Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 9 de octubre de 2011

La tristeza de un año sin Adán



Sin consuelo. 
Un año triste y sin consuelo. 
Sin palabras. Sin capacidad para el duelo. 
Solo pena. 
Solo ganas de huir, huir, y huir de esa realidad tan real. Tan cruel.


Hace un año a estas horas aún estaba vivo, 
respiraba con tanta dificultad, 
sabíamos que se estaba muriendo pero aún estaba allí, 
entre nosotros.
Cuanto dolor.


Ahora es un amigo que no está,  un amigo al que me gustaría poder decirle que vuelva, que tenemos que hablar de muchas cosas y de muchas ideas.


A veces me alegra saber que no está viendo como está Canarias hoy y sus problemas,
A veces me alegro porque le conocí y aprendí de él como maestro.
A veces, caminando hacia el futuro me siento fuerte, porque gracias a él aprendí tanto, ese es mi consuelo.


Pero a veces, como hoy, solo hay pena. Solo tristeza y rabia.


Me enredan sus recuerdos. Como le echo de menos. 
¿Que hacer con el alma cuando se te va un amigo del alma? 


No puedo olvidar. No quiero olvidarle. 


Tampoco puedo perdonar. Aún no.







14 comentarios:

Una ciudadana que te votó dijo...

Murió demasiado pronto. Mucha gente que creía en él también le echa de menos, esta tierra le necesitaba todavía.

Anónimo dijo...

Animo, acabo de verlo en Twitter. También he perdido hace tiempo a una persona muy querida y aún me duelen todos los huesos del cuerpo. Es como si me hubieran pegado un hachazo.

Además en el caso de Adán perdemos todos los canarios.

Anónimo dijo...

Además algunos que están vivos están más muertos que Adán, cuyas ideas siguen ahí, vigentes, más que nunca. Animo, tu tuviste suerte de estar cerca, ahora deberías seguir sus enseñanzas.Considéralo un deber para con esta tierra sedienta de ideas realistas y al mismo tiempo de la energía correcta y rigurosa para llevarlas adelante.No olvides que Adán lo intentaría si pudiera.

Trabajador insular dijo...

No se tu pero yo sigo buscando ese buen jefe que tuve la suerte de conocer en la mejor época profesional de mi vida en el cabildo cuando Don Adan era Presidente. El mejor presidente que ha tenido esta isla.

Susana dijo...

Tienes que superarlo.

Ramon G R dijo...

De un tiempo a esta parte he sentido la necesidad de pensar en los políticos como personas y estoy aprendiendo a distinguir entre unos y otros. El caso de Adan Martin es de los políticos que han aportado y sumado siempre dando lo mejor que tenía dentro. Solo por eso es para sentir que ya no este.

brisa fresca dijo...

No te quejes, tuviste la suerte de tener un maestro ejemplar y por lo que dicen un jefe magnífico.

Óliver dijo...

Ánimo, Dulce. Recibe el cariño y la comprensión de un desconocido con nombre.

F m h dijo...

Es un día triste pero del que se pueden sacar muchas enseñanzas. Animo.

Dulce Xerach dijo...

Ayer un amigo de Adán escribió esto. Quiero compartirlo con ustedes:

"Hoy es un día señalado, un día triste, pero del que debemos y podemos sacar muchas, muchas cosas positivas para tenerlas siempre presentes. La grandeza humana y profesional de un amigo, de un amigo generoso, luchador..... Que disfrutó trabajando por el interés general, lo cual le animó a trabajar más y más y a preocuparse realmente de los problemas de su pueblo, de las personas, de su futuro, de su bienestar, de cómo y qué hacer hoy para que tuvieran un futuro más feliz.

Hoy me lo imagino agobiado hasta la médula intentando buscar una solución a la situación de crisis que vivimos, un camino para este pueblo, para los canarios, escuchando a todo el mundo, intentando leer y hablar con todo aquel que tuviera una idea, preocupado por el hoy, el mañana y el pasado mañana.

Como decía una persona, con la que creo que tiene muchas afinidades y que acaba de morir de cáncer de páncreas: "Hay que poner amor y entusiasmo en todo lo que se hace y los hechos se connectarán alguna vez en el futuro". Y como él "había cambiando el peso del éxito por la ligereza de ser de nuevo un principiante, menos seguro de las cosas", lo cual le llevó a un éxito mayor.

Adán no sólo es un irrepetible y feliz recuerdo para todos nosotros, es un referente permanente en nuestras vidas del que podemos seguir aprendiendo aunque ya no esté con nosotros.


Los amigos de siempre. "

artista canaria dijo...

To kill two birds with one stone, no solo lo echamos de menos a él personal y políticamente, sino que a ti te echamos de menos en la cultura.

Dulce Xerach dijo...

Adán mezcló a gente muy rara y diversa en sus equipos. Pero dio resultado. Adán los puso juntos por sus diferencias, porque representaban diferentes generaciones de políticos y profesionales y porque combinaban y contrastaban la experiencia con la pericia, la teoría con la práctica. Pero lo que realmente los hacía funcionar bien como equipo era lo que compartían: un compromiso total e inflexible con los ciudadanos, que era el único compromiso que Adán nos exigía.

Ahora esas condiciones y compromisos no se dan igual y por eso he preferido buscar otro lugar donde desarrollar muchas de las ideas que compartí con él y con otros amigos comunes. No pasa nada, la política no es para toda la vida. Gracias por decir que se me echa de menos pero tampoco he desaparecido, si puedo ayudar en algo a la Cultura aquí estoy para lo que haga falta.

brisa fresca dijo...

Ustedes tenían la regla tácita de mantener su relación profesional muy separada de la personal. Eso estaba bien.Fueron un equipo, liderado por ADÁN, irrepetible.Lastima no contar con algo así ahora durante esta crisis.

Un amigo que echa de menos al amigo que se fue dijo...

Espero encontrar mi alma a la vuelta de una esquina y soñar con que algún día podamos volver a reunirnos en torno a la alegría del amigo Adan.