Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 27 de agosto de 2009

Congelar los sueldos

Por supuesto los de los políticos, pero también los de los funcionarios.

Creo que es lo menos que se puede hacer ante la situación de crisis.

No sé porque el Ministro Corbacho dice que " el Gobierno no descarta congelar el salario de los funcionarios" en lugar de asumir el riesgo de la crítica de los funcionarios y anunciar directamente que se congelan los sueldos porque la crisis lo requiere.

31 comentarios:

Dulce Xerach dijo...

Por supuesto los sueldos de los funcionarios de todo el Estado: Comunidades Autónomas, Cabildos, Ayuntamientos.

Adela dijo...

Hay algunas CCAA que tienen los sueldos de los funcionarios congelados o casi,desde hace tiempo. Es una opinión muy demagógica que cada vez que pasa algo se cargue contra los mismos trabajadores. Si entramos en disquisiciones demagógicas podríamos decir que los políticos tienen unos sueldos desorbitados y que lo primero que hacen es subirse el sueldo, una vez que llegan al poder. Si todos los políticos se rebajaran el sueldo habría dinero para que se pudiese crear empleo, etc...
Si la iglesía fuera iglesia... en fin, que por mucho que se hable siempre se llega a la misma conclusión, hablar no sirve para nada, l@s polític@s siempre harán lo que les beneficie, independientemente de a quien perjudiquen. Por muy buena intención que tengan algun@s al llegar, todos terminan corrompiéndose.

Anónimo dijo...

¡Eso! ¡Eso! Congelemos al que cobra 3.000, ni un duro más, y al que cobra 870 también... ¡c#ñ#, no iba a ser menos el subalterno que Su Señoría!

¡Por favor!

Fer Meneses dijo...

Totalmente de acuerdo!!

Los funcionarios, o empleados públicos, tenemos (trabajo en la Administración Pública) que considerarnos unos privilegiados en la actualidad, independientemente de los méritos de cada uno/a en su puesto de trabajo. La ciudadanía nos paga nuestros sueldos y ahora que estamos en tiempos de necesidad, yo iría incluso mas lejos y reduciría entre un 3 y un 5 por ciento sus sueldos durante un período de tiempo determinado.

Saludos.

rainwoman dijo...

¿Si la Iglesia fuera Iglesia?

Más seriedad señores comentaristas. Está bien congelar los sueldos de los funcionarios públicos.Tarde pero oportuno.

Anónimo dijo...

Sra. Pérez, antes de congelar el sueldo de unos funcionarios que se lo ganan día a día y que se lo han gabado tras un duro proceso selectivo (que mucho decir que son unos privilegiados pero la mayoría no tiene lo que hay que tener para presentarse a las oposiciones) y que mantienen a flote una administración mal gestionada por los cargos políticos, proponga dejar sin efecto la desorbitada e innecesaria subida de sueldos de los diputados del parlamento regional al que usted pertenece y que es la institución pública peor valorada del archipiélago.

Dulce Xerach dijo...

Pensar que la naturaleza humana es esencialmente corrupta ( "todos se acaban corrompiendo si entran en política ) tiñe de pesimismo nuestra visión de la existencia.

No todos se corrompen. Puede que sean parciales o imperfectos pero no por eso son corruptos.

Me preocupa casi tanto como la corrupción la incompetencia y la mediocridad.

Y no sé cómo lo ven ustedes pero, ¿no debemos preguntarnos cómo podemos atraer a la política a personas competentes e inteligentes?

Dulce Xerach dijo...

La subida de sueldo de los parlamentarios fue inoportuna porque estabamos en un momento de crisis pero no desorbitada ni excesiva.

Personalmente cobro menos que hace 6 años en el Cabildo.

La que pasa de la demagogia soy yo.

Anónimo dijo...

