Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 24 de marzo de 2011

Blog cerrado por reformas...

11 comentarios:

Maria D.S. dijo...

Espero que vuelvas a abrir pronto tu blog. Quería decirte que mucha gente piensa como tu sobre Ricardo Melchior. por supuesto me refiero a la gente que hemos tenido la desgracia de conocerle personalmente y soportar sus paranoias. Los que lo ven de fuera creen que es buena persona y da el pego muy bien. Por eso gana las elecciones, pero los que le conocen de cerca saben que esta loco y es mala persona. Lamento que tu hayas tenido que soportar sus desplantes todos estos años. Pero vete feliz porque has hecho un gran trabajo.

Anónimo dijo...

largate de una vez!!!....a pedir limosna ya que no tienes paro, ni red!!

trabajador Insular dijo...

Eres una santa, encima de todo aguantas comentarios como el del maleducado anónimo ese.

Anónimo, a ver si te enteras: ella sabrá buscarse la vida.

Dulce,no escribo por eso.Sino porque estoy de acuerdo con Maria D.S.,también soy de los que le ha tocado conocer a Ricardo Melchior de cerca,como a ti,y sé lo que tuviste que aguantar,porque sé lo que tengo que aguantar yo.Ricardo Melchior debería darse cuenta del daño que hace,pero ni lo intenta.El piensa que así dirige bien su ejército.El debería ser mejor cristiano y pedir perdón por el mal que ha hecho y perdonar lo que -en su obsesión- cree que le han hecho a él.

R. dijo...

Veo que ya te has ido. Me gusta tu blog de los últimos días. Tan personal. Tan caótico. Tan inteligente en este final. Los cambios son difíciles siempre, pero no tengas miedo. Tienes tanta fuerza, Dulce. Tienes todo lo que se necesita para seguir triunfando en lo que hagas.

Lawrence dijo...

La verdadera inocencia no puede hacer nada vulgar, y cuando va unida a la generosidad de corazón, la combinación da por resultado una extraordinaria vulnerabilidad.

compañera cc Arona dijo...

¿Cómo expresar estas cosas? Tampoco tiene la menor importancia,en otra escala de referencia que no sea la política,que una mujer joven, vulnerable y a la vez fuerte deje la política.Es la forma que tienes de dejarla lo que hace de esto algo especial.No temes a la muerte política ni al olvido, no temes las represalias de tu partido porque ya las has sufrido todas.No hablas para herir,solo dices lo que sientes, que el Sr.Ricardo Melchior te decepcionó.Ningún otro pero él sí.¿Qué hay de malo en esa verdad tan verdadera si es algo que piensa más de la mitad del partido?¿Por qué tanto revuelo en los corrillos de Arona el otro día?Que estupidez,cuando lo que deberían es hacerte caso.Él es el problema,no tu.No deberían dejarte marchar.

Tomascopolo dijo...

Un final no es una ausencia sino un resultado, un outcome, lo que viene hacia fuera.Gracias otra vez

Francisco Martín Bencomo dijo...

Ese espíritu robusto y a la vez cultivado encontrará caminos mejores

Anónimo dijo...

Buenos días, tengo una fobia especial a los políticos a los cuales considero ladrones en general ( hay excepciones lo sé) y tu Dulce no eras santo de mi devoción, pero también tengo que reconocer tu labor, tus logros y sobre todo que decidas dejar la política, definitiva o temporalmente, desconozco. Pero este gesto y muchos otros te honran. He leído algún comentario fuera de lugar , será de esos para los que todo es blanco o negro, pero no creo que tengas que prestar atención.
Suerte en tus nuevos retos y sigue siendo fiel a ti misma. Un abrazo.

Elena Grangier dijo...

20 años y sigues tan joven.Es una pena que dejes la política pero tal y como está el patio cualquiera puede entenderlo.No por la crisis económica,sino por la crisis de valores de los partidos políticos y porque el sistema está caduco.

Aún así es una lástima, porque tu eras la más cercana. Pero te entiendo y te deseo lo mejor.

Jesus m dijo...

Hay que afrontar el futuro con ilusión. Animo y vuelve a abrir tu blog. Que como ciudadana también tienes mucho que aportar.