Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 10 de diciembre de 2012

ADIOS AL SILA y A LA CULTURA DE AFRICA EN TENERIFE





En los últimos años previos a la crisis vivimos en Tenerife un pequeño esplendor cultural que dio lugar a proyectos como el SILA. Un proyecto que ahora es plagiado sorprendentemente con la ayuda del propio Gobierno de Canarias que apoyó a sus creadores originales. En las últimas semanas hemos compartido contigo información sobre SILA, y la situación creada por el incumplimiento de las condiciones y objetivos por parte de parte del Gobierno de las islas.

A copiar se ha apuntado también la Fundación Farrah, de las Palmas de Gran Canaria, a pesar de saber que SILA es una marca registrada, al saltarse la legalidad modificando el nombre (“libro africano” por “letras Africanas”), pero utilizando el acrónimo de “SILA”, en una clara demostración de mala fe y de mucho más.

Es increíble ver como el poder institucional permite que siga adelante con esta  copia de una idea genuina y original que comenzó de manera muy modesta pero también muy profesional hace ya unos años, diez, para ser más exactos, cuando se celebró, apoyado por el Cabildo Insular de Tenerife el primer encuentro de editores en Canarias, a propuesta de Antonio Vizcaya y Angeles Alonso, y que ahora, en muy poco tiempo, se ha convertido en referente de cultura para nuestro Archipiélago y también fuera de nuestras fronteras.

La labor de esos 10 años quedará para siempre pase lo que pase ahora. Como quedó para siempre la labor de Gaceta de Arte, a pesar de que su historia fue truncada por la Guerra Civil.

SILA, es un proyecto cultural y empresarial que se configuró como una herramienta dispuesta a ser utilizada en pro de la diversidad cultural y la bibliodiversidad, que acerca Canarias a Africa, su vecino natural.


SILA es una buena idea que nació en la isla de Tenerife y que ahora alguien quiere
robar.

Este no es como otros proyectos culturales una idea que se hunde con la crisis. 
Con el SILA ocurren otras cosas más complejas y profundas, siempre presentes
 en lo profundo y complejo de nuestro Archipiélago. Considero que lo que está
 pasando es un atropello y que quien puede pararlo aún está a tiempo y
 podría hacerlo si quisiera. Pero tal vez no quiere o no se da
cuenta de lo que está pasando. 



jueves, 6 de diciembre de 2012

Valentina Glez Wohlers tunea un sillón rococó mezclando culturas




Dicen que las espinas son falsas pero yo me lo pensaría un poco y tocaría con cuidado antes de sentarme. 
 
Plácidamente recostada en las Prickly Pair Chairs es su diseñadora, la mejicana afincada en Londres Valentina Glez Wohlers disfruta de su momento como emprendedora.

Estas son sillas cactus que nacen de la mezcla de culturas, siendo el cactus un icono de la cultura mejicana y el modelo de silla Luis XV, originaria del periodo Rococó, un referente en su época.

¿venderá mucho valentina?

miércoles, 28 de noviembre de 2012

La empresaria Lily Vanilli y la innovación en sus pasteles londinenses


Me encanta su modernidad. Y su creatividad y buen gusto. Lily Vanilli es una joven pastelera londinense y autodidacta que prepara sus dulces creaciones inspirándose en el pop art de los años 50 y 60. Desde su pequeño taller en la capital británica ha preparado tartas para Elton John, Alexander McQueen o el Victoria&Albert Museum.

Lily




sábado, 10 de noviembre de 2012

Susan George y tu activismo para cambiar el curso de la lucha de clases donde ahora ganan los ricos



La filósofa avisa de que "lo importante no es el coche oficial de los políticos, sino que el Estado gobierne para el mercado"