Sra. Pérez, antes de la crisis los sueldos de los Parlamentarios canarios y de los Consejeros del Cabildo de Tenerife eran altos, ahora simplemente no se ajustan a la realidad del momento, son desorbitados. La subida de dichos sueldos no sólo fue inoportuna, también desautorizó moralmente a cualquier miembro de dicho Parlamento para pedir a otros miembros de la sociedad que vivan estos momentos con austeridad. Ustedes deberían haber sido los primeros en dar ejemplo, perdieron su oportunidad y con ella su credibilidad. Den un golpe de timón a su actitud si quieren que alguien esté dispuesto a "sufrir" en sus carnes este tipo de medidas de austeridad.
Demagogia según la RAE: 1. f. Práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular.

2. f. Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder.

Anónimo dijo...

Queda claro que hay más incompetencia, mediocridad e inutilidad que corrupción, pero es que ninguno de estos conceptos deberían definir a un político o funcionario.

Según la EPA, mientras los asalariados públicos han crecido en un año en 116.200 personas (88.300 corresponden a las autonomías), los del sector privado se han reducido en 684.600 trabajadores. De los tres millones de empleados públicos, el 56% pertenece a la Administración autonómica; el 18%, a la central (la que menos crece); y el resto, a los ayuntamientos.

Queda claro el miedo político que existe a realizar cambios que afecten a 3 millones de funcionarios, ya que constituyen un poderoso grupo de votantes. Al final lo que prima es mantener el poder.

MacNolo dijo...

En tiempos de crisis, hay que apretarse el cinturón, pero también predicar con el ejemplo. La congelación salarial es una medida lógica, pero su aplicación igualitaria sólo sería factible si todos cobraran lo mismo, que me temo, no es el caso. La subida de sueldo de los diputados autonómicos fue un hecho vergonzoso y lamentable, y una vez hecho, tiene el problema de que lastra cualquier decisión que desde ese órgano de gobierno se quiera plantear en lo referente a apretarse el cinturón. Como alegaban los clásicos, la mujer de César no solamente ha de ser honrada, sino que ha de aparentarlo. Después de una subida de sueldo no hay autoridad moral (política sí, jurídica sí) que permita congelar los sueldos de los funcionarios (aunque por cierto, sea la opción más habitual.) Ahora bien, si de repente los cargos políticos empezaran predicando con el ejemplo y se rebajaran el sueldo, pongamos un 5%, ahí la opinión pública vería con otros ojos la congelación salarial, no sólo de los funcionarios, sino del conjunto de los trabajadores... aunque la cosa nunca estaría exenta de protestas, eso sí.

En cuanto a la comparación, mi estimada Dulce, no es con tu antiguo sueldo en el Cabildo, sino con el sueldo que puede tener un funcionario que trabaje en el Parlamento autonómico. ¿Cuánto cobra el que más? ¿cuánto el que menos? ¿en qué lado de la horquilla está tu salario como parlamentaria?

En cuanto al tema de la corrupción, tienes razón al lamentar que se generalice y se diga que todos los políticos son unos chorizos. Tan válida es la afirmación como decir que todas las modelos son tontas, todos los bailarines homosexuales, todos los rockeros cocainómanos o todos los tatuados delincuentes. El problema es que la opinión pública, tan puñetera como es, tiende a generalizar, y cuando el Presidente del Gobierno Autonómico habla de "asunto doméstico" el tema del enchufe a su sobrina, no se contribuye a echar por tierra el mito, sino todo lo contrario. Los políticos están en un eterno, permanente e inevitable punto de mira. Cada paso que dan se revisa y se revisará con lupa, así que su función ejemplar es una carga inherente al cargo. Yo no creo que los políticos canarios sean todos unos corruptos o unos ineptos, más que nada porque han salido de esta sociedad, la canaria, y les hemos elegido y nos representan. Y si la clase política es reflejo de la sociedad a la que pertenece, la imagen que damos los canarios sería de auténtica pena. Pero tendríamos los políticos que nos mereceríamos, eso sí.

Dulce Xerach dijo...

Los letrados del Parlamento ( es decir, funcionarios con titulación superior, normalmente licenciados en Derecho ) cobran prácticamente lo mismo que un parlamentario ( y si le sumas los trienios que todos tienen, cobran más que un parlamentario ).

Dulce Xerach dijo...

