Lo siento Ciudadano pero discrepo: tener una idea y defenderla no significa que se excluyan las ideas de los demás. Se puede convivir en paz teniendo diferentes ideas. De eso trata la democracia ¿ no te parece?