(del periodista PACO CERDÀ.)  Decir de Susan George que es una activista y pensadora es empequeñecer la figura de esta combativa estadounidense de 78 años afincada en Paris. Ejerce como presidenta de honor de ATTAC, la Asociación para la Tasación de las Transacciones Financieras y la Ayuda a la Ciudadanía. Y su ensayo El Informe Lugano, en el que imagina un terrorífico escenario ecológico, económico, laboral y social hacia el que abocaba el capitalismo del siglo XXI constituye una biblia para los movimientos sociales y el anticapitalismo. La pensadora, que acaba de realizar una visita a España, no se anda con rodeos y alerta: "La democracia está en peligro ante el ataque de ´la clase de Davos´: una clase transnacional desvinculada de la suerte del resto de la sociedad y compuesta por las altas finanzas, las empresas transnacionales y algunos gobiernos que consideran que la democracia es demasiado lenta".
Usted denuncia el "austericidio" de Europa.
-Es que la actual política de austeridad, en particular en Grecia y España, es inaceptable. Es inaceptable que la mitad de jóvenes españoles no tenga trabajo. ¿Para quién se gobierna? Porque ésa es la gran cuestión en democracia. Las constituciones de Estados Unidos, Francia „y me imagino que también la de España„ subrayan que el pueblo es soberano. Pero con este principio de austeridad aprobado por Europa, ¿se gobierna para la gente o para los mercados financieros?
-¿Cree entonces que el pueblo ya no es soberano?
-El pueblo está deviniendo cada vez menos soberano. Y con el Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza de la UE se está robando no sólo el poder a los ciudadanos, sino también a los representantes de los ciudadanos. Por tanto, ni tenemos democracia directa, ni democracia representativa.
-Pero apenas reaccionamos
-Está el frente de los indignados y algunos huelguistas. Pero la última huelga en España no ha tenido éxito. Y pienso que es porque la gente tiene miedo de perder su trabajo. Yo comprendo ese miedo, porque el miedo es la disciplina de una sociedad capitalista, que usa el miedo individual para disciplinar y calmar la población con el objetivo de que acepte lo que le digan. De hecho, creo que los griegos y los españoles son como ratas de laboratorio para ver qué nivel de castigo y sufrimiento puede ser aceptado por esta sociedad sin que la gente se rebele. Eso puede alentar al fascismo.
-¿Considera que la extrema derecha saldrá reforzada?
-Es el paradigma clásico que ya vimos en los años 20 y 30: el poder de la extrema derecha. Pienso que es normal. ¿Hacia dónde se volverán las personas sin formación? Mirarán al vecino, al inmigrante que tienen al lado€ Desgraciadamente, es una reacción que ya hemos visto y para la que hemos de estar preparados.
-Con la crisis, la población española ha redoblado sus críticas contra los sueldos y privilegios de los políticos. ¿Eso es desviar la atención de lo importante?
-¡Pero si son los banqueros a los que deberían criticar! La actual crisis es la continuación de lo que ocurrió en 2007 y 2008 por culpa de los banqueros y, en España, de la burbuja inmobiliaria, que al final también era culpa de los bancos por dar préstamos imprudentes y alimentar esta burbuja. Sin embargo, cuando estalló la burbuja, fue el Estado el que asumió la deuda privada. La deuda pública de España era muy moderada cuando estalló la crisis. Sin déficit y con el 50 % de deuda pública, cuando se permitía tener hasta el 60 %. ¡Estabais perfectos, mejor que Alemania! Pero el Estado cargó con la deuda de los bancos. Y ha gastado muchísimo dinero para capitalizar y salvar los mismos bancos que habían causado el problema. Por eso la deuda pública aumentó muy rápidamente. Es una respuesta muy larga a la pregunta, pero no es el coche oficial de los políticos lo importante, sino que el Estado gobierna para los mercados financieros y no para el pueblo. Se ha castigado a los inocentes y los culpables han sido recompensados.
-¿Y, ante ello, qué pueden hacer los ciudadanos españoles?
-Unirse. Unirse los estudiantes, los parados, los jubilados, los trabajadores, los sindicalistas, los agricultores€ Todo el mundo ha de unirse contra esta realidad. Porque la clase de Davos, que es la que gobierna por ellos, está muy unida.
-En Pakistán, una niña que quería estudiar ha sido víctima de un atentado que casi le arranca la vida. ¿El mundo está loco?
-No, el mundo no está loco. El mundo musulmán de los talibanes es sexista, machista y tiene un miedo terrible a la mujer, a la sexualidad de la mujer y al poder de la mujer. Y cuando ellos tienen el poder, lo utilizan para oprimir a las mujeres. Puede llamársele locura, pero responde al interés de los hombres por coartar la sexualidad femenina.
-Si Karl Marx resucitara y viera esta Europa, ¿qué pensaría?
-Él pensaría que la guerra de clases está acabando y que los ricos la están ganando. De eso trata mi próximo libro, que publicará Planeta en España en febrero y que se titulará El Informe Lugano 2. Cómo ganar la guerra de clases. El subtítulo procede de una frase de Warren Buffet, la tercera fortuna del mundo, que escribió: "Hay una guerra de clases, pero es mi clase, la de los ricos, la que está haciendo la guerra, y la estamos ganando".
-Es cierto.
-¡Claro! Y por eso hay que unirse y no dejarse perder. Porque en juego está la democracia y todo lo que hemos hecho desde el siglo XVIII. Todo aquello que los europeos hemos hecho desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Todo lo que los españoles han hecho desde el final del franquismo.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Julia Hobsbawm y las mujeres en las Business Schools