Y no se pueden congelar los sueldos de los funcionarios de manera escalonada. Cada nivel de la Administración cobra unos standares y lo único que propongo es que a la vista de la crisis no suban en 2010.

Eso no supondrá ningún problema para los funcionarios ya que en general los precios han bajado y sí que puede suponer un alivio y ahorro para las arcas públicas que ahora tienen que destinar todos esos recursos a los parados y a las políticas activas de empleo.

Dulce Xerach dijo...

Las medidas de austeridad las están sufriendo todos menos los funcionarios públicos ( incluidos los políticos que somos funcionarios públicos ), así que menos cuento.

Es cierto que la subida de sueldos del Parlamento nos desacredita. Y fue inoportuna. Y, lo peor, ni siquiera nos preguntaron a los parlamentarios, ni se votó en el pleno. Se decidió en la mesa ( 5 personas ) y a mi al menos nadie me consultó. Protesté, dentro y fuera. Pero daba igual, ya estaba tomada la decisión. Además estamos hablando de hace más de un año.

Ahora estamos en otro debate: congelar o no los sueldos de los funcionarios en el presupuesto para 2010. Yo creo que es lo menos que se puede hacer.

MacNolo dijo...

El problema entonces es explicar a la opinión pública las ventajas de esa situación. No hay que olvidar que el común de la sociedad también tiende a generalizar sobre los funcionarios con tópicos que no es menester repetir (por sobradamente conocidos.) El problema es que el descrédito del que hemos venido hablando va a suponer que, en caso de tomarse la medida, la respuesta sea mencionada. ¿Hay otra forma de llevar a cabo un gesto que en lo económico concilie esta situación? Por ejemplo, una reducción de altos cargos o de asesores personales sería indicativo de un deseo de austeridad real. Dar marcha atrás a la subida de los sueldos o, por ejemplo, que los parlamentarios voluntariamente renuncien a una parte de su sueldo para cuestiones sociales.

Si es imposible una congelación escalonada de los salarios funcionariales, entonces la cuestión previa varía: ¿cuál es el salario de un parlamentario, en relación con el sueldo medio de la clase funcionarial canaria? Si es el caso de los letrados (y se explica bien) la medida tendría un coste político menor que si se demostrara que, en general, los parlamentarios cobran más que el común de los funcionarios. Pero sin el gesto, de nuevo por la máxima de la mujer de César, a ojos de la sociedad el Parlamento se subió el sueldo y pretende fastidiar a los funcionarios. Y eso sí que tendría un coste político.

CRISTÓBAL GARCÍA dijo...

Por qué han de pagar los trabajadores lo líos que montan los políticos o la banca.?

Me parece una propuesta desafortunada. El Parlamento podría ahorrar mucho dinero en otras cosas antes que en 'congelar' el sueldo de los trabajadores.

Te propongo varias:
1.- Suprimir las dietas para los diputados que ya cobran un sueldo 'como si fueran titulados superiores'.

2.- Rebajar los sueldos de los concejales que no conocen el significado de algunas palabras (ONG, por ejemplo), que creen que una pradera de cebadales es un revolcón en la playa con la terrible consecuencia de arañarse las piernas o el que se dirige al presidente del pleno como 'el señor arcarde'.

3.- Limitar el uso de tanto teléfono, ordenador portátil, viajes, asesores y demás ostentaciones que casi todos los políticos, ya sean del Parlamento, del Cabildo o del ayuntamiento tienen a su alrededor.

Dulce Xerach dijo...

No hablo de los trabajadores en general sino solo de los funcionarios en particular. Somos cientos de miles ( digo somos porque los políticos tenemos la consideración de funcionarios públicos mientras ostentamos un cargo ) y es una medida que sí podría suponer una cantidad considerable para las arcas públicas.

Los otros gestos que nos piden, tanto MacNolo como Cristobal son solo eso, gestos, que no solucionarían nada real.

