Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 4 de marzo de 2010

11.- El séptimo objetivo: la igualdad de oportunidades




§  7.-Apuesta por la igualdad de oportunidades para ambos géneros en materia cultural.

Esto que parece tan obvio aún no lo es. En el año 2000 hicimos un estudio –en el marco de los trabajos de preparación del Plan estratégico- que analizaba el uso de las salas de arte de la isla de Tenerife entre 1990 y ese año 2000. Una de los datos que no esperábamos es que la sala más equilibrada ( en cuanto a presencia de artistas femeninas y masculinos ) era el Espacio Cultural el Tanque que había programado entre 1997 y 2000 un…. 25% de sus exposiciones con presencia femenina. Imaginen las demás.

Tengo que decir que la sala peor parada en este sentido no era de Tenerife, sino de Gran Canaria, el CAAM, entre 1990 y 2000 no programó ni una sola exposición monográfica de una artista femenina.

Ya sé que este tema es muy controvertido. Ya sé que me dirán mil voces que lo importante es la calidad, y cosas similares, pero, ¿ de verdad se cree alguien que no existan artistas femeninas de calidad en este momento, después de tantos años de democracia? Creo que es una cuestión de inercia. Como casi todo. Por eso incluimos este punto en nuestro Plan Estratégico. Y el Plan operativo subsiguiente fue un programa llamado LA CULTURA ES FEMENINA que tuvo un enorme éxito los primeros años, sobre todo con una alianza estratégica –entre 1999 y 2003- con el Instituto Canario de la Mujer ( que también tuvo mucho que ver con la persona que ocupaba su dirección en ese periodo, Rosa Dávila Mamely).

12 comentarios:

Anónimo dijo...

eso está muy bien. De acuerdo con la discriminación positiva. Pero mira esto. La crítica especializada destaca los mejores libros publicados en 2009. Es sólo un ejemplo.

http://www.elcultural.es/version_papel/LETRAS/26412/Las_votaciones_de_nuestros_criticos

De 10 libros, normalmente, ni uno solo es de una autora. Como mucho 1en algunos casos.

A lo mejor ese 25% de El Tanque era una gran noticia. A lo mejor ni siquiera era un reflejo de la realidad, sino una distorsión debida a la discriminación positiva y/o a las disciplinas reflejadas en la programación. Tal vez los críticos (y críticas) literarios son unos rematados machistas, incapaces de valorar positivamente un libro publicado por una autora, o, al menos incapaces de valorarlo por encima que el de sus compañeros (lo dudo).

aún con todo, estoy de acuerdo con el esfuerzo en esa dirección.

Dulce Xerach dijo...

Seguro que la "critica especializada" está compuesta por críticos hombres ¿ qué te apuestas?

La gata del tejado dijo...

Bien dicho Dulce, ya está bien de que la mitad de la población siga pensando que lo de la igualdad es una broma o que si ellos son los que "la crítica avala" es por que son mejores y no se paran a pensar en las otras razones.

Anónimo dijo...

lo puedes comprobar, dulce, hay más hombres críticos, es cierto, pero también puedes ver las votaciones de ellas: el porcentaje de libros de autoras que escogen no alcanza el 25% que decías del tanque, y no creo que esa apreciación pueda deberse solamente al machismo reclacitrante de nuestra sociedad.

En cualquier caso, ya he dicho que yo (y no sabes si soy hombre o mujer) estoy de acuerdo con la discriminación positiva.

hay muchas menos mujeres creando, y muy pocas creando al mejor nivel de los mejores hombres, por eso hay que discriminar positivamente, para que poco a poco deje de ser así.

No creo que decir simplemente que eso es porque los críticos son hombres sea muy realista, aunque pueda sonar chachi.

Anónimo dijo...

"¿de verdad se cree alguien que no existan artistas femeninas de calidad en este momento, después de tantos años de democracia?"

¿De verdad crees que hay una relación entre democracia y esto?

Hay que tener mucho cuidado con hacer un diagnóstico equivocado sobre este tema, porque si es erróneo se puede incurrir en una grave discriminación contra artistas hombres.