Este artículo del Financial Times sobre Julia Hobsbawn, escrito por Charlotte Clarke resulta muy interesante para todas las mujeres que de una u otra manera estamos intentando que las mujeres en el mundo de los negocios no sean vistas como algo raro sino como algo que mejora el panorama.



*FT Copyrigth


Julia Hobsbawn  

Julia Hobsbawm is the founder of Editorial Intelligence, a knowledge networking business, and an honorary visiting professor in networking at City University Cass Business School, London. Having joined Cass in 2012, Ms Hobsbawm aims to promote the importance of intellectual curiosity and face-to-face connections to a business and its employees.
Ms Hobsbawm writes, teaches and gives speeches on a number of topics including entrepreneurship, women in business and work/life balance. She is also the author of several books, including The Power of the Commentariat.

In her spare time, Ms Hobsbawm enjoys reading fiction and walking with family and friends.

1. Who are your business heroes?
The publisher Carmen Callil who founded Virago Press was my first business heroine. She created a market out of something she was passionate and knowledgeable about. She was also a founder of The Groucho Club, which I still belong to and which is innovating in a fresh and profitable way to this day.
My great-cousin Gretl Lenz came to this country as an émigrée and started her own fashion business in the 1950s. When I was a child she would point her finger at me and say in her thick Austrian accent: “I am putting my money on you”, which was the biggest confidence boost and one I needed.

2. When did you know you wanted to teach?
After seven years running a networking business it has become clear that professionals need to be taught actual skills both in how to manage relationships and how to curate the right knowledge on a daily basis.

3. What do you enjoy most about your job?
There is huge scope for fresh research around social network analysis in the actual workplace and my clients and students are really enthusiastic about helping to build up a longitudinal picture of how modern networking actually works. I hope that this will be important for making a lasting impact on our understanding of not just social networks but also of professional networks.

3. What academic achievement are you most proud of?
When I completed my inaugural lecture at Cass I felt thrilled that something I have been interested in for years – the business of networking – could perhaps reach a wider audience.

4. What is your biggest lesson learnt?
Mistakes are the essence of progress. Constant learning is the driver of success.

5. What is the worst job you have ever had?
Being a barmaid in my late teens. The cramped workspace, the sloshing beer . . . the memories linger! I was awful at it and have hated pubs ever since. A close second was selling spectacle lens cleaner with live demonstrations in department stores to indifferent customers at weekends.

6. What advice would you give to women in business?
Trust yourself. Assert yourself without aggression. Always help other people. Find role models and make yourself known to them: if they help you they will stay role models. If they don’t, get another role model! I would also say to anyone in business: feel productive and learn how to prioritise and when to stop and reflect; overwork and stress do not make good business.

7. How do you deal with male-dominated environments?
I read the poem And Still I Rise by Maya Angelou if I ever doubt what I am capable of and no obstacle seems problematic. I like working with women and men and don’t regard either as being “better” than the other.

8. What is the last book you read?
For business and teaching: Networks, Crowds & Markets: Reasoning about a Highly Connected World – an incredibly accessible textbook by David Easley and Jon Kleinberg. For pleasure: The Baroness: The Search for Nica, the Rebellious Rothschild by Hannah Rothschild.

9. What is your favourite business book?
The Four-Hour Work Week by Tim Ferris is a favourite, as is Switch: How to Change Things When Change is Hard by Chip and Dan Heath.

10. If you could do it all again, what would you do differently?
I would have done a degree and I would have gone to business school. But I would not have done a business plan: I think they are overrated compared with just getting on with it and finding and adapting to your market as you go.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Dulce Xerach: JET SETTER y su forma de vender turismo

Dulce Xerach: JET SETTER y su forma de vender turismo: Jet setter

JET SETTER y su forma de vender turismo

Jet setter es una web de viajes fabulosa que nos descubre los mejores lugares del mundo con una visión nueva de lo que es el lujo real: el tiempo, el aire, la vida sana y feliz, etc.