Personalmente considero que los políticos en general están mal pagados. No lo digo por mi, me da perfectamente, ni por nadie en particular, lo digo por la responsabilidad. Y porque las consecuencias de entrar en política -cuando no eres funcionario para toda la vida- son bastante duras. Tal vez no se sepa esto desde fuera de la política pero no es oro todo lo que reluce.

Dices Cristobal que nos quitemos viajes, asesores, portátiles¿?

Considero un ordenador portátil como una herramienta de trabajo básica. Nosotros -los parlamentarios- no tenemos terminales fijas, solo portátiles, y de lo que me quejaría si fuera tu, sería de lo poco que lo usan algunos, que todavía dictan a las pocas secretarias que hay en los grupos sus propuestas...

Tampoco tenemos asesores de ningún tipo: lo cual es una temeridad a la vista de las leyes que tenemos que aprobar ¿ no deberíamos estar mejor asesorados?

Y en cuanto a los viajes ¿ qué viajes? rara vez se viaje cuando se está en el Parlamento, salvo de una isla a otra.

Las dietas, pues puede que tengas razón, a mi me sorprendieron cuando llegué al parlamento, pero también es verdad que hay algunas dietas como los Consejos de Administración de las Cajas, e el Consejo de administración del ITER y otras empresas públicas que son mayores y nadie se escandaliza porque no se sabe.

Por otro lado, un parlamentario que viene y va a Fuerteventura casi todos los días de la semana es lógico que reciba dietas. Lo que no está justificado es lo de los parlamentarios de Tenerife, que por eso cobran menos dietas

En cualquier caso lo que sorprende -o tal vez no me sorprende porque a mi también me pasa a veces- es, Cristóbal, y algún otro, es esa ira profunda contra el mundo político. Esa rabia latente que no sé a dónde nos va a llevar.

A mi también me gustaría que las cosas fueran de otra manera, y me revuelvo y protesto internamente aún sabiendo que no sirve de nada.

¿ Qué hacer pues en esta situación?

MacNolo dijo...

Mi estimada Dulce, los gestos son necesarios para poder vender una medida impopular y compensar la metedura de pata de la subida de sueldo a los parlamentarios, que es un tema que saldrá automáticamente si o cuando alguien proponga una medida necesaria. Son gestos que en lo económico no ayudan en nada, de acuerdo, pero que en lo moral ayudan en mucho, y a eso me refería.

En cuanto a si los políticos están muy bien o muy mal pagados, creo que no se puede generalizar. Cristóbal ha puesto el dedo en la llaga al mencionar a dos personas que tienen un tratamiento y un sueldo que no son dignos de ganar, al menos no mientras sigan haciendo gala de tan tremendo grado de analfabetismo. De la misma forma, habrá personas que trabajan más de lo que les corresponde, otros que ponen dinero de su bolsillo y otros que han renunciado a su sueldo. Pero no se puede generalizar, cuando la mayor parte de nuestra clase política parlamentaria es, en primer lugar una ilustre desconocida, y en segundo lugar no da, ni rinde cuentas, ni explica al electorado lo que hace. Tú, como dueña de este blog, eres una excepción frente a una regla inmensamente generalizada. Antes lamentabas que se viera a los políticos como chorizos, pero es que no se está haciendo prácticamente nada por explicar a la sociedad canaria la realidad de los costes que supone la carrera política, de manera que, dejando aparte la generalización (que es en sí misma perversa) la consideración de la justicia del salario de los políticos queda en opiniones más o menos carentes de elementos objetivos, dejando aparte esas pinceladas que apuntas. Con el apunte final de que la carrera política o la funcionarial no son imposiciones que se hayan hecho a nadie. Quien asumió el riesgo de estar tres, cinco o siete años pelando las posaderas en una silla para sacar su puesto hizo su elección. Quien se lanzó a la arena política en lugar de consolidar una carrera a la que volver, también. La vida es elección y riesgo, de la misma forma que quien decidió invertir en el negocio inmobiliario debía asumir que habría épocas de bonanza y épocas de crisis. Pero fueron elecciones libres, y cada cual debe asumir sus propias consecuencias.

Anónimo dijo...

