Se ha producido un error en este gadget.

martes, 25 de marzo de 2014

Cosas que ya se pueden contar 12: continuemos con la sentencia sobre el caso mamotreto en Tenerife.

Analicemos punto por punto la sentencia.
Como abogada, una de las cosas que mas me sorprendieron de la sentencia sobre el caso mamotreto es la relativa a un error tan básico que llevaría a suspender a cualquier estudiante de derecho administrativo que lo cometiera en un hipotético examen. 
Es un error  jurídico imperdonable la imputación a parte de los acusados de la promoción de la obra, cuando todo el mundo sabe que en todo caso el promotor de una obra pública es siempre una administración pública, en este caso el Ayuntamiento, siendo ellos simples gestores materiales de decisiones que les venían dadas. 
Ese dato jurídico elemental solo se puede desconocer por negligencia, o a posta, buscando una excusa para inculpar, pues es para todo el mundo evidente que es el Municipio el que promueve la obra. Es más, incluyo podríamos decir que como mínimo hay tres administraciones que participaron: la Comunidad Autónoma y el Cabildo de Tenerife también creyeron en ese proyecto y lo impulsaron. Además de Costas del Estado.
Un Concejal, por tanto, en ningún caso pueden ser considerado jurídicamente como promotor por lo que en ningún caso debió aplicarse el código penal, artículo 319.1, basándose en tal cosa. 
El mencionado artículo 319.1 señala que "se impondrán penas de prisión de un año y seis meses a cuatro años, multa de doce a veinticuatro meses, salvo que el beneficio obtenido por el delito fuese superior a la cantidad resultante en cuyo caso la multa será del tanto al triplo del montante de dicho beneficio, e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a cuatro años, a los promotores, constructores o técnicos directores que lleven a cabo obras de urbanización, construcción o edificación no autorizables en suelos destinados a viales, zonas verdes, bienes de dominio público o lugares que tengan legal o administrativamente reconocido su valor paisajístico, ecológico, artístico, histórico o cultural, o por los mismos motivos hayan sido considerados de especial protección."
*¿Por qué escribo sobre las Teresitas? Muchos amigos me han dicho que es mejor que no diga nada, que van a ir contra mí, que al final para qué sirve, que pase, que yo ya no estoy en política, que no tengo por qué implicarme. No es la primera vez que reflexiono sobre algo así. Y cada vez que lo hago, y tengo dudas, vuelvo a una frase de Gandhi:

"lo más atróz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena"

Todos callamos algo porque no queremos problemas, ni hacer de Juana de Arco, ni que nos quemen en la hoguera, ni que nos aparten o nos retiren el saludo, ni perder el empleo.... Todos callamos y aguantamos demasiadas  cosas tal vez. Pero a veces -como hoy- sentimos la valentía de no callar y dar libremente una opinión a pesar  del régimen de terror que algunos intentan imponer -a base de amenazas- a nuestro alrededor. 

5 comentarios:

Funcionario municipal dijo...

Callamos por miedo, Dulce, por miedo. Felipe Campos ha impuesto un régimen de terror en la gerencia de urbanismo, y todo el mundo calla: el alcalde calla, los funcionarios, callan, la oposición calla, nadie se atreve. Creo que lo más parecido en la historia es la época del terror de Robespierre en Francia.

Gracias por no callarte.

Administrativista dijo...

Lo que tendríamos que preguntarnos todos es ¿qué ha pasado en nuestro país para que el sistema judicial cometa errores tan básicos y a la vez tan grandes?¿por qué hemos llegado a esta situación?¿ha sido siempre así?Realmente no lo entiendo.

La peor pregunta es pensar en si ¿tiene esto solución? y temblar de temor porque la respuesta es probablemente no por ahora al menos. Ojalá las instancias superiores demuestren más sabiduría y rigor.

Tinerfeño dijo...

La comparación entre Felipe Campos y el Terror de Robespierre es lo mejor y más exacto que he oído en años. Gracias funcionario municipal, y mucho ánimo, debe ser difícil estar ahí.

Manuel L L dijo...

¿En Serio? Dulce, no puedo creer que lo que digas sea verdad ¿realmente acusaron a los concejales por ser los "promotores"? Si es así tienes razón. Cualquiera en primero de Derecho suspendería.

Neon Púrpura dijo...

Lo que no entiendo yo es por qué quieren tirar ahora el mamotreto ese si dicen que total luego no se va a ver y que quedará todo integrado en el paisaje. De verdad que no entiendo nada de nada.