La forma en que lo hacen y por qué lo hacen es sorprendente en el mundo de los negocios y el turismo de hoy.


Dando importancia a pasear de nuevo en una playa tropical, a hacer Zipping por una pendiente nevada, a  exploración un nuevo barrio de alguna capital de moda. Con un equipo que no hay nada que prefiera hacer con su tiempo libre que viajar, y adivinan que sus posibles clientes sienten lo mismo. 

Dicen que por todo eso fundaron Jetsetter: o sea, son una comunidad de viajeros que ofrece a sus miembros acceso a información privilegiada, conocimiento experto y ofertas exclusivas sobre grandes vacaciones del mundo: lo que significa que sólo recomiendan lugares en que han estado,les encantó y volverían de nuevo. Todo lo demás se deja de lado. Es una opción por la excelencia como empresa que me parece fascinante en el mundo de hoy: no es el precio, sino la experiencia lo que se premia.

A modo de ejemplo este hotel de París, el hotel LE BELLECHASSE:


lunes, 22 de octubre de 2012

¿No están cabreados?


Pues innoven...


Tom Peters arrancaba así su libro “Re-Imagina!” en el año 2003.
…Siento la necesidad de ponerme a escribir este libro porque estoy cabreado. Ocurre que todo tipo de innovación procede, no de estudios de mercado, o de grupos perfectamente formados, sino de personas cabreadas.”

Personas cabreadas o frustradas o decepcionadas o convencidas de que su talento está siendo malgastado en proyectos, entornos o culturas de empresa absurdas o perversas.

Personas que se niegan a dejar caer las manos, o a resignarse, o a dejar que otros sigan tomando decisiones por ellos, o simplemente a echarle la culpa a los políticos.

Personas que pelean, que se apasionan, que superan las frustraciones, que se dan con generosidad como su mejor arma para luchar contra las miserias que nos impone la realidad y el día a día.

Personas que comparten. Reflexiones, visiones, ilusiones, ideas, frustraciones, preguntas, respuestas, sueños, enlaces, presentaciones, fotos, vídeos, posts.

Personas que no creen que se cambie nada en base a iniciativas… Estas son para aquellos que quieren nadar y guardar la ropa. La transformación viene como una avalancha de pasión que persigue incansable a una visión más o menos definida, y que en el mismo proceso la desarrolla y la evoluciona.

Personas que se arriesgan, que se crean a sí mismos como profesionales, se recrean, se reinventan constantemente y así influyen en la transformación de su entorno. En esa reinvención radica su poder y por eso no son permeables a la intoxicación.

Personas que se exponen transparentemente a sus compañeros, sus jefes, su entorno, sus amigos, sus familiares, seguros y convencidos de que su valor radica en su capacidad de crear y de innovar, y no en escalafones, jerarquías, cargos o presupuestos.

Personas que se crecen en la dificultad, para las que las crisis son la mejor oportunidad de que se muevan barreras, se destapen talentos, se abra el juego para los menos poderosos, se caigan las barreras de entrada, las barreras de cambio y se nos aplane el campo de juego a todos como plantea Friedmann.

Personas convencidas de la fuerza de la comunidad, del poder que nos da el sumar todos nuestros esfuerzos individuales, y sabernos apoyados, con una red de contactos, conocimientos, influencias, seguridad.

Yo también escribo esto porque estoy cabreado, pero al mismo tiempo, estoy convencido de que el tsunami creativo e innovador que se está formando, y del que soy una gota más, es imparable y que estas pequeñas, pero constantes muestras de ese empuje, van creando un movimiento poco perceptible de momento, pero con un potencial de transformación inmensa…

Si, estoy muy cabreado!

(no sé quien escribió esto primero pero me sumo a casi casi todas las palabras de este post.... como si fueran mías).

martes, 25 de septiembre de 2012

Africa: como estás cambiando.


