Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 12 de julio de 2009

El futuro de las ciudades

Al hilo del comentario último sobre el tranvía y en relación con las cosas a las que me refería en las anteriores entradas del blog y la energía mal canalizada de algunos tendría que decir que de algo de lo que no se ocupan nuestros ecologistas oficiales es de las ciudades en las que vivimos los seres humanos que habitan estas islas.

Creo que todo el mundo tiene claro que el futuro de nuestras ciudades es verde, que estamos entrando en una "era ecológica". Que tenemos -por ejemplo-que cortar emisiones un 80% de aquí al 2050 y que eso significa una revolución en cómo vivimos hoy en día en las ciudades, y esa revolución necesitará que seamos más ambiciosos e innovadores en cuanto a necesidades de planeamiento urbanístico y energético, y más ambiciosos en nuestras pretensiones como ciudadanos, y creo que debemos convertirnos también en más exigentes ( en positivo porque en negativo no se llega demasiado lejos nunca ).

Sin embargo rara vez nos ocupamos de estas cosas tan importantes.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

"Era ecológica", qué bueno. "Entramos en la era ecológica", es buenísimo. ¿Sabes qué? Estoy seguro que va a ser así. Pero por intereses económicos. No por verdadero interés por la ecología. Somos completamente incapaces de tomarnos en serio que estamos destruyendo el planeta, de hecho, no creo que alcancemos a creernos de verdad que la vida del planeta llegue a su fin. Es como nuestra propia muerte: vivimos sabiendo que vamos a morir pero como si no fuéramos a morir nunca. Por eso lo de la era ecológica me parece muy acertado; acuña el término, Dulce, ahora va a tocar que nos azucemos con que hay que cuidar el medio ambiente, para que así tengamos un buen motivo para consumir. Toca ser rehenes de eso, que se nos planifique la vida (y los cuartos) según los programas ecofinancieros de la nueva era. La ecología pasará al primer plano de la política. Nos convertiremos en unos puritanos del reciclaje, la biodiversidad, el ecosistema y las energías limpias, adquiriremos toda la tecnología ecológica que nos ofrezcan para nuestros hogares, y será más grave un error político-ecológico que un error político-económico (cuando no serán lo mismo). En cualquier caso, en las elecciones, la ecología será el primer o segundo punto del programa, por delante del terrorismo, la sanidad o la educación, porque además, se considerará todo lo antiecológico como un acto terrorista, un gravísimo problema educacional y un delito contra la salud pública.
Pero, ¿conseguirá el ser humano detener la destrucción del planeta? Ummmm...

Qué intriga, qué suspense.
DT

Anónimo dijo...

Tal vez porque santa cruz y la laguna funcionan muy bien...

MacNolo dijo...

Este post me parece muy desafortunado. Creo que has caído, mi estimada Dulce, en un recurso muy manido, que es el de la descalificación (no la entiendas en el mal sentido del insulto, sino en el bueno de "quitar la razón") por un sistema muy antiguo que es el de la crítica por prioridades. "Se critica esto, pero no esto otro", y esa línea argumental se puede contestar con otra al mismo nivel y sin despeinarse mucho: "las emisiones son un problema global; el proyecto de puerto de Granadilla es un problema cercano". Y se quedan tan felices. Con ese sistema de "vamos a matar al mensajero" no va a cambiar la opinión sobre determinadas cuestiones. Se necesita convencer con argumentos, y éstos han brillado por su ausencia.

P. D. Efectivamente, hay que reducir las emisiones ¿qué se va a hacer para conseguiir que Canarias cumpla con su parte? Porque las últimas estadísticas nos dejaban en muy mal lugar.

Dulce Xerach dijo...

Macnolo, olvida la parte de crítica y dime qué opinas de las ciudades y su futuro. No es matar al mensajero ¿ de verdad crees que yo formo parte de algún complot para acabar con los ecologistas? que mal me explico entonces. Me gustaría poder colaborar con ellos, pero sobre todo me gustaría que me contaras que opinas, y también los ¿ irónicos? anónimos qué opinan de las ciudades, si quieren, claro, que esto no es ninguna obligación....