Sra. Pérez la congelación de sueldos de los trabajadores públicos de la Admón. Autonómica ya está decidida, se ha tratado en varios Consejos de de Gobierno y hay consenso para ponerla en marcha (de hecho estuvo a punto de aplicarse ya en 2009). ¿Qué sentido tiene abrir un debate sobre algo que se va a hacer sí o sí?
Ya le aviso que los funcionarios de los Grupos A1 y A2 no van a rechistar, otra cosa son los de menor categoría y el personal laboral, aunque tampoco se espera una gran oposición. Por lo tanto, este es un asunto sin Historia.

Anónimo dijo...

"¿Qué hacer pues en esta situación?":
Se me ocurren tantas cosas que no sabría ni por dónde empezar... acabar en las instituciones públicas canarias con el nepotismo que atesta de esposísimas/os, primísimas/os, amiguísimos/as, cuñadísimas/os, hijísimos/as, etc; evitar que los representantes públicos usen sus puestos y los recursos que estos les confieren para fines personales; elevar el nivel intelectual y mejorar los modales de los cargos electos, acabar con el compadreo partidario de las Comisiones de Investigación, (por poner un ejemplo, ver y oír un debate del Parlamento de Canarias es como asistir a un programa del corazón, descalificaciones, consignas que sustituyen a los razonamientos... que en un acta de sesión del Parlamento de Canarias haya quedado registrada la palabra Chiquilicuatre es simplemente un ejemplo de lo bajo que puede caer una democracia parlamentaria y lo paupérrimo del nivel intelectual de sus representantes) etc., etc.
Son tantos y tan graves los problemas Sra. Pérez que no parecen tener solución, y menos aún desde dentro, usted misma no deja de repetir que está atada de pies y manos ante sus constantes quejas internas... entonces porqué sigue inserta en tan mezquina maquinaria... ¿no es pura hipocresía criticar en un blog lo que se acepta tácitamente con su participación? La gente válida y con escrúpulos huye de la hipocresía del mundo político, un mundo donde tarde o temprano tendrás que repetir consignas en las que no crees, defender o atacar ideas según el partido que las defienda, dar o recibir favores para poder sobrevivir en las listas, usar la prensa "libre" en provecho propio, esperar un nuevo cargo como recompensa tras cada elección y si tu partido o tu "familia" política no gana aguantar en un "puestito" a que vengan tiempos mejores, pactar con quien insultabas ayer... y etc, etc, eso sólo lo soporta gente que o bien no tiene otro sitio donde caerse muerta o no tiene escrúpulos, los chiquilicuatres y demás comparsas...

Dulce Xerach dijo...

Deja de insultar a diestro y siniestro Sr Anónimo y te tomaré en serio.

La política no es como tu la pintas en su totalidad. Y si sigo en el Parlamento es obviamente porque se siguen haciendo cosas positivas para Canarias. Me quejo de no poder hacer más y de que la degeneración vaya ganando espacio, no de que ya lo haya conquistado todo.

Qué fácil es hablar desde fuera.

Anónimo dijo...

Sra. Pérez, ¿a quién he insultado?, he vuelto a leer mi comentario y no veo ningún insulto, si se ha sentido usted ofendida le pido mil disculpas.
No entiendo la razón de que usted piense que escribo y opino desde "fuera", de hecho estoy bastante dentro (en el experimento de 6 grados de separación sólo nos separan 3) y por eso escribo con conocimiento de causa. Sé lo que es no poder expresar mi opinión por ocupar un puesto determinado, sé lo que es no poder contradecir a un superior mediocre para no ser ostracisado, sé lo que es ver aplastada una candidatura válida porque la contraria llevó a votar a más "clientes", sé lo que es ver el poder en manos de enchufados analfabetos que sólo actúan en interés propio de manera descarada mientras mucha gente válida queda relegada a una oposición estéril por la matemática política. Por eso me fui, es imposible permanecer dentro sin pasar por el aro, dí batalla y la perdí, como la han perdido muchos otros y como la seguirán perdiendo, la política es cuestión de mayorías y la mayoría es mediocre e interesada.

Dulce Xerach dijo...