Africa in Flux: 

How Urbanization and Digital Technology are Changing a Continent


  Kampala, Ungada (photo: Future Atlas/Flickr )
Rapid urbanization and mobile phones are converging to drive major changes in Africa. With the continent poised to become primarily urban and with mobile penetration passing 80 percent in many countries, Africans are now consuming their media primarily via their phones. This, according to a fascinating study published last week, has "major implications for cities, politics, and civil society" in the continent.
Commissioned by the Center for International Media Assistance (CIMA) and the National Endowment for Democracy (NED),Bigger Cities, Smaller Screens: Urbanization, Mobile Phones, and Digital Media Trends in Africa is written by media analyst Adam Clayton Powell III. Basing most of his information on primary research, interviews and United Nations reports, Clayton Powell outlines the nature of the changes and Africa is undergoing and explains how these changes are affecting every aspect of society. Many of the shifts he describes are counter-intuitive to a casual Africa watcher.
By 2020, for example, the sub Saharan region will be dotted with mega cities. Lagos will surpass Cairo, which currently has a population of 12.5 million, as the continent's most populous city. The middle class is already larger than India's, which has roughly the same population as Africa at 1 billion. With the cost of mobile phones and calling rates declining rapidly, hand held devices have become extremely common. In many countries, mobile penetration tops 80 percent — even where the majority of people live on $1 per day. "Access to information," says one of the people quoted in this report, "has become as vital as water and electricity." Media consumption used to be for the urban elite, but now the poorest of the poor living in remote areas can access a wide variety of news sources via inexpensive mobile phones.
"The convergence of African urbanization, technological change and digital media are driving major changes. Perhaps most dramatic, cellphones and other mobile devices, already in widespread use, could become a nearly universal platform, not only for telephony but also for audio and video information and entertainment: Guy Berger, UNESCO’s director of freedom of expression and media development and a former newspaper editor and leader of the South African National Editors Forum, predicted that mobile devices will surpass broadcast receivers as the continent’s primary medium."
Clayton Powell quotes Gabrielle Gauthey, executive vice president of Alcatel Lucent, who says,
“In 2000, you had about five million mobile phones in Africa,” Gauthey said. “Today, we have about 500 million. In 2015, we expect it to be 800 million. Already, 20 to 30 percent of these phones are Internet enabled. In 2015, it will be 80 percent.”
He goes on to cite several compelling examples of the ways in which technological innovation is having a profound effect on the quality of life for ordinary Africans.
In rural Uganda, teachers are distributing Kindles loaded with books written by local authors and analysts to their students. Not only do Kindles make it easy to access books that are sold only in cities, but they last for a week with only a single electrical charge — a huge boon where there is no regular or easy access to electricity.
In Nigeria, Voice of America (VOA) has piloted a program that offers free medical advice in response to symptoms described by users via voice or text.
Audiences that used to consume audio programs on radio or television are now accessing them via their mobile phones, says Steve Ferri, web director of VOA Africa.
“Africans are listening to their phones for 20-minute programs,” said Ferri. “No one in America would do this. You really have to walk away from your American media experience.”
Google and its subsidiary YouTube are offering customized news services, with local universities establishing their own channels to broadcast lectures that allow students to complete their degrees remotely, accessing their "classes" via their mobile phones. In Sudan, the national radio service "...used mobile technology as a tool to measure and engage with its listeners."
More hard evidence that mobile phones are now essential in Africa: In 2010 VOA noted larger demand for its content via mobile phones than via computers.
The keys to our understanding of Africa are outdated, writes Clayton Powell; our perceptions are misleading because they are skewed by stereotypes and incorrect information. Africa is an innovation driven, urbanizing continent with a population that is on the move — from village to city and from poverty to the lower rungs of the middle class. And technology — particularly mobile technology — is playing an enormous role in driving this change.
The major drawback to this otherwise excellent study is the noticeable emphasis placed on U.S. sources — particularly Voice of America. It would have been good to hear more from local news and information content creators. Some information about how new technology has been used to negative effect would also have been a welcome addition to what feels like an overly positive assessment of the situation in a region that certainly has its share of troubles. But overall this is an informative, highly recommended study on a region that should be covered more thoroughly — particularly by U.S. media outlets.

Copyright techpresident, BY LISA GOLDMAN | Monday, September 24 2012.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Escrito en 1970, como si fuera hoy en España, pero en Suecia...