Dime ¿ algún otro político ha planteado esto en Canarias? Curiosidad nada más. Creo que estamos todo el día dándole vueltas a los mismos temas cuando ya están claras -clarísimas- las posiciones mientras otros temas quedan en el olvido ¿ tal vez por qué deben estar eternamente en el olvido? ¿ qué tiene de malo ponerlas sobre la mesa para dialogar sobre ellas?

Dulce Xerach dijo...

Ah, y lo de la era ecológica, si va entre comillas es , obviamente, porque no es mío...

TRANSPARENCIA DEMOCRATICA dijo...

EN RELACIÓN CON EL FUTURO DE LAS CIUDADES, HAY VARIOS TEMAS A DEBATIR:

1. EL MODELO DE MOVILIDAD. ¿VAMOS A SEGUIR CON MAS Y MAS COCHES, MIENTRAS NOS TROPEZAMOS CUANDO CAMINAMOS PORLAS ACERAS?

2. EL TIPO DE CRECIMIENTO. ¿QUEREMOS EDIFICIOS MAS ALTOS?. ¿HASTA QUE ALTURA? ¿LO VAN A DECIDIR LOS PROMOTORES INMOBILIARIOS Y LOS ARQUITECTOS? ¿NOS HAN PREGUNTADO A LOS CIUDADANOS CUANDO SE FIJA LA ALTURA EN LOS PLANES GENERALES?.

3. ¿QUE SIGNIFICA QUE TENGAMOS UNA CIUDAD VERDE?

4, ¿SE PUEDEN TNER CASA Y CASAS VACIAS PARA ESPECULAR?

Y ASI MUCHAS COSAS

Dulce Xerach dijo...

hola Transparencias, planteas temas muy acertados y de rotunda actualidad.

¿ Vamos a seguir con más y más coches? Pues para eso, para que la respuesta sea que NO tenemos que cambiar el modelo de transporte público y también el de ciudad. Y cobrar más cargas ( como hacen en Londres ) por entrar en las ciudades, o circular por ellas con coche.

Hay que recuperar la calle para los peatones. Ya lo hemos hecho en el centro de Santa Cruz y la Laguna pero hay otras muchas ciudades medianas que siguen escamoteando los centímetros de las aceras.

¿ EDIFICIOS MÁS ALTOS? por supuesto. no es una cuestión de cuántos pisos, sino de cercanía a todos los lugares que se necesitan para vivir: panadería, farmacia, colegio, lugar de trabajo, mercado, etc. Además la energía que se consume y las infraestructuras necesarias ( de recogida de basura, de abastecimiento de agua, de redes eléctricas es menor ). Y al concentrar las ciudades también se reduce el uso del coche porque ya no hace tanta falta como en las ciudades extensivas.

Una ciudad verde para mi es una ciudad que emita menos CO2 y otras sustancias nocivas, donde el ruido no sea insoportable, con árboles en las calles y con numerosos parques, una ciudad limpia con un eficaz sistema de recogida y reciclado de residuos, con un consumo energético mínimo por persona y con sistemas de ahorro de agua, energía, etc. Entre otras muchas cosas.

¿ Se pueden tener varias casas? Pues si tienes dinero sí, porque esa es la realidad del mercado. Tener una casa vacía no es para especular necesariamente. Puede ser un ahorro de futuro, para un hijo o hija que está creciendo, en fin, cada familia puede tener múltiples motivos, y una cosa es que intentemos regular el mercado para que no tengamos de nuevo abusos del sistema financiero y otra muy distinta querer controlarlo todo.

Rafael dijo...

Dulce,¿No crees que los museos, y la cultura en general pueden ser clave para entender las ciudades del futuro? ¿No pueden servir de ejemplo sobre el crecimiento futuro de las ciudades?Lo comento por el libro que escribiste sobre el TEA que tenía que ver como cómo un museo puede cambiar una ciudad.

MacNolo dijo...

¡Válame Dios, Dulce! :) no ponga su merced en mi boca palabras no dichas ni escritas, que yo no parto de la base de que estés formando parte de algún contubernio oscuro cual humo de puro :)) Simplemente creo que si querías hablar de las ciudades, haber dejado de lado la crítica y haber entrado a saco en el asunto. Sobre las ciudades del futuro, yo apunto las siguientes necesidades:

-Peatonalización de los cascos antiguos (estilo La Laguna).

