Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 21 de febrero de 2010

4.-Plan estratégico de Tenerife. Mi tesis es que el plan se quedó a medias en su ejecución. Explicaré el por qué.

Ahora estamos en 2010. Un ensayo sobre como ha ido este plan a lo largo de los años en que se ha venido implementando,  que  consiste en la redacción de un trabajo personal, en forma de ensayo, a partir del mantenimiento de una opinión. Para mi, que participé activamente en la dirección del Plan es difícil, así que puede que este ensayo resulte demasiado subjetivo. Intentaré que no lo sea. Realmente para mi es una oportunidad poder reflexionar de manera digamos que “más académica” y con menos corazón sobre el por qué de lo que pasó después.

Mi tesis es que el Plan se quedó a medias en su ejecución.

Mi hipótesis es que se quedó a medias porque se frenó intencionadamente desde la Institución que lo había puesto en marcha ( donde no hubo cambio político pero sí de personas) y el sector cultural no tuvo la visión de lo que tenía que hacer, ni la sensación de tener el poder suficiente para evitar este freno al camino marcado por el plan.

Aunque el plan fue formalmente aprobado en mayo de 2002 podemos decir que desde 1999 ,cuando las primeras ideas comenzaron a estar claras en las cabezas de todos los que participamos, decidimos, por sectores, empezar a poner en marcha políticas que no tenían discusión, que eran urgentes y que no podían esperar a la definición total del Plan. Y entre 1999 y 2003 estas políticas y el resto del plan que se fue aprobando por sectores fue poniendose en marcha a través de planes operativos y proyectos concretos

Fueron unos excelentes años de desarrollo cultural en la isla, con un nivel de participación altísimo en todos los sentidos, en los que se tomaron decisiones que, a pesar de lo que ocurrió a continuación, no han sido frenadas del todo

Fue, ahora lo veo, una decisión estratégica: no esperar al final de todo el Plan, sino comenzar por lo que todos sabíamos que estábamos de acuerdo que había que hacer. Lo que nos permitió, además, ir evaluando en un continuo lo que estabamos pensando y lo que estábamos haciendo.

Lo que pasó después es que el Plan se abandonó -no sé por qué- por las nuevas personas encargadas de liderar el proceso. No fue algo automático, fue paulatino, casi no se notaba, por eso –supongo-el sector no reaccionó hasta que ya era demasiado tarde para reaccionar.

En 1998 partimos de la misma base que se estaba discutiendo entonces en Barcelona: La dimensión cultural como eje estratégico básico para afrontar los problemas contemporáneos de la sociedad. A la vista de los cambios permanentes y del momento clave que estábamos viviendo de gran expansión y posibilidades económicas, la estrategia de transformación de Tenerife y de Canarias debía ser eminentemente cultural. 

7 comentarios:

Olga Martín dijo...

Reconociendo que te inspiraste en Barcelona das más dignidad todavía al plan, y también al análisis que estás haciendo. Me muero por saber más.

Tomascopolo dijo...

Gracias Dulce, molestarse en hacer un balance sobre una política cultural, y en este caso sobre un Plan estratégico de la cultura no es habitual.Al menos en Canarias.Es un placer tenerte como política que nos representa.No deberías dejar la política porque será difícil encontrar a alguien con conocimientos tan globales sobre Cultura.Y creo que un perfil como el tuyo era altamente necesario en el Parlamento de Canarias.

Pablo Isla dijo...

Siempre hay que intentar mirar el lado bueno de las cosas, como dice Lorena Moro en su libro Gestión
actual de una ONG: "Una forma idónea para transformar la realidad es comenzar por ponerla
en evidencia."

Por lo cual considero que mostrar lo que sucede pude significar un punto de partida para modificar lo injusto y ser una medida para clarificar la gestión y esto no solo sirve para las Administraciones Públicas, sino también para el Tercer Sector y el sector Privado y eso Dulce es lo que estás haciendo con este análisis que parece comenzar mostrando eso: la evidencia de lo que ha sucedido durante estos años, desde el 2002 hasta el 2010 con el Plan estratégico de Cultura para el sector cultural.

Dulce Xerach dijo...

Pablo me encanta eso que dice que comenta Lorena Moro en su libro Gestión actual de una ONG:

"Una forma idónea para transformar la realidad es comenzar por ponerla en evidencia."

Gracias por esa aportación, de pronto le encuentro todavía más sentido a este ensayo sobre la cultura que estoy intentando hacer. Gracias de verdad

Dulce Xerach dijo...

Es una pena que algunos te lean esta reflexión y contesten sin digerirlo primero.A veces yo también deseo hacer análisis más globales de todo esto pero tengo que esperar al final, a que termines tu reflexión.Me parece bien esto de ir publicándola por partes porque así puede uno ir digiriéndolo sin atragantarse.

Dulce Xerach dijo...

el anterior mensaje fue enviado por Juan V a mi correo personal pidiéndome que lo pusiera en el blog.

La rosa del campo dijo...

Pues a Juan decirle que tiene razón en eso: hay que leer mejor, incluso leer entre líneas y pensar en lo que queremos conseguir en Cultura para nuestras islas.