Lennart Kollberg no sabía qué hacer. Le habían encargado una misión que se le antojaba inútil e incómoda, y en cambio no se le pasó por la imaginación que pudiera resultar difícil.
Tenía que encontrar a dos personas para hablar con ellas, y luego no sabía qué más tenía que ocurrir.Poco antes de las diez abandonó la comisaría de la zona Sur, en Västberga, donde reinaba una gran tranquilidad, debida en gran parte a la escasez de personal. En cambio, no escaseaba el trabajo, ya que brotaba por doquier toda clase de delitos en aquel hervidero desordenado que habían dado en llamar la sociedad de bienestar.Las razones de que aquello funcionara de esta manera permanecían ocultas, al menos para quienes estaban metidos de lleno en la problemática social y para los expertos que tenían la delicada misión de conseguir que aquella sociedad funcionara prácticamente exenta de fricciones.Tras su fachada de metrópoli espectacular y bajo su aspecto pulido y moderno, Estocolmo era una jungla de asfalto en la que campaban por sus respetos la droga y la perversión; en la que ciertos usureros, desprovistos de toda forma de conciencia, podían ganar fortunas dentro de la más absoluta legalidad con la pornografía en sus formas más abominables y aberrantes; en la que los delincuentes profesionales no sólo eran más numerosos cada día, sino que cada día estaban mejor organizados; y en la que, para colmo de males y con especial incidencia entre los ancianos, se estaba llegando a un proletariado próximo a la indigencia.La inflación había elevado el índice de precios a uno de los máximos niveles mundiales, y las últimas investigaciones daban a entender que muchos jubilados se veían forzados a alimentarse de comida para perros y gatos con tal de subsistir.El creciente alcoholismo y la ascendiente oleada de delincuencia juvenil eran fenómenos que ya no sorprendían a nadie excepto a los responsables de la administración pública y en círculos gubernamentales.En fin: Estocolmo.No quedaba gran cosa de la ciudad en la que Kollberg había nacido y crecido. Las excavadoras de los especuladores del suelo y los tractores oruga de los llamados expertos en tráfico urbano, habían convertido la mayor parte de los sólidos edificios antiguos en un desierto, y sólo habían dejado en pie alguna que otra muestra de especial interés cultural que, en realidad, quedaba patéticamente aislada. Todo ello, además, con la bendición de las autoridades de planificación urbanística. La personalidad de la ciudad, el ambiente y el estilo de vida habían desaparecido o, mejor más abominables y aberrantes; en la que los delincuentes profesionales no sólo eran más numerosos cada día, sino que cada día estaban mejor organizados; y en la que, para colmo de males y con especial incidencia entre los ancianos, se estaba llegando a un proletariado próximo a la indigencia.La inflación había elevado el índice de precios a uno de los máximos niveles mundiales, y las últimas investigaciones daban a entender que muchos jubilados se veían forzados a alimentarse de comida para perros y gatos con tal de subsistir.El creciente alcoholismo y la ascendiente oleada de delincuencia juvenil eran fenómenos que ya no sorprendían a nadie excepto a los responsables de la administración pública y en círculos gubernamentales.En fin: Estocolmo.No quedaba gran cosa de la ciudad en la que Kollberg había nacido y crecido. Las excavadoras de los especuladores del suelo y los tractores oruga de los llamados expertos en tráfico urbano, habían convertido la mayor parte de los sólidos edificios antiguos en un desierto, y sólo habían dejado en pie alguna que otra muestra de especial interés cultural que, en realidad, quedaba patéticamente aislada. Todo ello, además, con la bendición de las autoridades de planificación urbanística. La personalidad de la ciudad, el ambiente y el estilo de vida habían desaparecido o, mejor profesionales no sólo eran más numerosos cada día, sino que cada día estaban mejor organizados; y en la que, para colmo de males y con especial incidencia entre los ancianos, se estaba llegando a un proletariado próximo a la indigencia.La inflación había elevado el índice de precios a uno de los máximos niveles mundiales, y las últimas investigaciones daban a entender que muchos jubilados se veían forzados a alimentarse de comida para perros y gatos con tal de subsistir.El creciente alcoholismo y la ascendiente oleada de delincuencia juvenil eran fenómenos que ya no sorprendían a nadie excepto a los responsables de la administración pública y en círculos gubernamentales.En fin: Estocolmo.No quedaba gran cosa de la ciudad en la que Kollberg había nacido y crecido. Las excavadoras de los especuladores del suelo y los tractores oruga de los llamados expertos en tráfico urbano, habían convertido la mayor parte de los sólidos edificios antiguos en un desierto, y sólo habían dejado en pie alguna que otra muestra de especial interés cultural que, en realidad, quedaba patéticamente aislada. Todo ello, además, con la bendición de las autoridades de planificación urbanística. La personalidad de la ciudad, el ambiente y el estilo de vida habían desaparecido o, mejor dicho, habían cambiado y eso era ya irremediable.Por su parte, la maquinaria policial chirriaba por exceso de trabajo, un poco por falta de personal y otro poco por otras razones. No era cuestión de tener más policías, sino policías mejor preparados, pero de ese asunto no se preocupaba nadie.Lennart Kollberg andaba pensando en estas cosas mientras buscaba la zona residencial que administraba Hampus Broberg. Estaba hacia el sur, en un terreno que había sido agrícola cuando Kollberg era joven, y adonde iba de excursión de niño, con la escuela. Se parecía demasiado a otras zonas en las que se especulaba con la vivienda. Era un grupo aislado de edificios altos, construidos con precipitación y de cualquier manera, cuyo único objeto era proporcionar a su propietario las mayores ganancias posibles, mientras el aburrimiento y la desgana se iban apoderando poco a poco de los pobres desgraciados que no tenían otro remedio que vivir allí. Dado que la escasez de viviendas llevaba años en la misma situación, mantenida artificialmente, incluso aquellos pisos andaban muy buscados, y los alquileres alcanzaban cifras astronómicas.La oficina inmobiliaria se hallaba enclavada en los locales mejor acondicionados y acabados de aquellos edificios, pero incluso allí la humedad se había ido colando a través de los muros y había hinchado los marcos de las puertas, que ya se estaban separando de las paredes.