-Establecimiento de la política del uso y disfrute del carril bici.

-Más transporte público de calidad.

-Más cultura de transporte público.

Que la gente disfrute de las ventajas de no tener que depender tanto del coche propio.

Manuel dijo...

En lugar de diseñar las áreas urbanas actuales adaptadas a un paisaje cultural ahora simplemente crecen como un cáncer.¿Podrá la crisis frenar esto?¿ Cuál es el camino a seguir?

Federico García Barba dijo...

El futuro de las ciudades canarias es pésimo porque el urbanismo que hemos hecho es aberrante.
Es malo técnicamente. Es malo jurídicamente. Y lo que es peor es malísimo estéticamente.
Poca gente se ha preocupado por esto, no ahora, sino desde hace más de 20 años. En el gobierno de Canarias, en los Cabildos y en los Ayuntamientos. En esas instituciones siempre ha sido un área con la que nadie quiere lidiar. La maría de la política.
Y sí además observamos que en ese ámbito se produce muchísimo dinero, prácticamente de la nada, muchísimo peor. La corrupción florece que es un gusto y ahora ha rebosado y salido a la superficie.
Es lo que he llamado el salvaje saqueo de lo público. De aquello que es de todos y se nos arrebata por algunos listos que no suelen nombrarse. Peces grandes y también pequeños. Porque hay corruptelas gordas y pequeñas que nos acompañan en la cotidianeidad.
Y así nos va. Tenemos unas ciudades invivibles. Unas islas a punto de ser arrasadas en aquellos lugares no declarados espacio natural.
En las que los desplazamientos son una tortura porque nos hemos gastado el dinero que no tenemos en carreteras que cualquier experto te señala que no son solución de nada. Hay una escasez flagrante de espacios libres, parques y jardines. Y no hablemos de equipamientos públicos en los que, excepto en los educativos y deportivos, hay una falta de nivel considerable.
No en el centro de Las Palmas y Santa Cruz, si no en los pequeños y medianos núcleos poblacionales como Galdar, La Oliva, Icod, etc. etc.
Es que la planificación territorial es uno de los pilares de la política socialdemócrata y aquí ha brillado por su ausencia.
Que no se puede hablar desde el desconocimiento y la demagogia.
Ahora deberíamos rehabilitar lo que hemos estado haciendo mal, pero no hay el liderazgo necesario, todo el mundo está quemado con esto y nadie quiere lidiar con esta papa caliente no sea que salga chamuscado.
Ya está bien, Dulce. No basta con acordarse alguna vez de lo mal que vivimos en nuestro espacio cotidiano.
Y la arquitectura aquí solo es una guinda sobre un mar de porquería por no decir otra palabra. No es la solución.
Primero es la apuesta política.

Anónimo dijo...

Chapó, sr. federico garcía barba.
d

Anónimo dijo...

ahora que hay crisis se va a notar la mediocre política de los últimos 20 años. no se aprovecharon las vacas gordas para invertir en lo que importa y renta para la ciudadanía.
dt

Otro urbanista dijo...

Federico, como autor de varios de lis planes urbanísticos que criticas... Deberías ser más autocritico.Que the planes y propuestas,ni tus edificios,son precisamente ejemplos a seguir.

Federico García Barba dijo...

Pues estoy de acuerdo en que yo tambien tengo parte de la responsabilidad por el desastre en el que vivimos. Y precisamente lo que hago es autocritica. Escribo para intentar mejorar lo que hacemos. Eso es lo que me motiva.
Sin embargo, tambien creo que este es un problema colectivo. Hemos vivido pensando que la acumulacion de dinero por unos pocos era la forma para vivir mejor y ni siquiera lo es para esos que han podido aprovechar la situacion.
Pero es que esto es lo que hemos hecho y hay que empezar a pensar en como tenemos que arreglarlo.
Es una tarea colectiva y como senala Dulce en su siguiente post deberiamos empezar a pensar en positivo e imaginativamente entre todos, sobre como cambiar este desastre que tenemos y no simplemente acusar a los demas que es nuestro deporte favorito.