Pues déjeme a mi dar mi batalla, que también tengo derecho

Anónimo dijo...

Congélese usted, sra Xerach Pérez.Quedará más linda de lo que ya lo es petrificada en el Parlamento... Habéis tirado todo el dinero y ahora vienes con la petición de que congelen mi sueldo... ¡Congélese usted de una vez y póngase a trabajar por un sueldo como el mio!

nomascongeladas dijo...

Me sumo a la opinión del Sr. Anónimo, tiene toda la razón.... congelese usted Sra. Pérez que bastante congelados hemos estado los que trabajamos por un sueldo, aguantando años a los mismos inútiles, nunca he sentido tanta verguenza como canaria. ¿Tendrá este pueblo algún día la verdadera cordura para elegir a sus representantes? Lo peor, que últimamente ni siquiera el pueblo elije, ya no va a votar, para qué? vote lo que vote, siempre estarán los mismos amigachos de siempre. Y no se confunda Sr.Pérez que yo también hablo desde dentro y sé lo que me digo.

Dulce Xerach dijo...

Hola "nomáscongeladas", dices que aguantas por un sueldo ( para siempre ) a muchos inútiles. y que hablas desde dentro y por eso lo sabes.

Entonces supongo que sabrás también la cantidad de inútiles que tienes alrededor, funcionarios de por vida que no hacen nada de nada, a los que Canarias les importa un bledo y que desde que llega un nuevo político solo van a fastidiarlo y a boicotear todo lo que intenta hacer.

Ah, por último, la gente si vota. Más de la mitad de los ciudadanos confían en la democracia todavía, no los desprecies.

¿ a esos también los defiendes?

Y los suelos públicos están bien -comparados con los privados- y han bajado los precios con la crisis así que congelar los sueldos en realidad no es algo que no se pueda asumir por todos. Es un momento de crisis que requiere solidaridad.

nomáscongeladas dijo...

Sra. mía, desgraciadamente me rodeo a diario de esa cantidad de inútiles que tengo que soportar, funcionarios de por vida (colocados por ustedes) que ya podían ponerse a trabajar como cualquier otro funcionario al que no le han regalado su puesto que también los hay y muchos. No todo el monte es óregano Sra. Pero dá la casualidad de que el enchufado lo es de por vida enchufado y vividor por la gracia del político que lo enchufó. Que los ciudadanos creen en la democrácia. Sí, por eso vota menos del 50% ¿Por qué será?. Los sueldos públicos están bien. ¿preguntele a un funcionario que tiene el sueldo congelado hace años y que ha de mantener a una familia con 1.300 euros. ¿Soy yo quién desprecia Sra.? Desprecian aquellos que se lucran con lo público, con lo que les corresponde a todos los ciudadanos, aquellos que mienten al pueblo una y otra vez sin escrúpulo alguno... No sé yo si es más inútil el funcionario enchufado o el político que lo enchufa.?? Y vaya sí sé lo que me digo Sra.Pérez.

Anónimo dijo...

Se me olvidaba un detalle... SOLIDARIDAD... dice usted? ¿Qué es eso Sra. Pérez? ¿Sabe alguno de sus compañeros Parlamentarios lo que significa ese vocablo?.

Dulce Xerach dijo...

Puedo imaginar su decepción. Se lo que significa ese vocablo. Todas las mujeres lo sabemos. Y lo practicamos. Y las parlamentarias-casi todas- también.
Y usted? Sabe en que posición moral está?

Dulce Xerach dijo...

Perdona pero, donde es ese lugar donde los funcionarios llevan varios años con el sueldo congelado?

Anónimo dijo...

Sra. Pérez, ¿no le dije yo en mi publicación de 30 de agosto de 2009 21:26, que esto estaba más que decidido desde hacía tiempo? Repito, de esto se lleva hablando desde 2008 y es ahora, a finales de 2009 cuando sale en los medios. Me asombra una cosa, ¿cómo puedo estar enterado yo (un funcionario del montón) de estas cosas y ud. (que forma parte del Grupo Parlamentario de CC) no?