* De la novela Asesinato en el Savoy, de Maj Sjowall y Per Wahloo.



martes, 28 de agosto de 2012

Moral País




A veces un país desmoralizado puede dejar de estarlo. Una muestra de ello es la presencia de España en la Bienal de Arquitectura de Venecia, el acontecimiento más importante del mundo en esta materia, y donde hemos presentado un pabellón optimista, competente y lleno de energía y vitalidad. Creo que si hiciéramos más caso a nuestra aptitud (con una actitud más positiva) y menos a los mercados nos iría mejor.

domingo, 26 de agosto de 2012

Una bofetada educadísima...


Bofetada educadísima de Brasil al mundo.

Durante un debate en una universidad de Estados Unidos, le preguntaron al ex gobernador del Distrito Federal y actual Ministro de Educación de Brasil, CRISTOVÃO CHICO BUARQUE, qué pensaba sobre la internacionalización de la Amazonia. Un estadounidense en las Naciones Unidas introdujo su pregunta, diciendo que esperaba la respuesta de un humanista y no de un brasileño.
Ésta fue la respuesta del Sr. Cristóvão Buarque:
Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonia. Por más que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, él es nuestro.

Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su internacionalización, como también de todo lo demás, que es de suma importancia para la humanidad.
Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos también las reservas de petróleo del mundo entero.
El petróleo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de eso, los dueños de las reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio.
De la misma forma, el capital financiero de los países ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonia es una reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales.

No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación.

También, antes que la Amazonia, me gustaría ver la internacionalización de los grandes museos del mundo. El Louvre no debe pertenecer solo a Francia. Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio cultural, como es el patrimonio natural amazónico, sea manipulado y destruido por el sólo placer de un propietario o de un país.
No hace mucho tiempo, un millonario japonés decidió enterrar, junto con él, un cuadro de un gran maestro. Ese cuadro tendría que haber sido internacionalizado.
Durante este encuentro, las Naciones Unidas están realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de países tuvieron dificultades para participar, debido a situaciones desagradables surgidas en la frontera de los EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las Naciones Unidas, debe ser internacionalizada. Por lo menos Manhatan debería pertenecer a toda la humanidad.
De la misma forma que París, Venecia, Roma, Londres, Río de Janeiro, Brasilia… cada ciudad, con su belleza específica, su historia del mundo, debería pertenecer al mundo entero.
Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños, internacionalicemos todos los arsenales nucleares. Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.

En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda. 
Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela. Internacionalicemos a los niños, tratándolos a todos ellos sin importar el país donde nacieron, como patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho más de lo que se merece la Amazonia. Cuando los dirigentes traten a los niños pobres del mundo como Patrimonio de la Humanidad, no permitirán que trabajen cuando deberían estudiar; que mueran cuando deberían vivir.

Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonia, sea nuestra. ¡Solamente nuestra!
NOTA: Este artículo fue publicado en el NEW YORK TIMES, WASHINGTON POST, USA TODAY y en los diarios de mayor tirada de EUROPA y JAPÓN.