¿En democracias más antiguas que la nuestra se produce un mayor equilibrio entre el número de manifestaciones artísticas de hombres y mujeres?

Dulce Xerach dijo...

Hablemos de democracias más antiguas, por ejemplo la americana... Bien, pues el fabuloso MOMA de Nueva York solo el ... 3%.... de la colección es de artistas femeninas.

Es que algunas cifras hablan por sí solas. Es la inercia de los siglos la que nos frena invisiblemente pero con fuerza. Por eso por desgracia todavía seguimos necesitando políticas de discriminación positiva.

* Eso sí, el 95% de los desnudos de las obras de arte de la colección del Moma son desnudos femeninos... sin comentarios...

Anónimo dijo...

pero dulce, claro, arrastramos una larga tradición de machismo (y no pienses en nosotros, sino en tantos países en los que la mujer está, en la actualidad, como aquí a principios del XX), y por supuesto que eso sólo se puede combatir con políticas de discriminación positiva. Pero si no hay el mismo número de artistas mujeres que hombres, ni de lejos, ni la calidad de la mayor parte de las autoras alcanza la de los autores, no sería justo establecer un porcentaje completamente paritario, a riesgo de dejar fuera a tantos artistas hombres mejores que las mujeres que se incluyen y de mediocrizar la cultura con obras de mujeres que no dan el nivel. Por eso es muy pero que muy importante que el diagnóstico sea correcto. Que se dirima bien hasta qué punto todo ello se debe sólo al machismo o si hay otras razones. Hay que abrir el melón ese.

Punset, en sus programas de divulgación científica, ha explicado estudios que revelan que la mente de la mujer y la mente del hombre, generalmente, funcionan de un modo completamente diferente a la hora de procesar la información (sin que eso, por supuesto, signifique una diferencia de inteligencia). ¿Puede esta diferencia de funcionamiento tener que ver en que haya un porcentaje menor de mujeres interesadas en la creación y un porcentaje menor de estas las que alcancen los niveles más elevados de calidad? Pues habrá que contemplar esa posibilidad, ¿no? Porque si no los números, con machismo solo, no se explican. Y no podemos permitirnos equivocarnos en eso. No nos olvidemos que el término igualdad lo aplicamos desde la base de que hombres y mujeres somos distintos, si fuésemos iguales no haría falta la idea de igualdad. Eso es lo bonito del no al machismo, que aceptamos que ser diferentes, con capacidades y tendencias y preocupaciones distintas, no significa que unos deban tener más derechos que los otros. Vuelvo a Punset: un bebé niña y un bebé niño. Al bebé niña le acercan un objeto, se lo enseñan, pero, lo más probable es que se quede con la persona, dándole menos importancia al objeto. El bebé niño se va, generalmente, con el objeto, pasando olímpicamente de la persona. Los que tenemos hijos sabemos que niños y niñas no son lo mismo ni tienen el mismo comportamiento. A mí este ejemplo del bebé niña versus el bebé niño me resulta muy revelador, y, además, creo que "gana" de calle el ser humano que es la mujer, y desde luego preferiría que nos gobernaran mujeres (en general más preocupadas por las personas), que hombres (más preocupados de los objetos, con lo que eso implique) y sin embargo muchas veces ha sucedido que cuando dejamos que nos rija una mujer, elegimos una mujer que en realidad es un hombre, que también las hay, como Margaret Thacher, algo nefasto y profundamente machista. No, lo ideal es que si las mujeres se preocupan más por las personas y los hombres se preocupan más por el poder, por la competencia, etc., exijamos a los hombres que quieran gobernarnos demostrar una mayor preocupación por las personas de lo habitual, y un disimulo del ejercicio de esas otras capacidades que en tantas ocasiones no actúan en beneficio de nosotros; mientras que deberíamos de valorar muchísimo más el que tengamos gobernantes mujeres que exploten al máximo su característica de estar más pendientes de las personas. ¿No te parece? Es muy posible que vivamos en los valores equivocados.

CANDE dijo...

Dulce, creo que existen artista femeninas de gran valor;pero pienso que existe el machismo, aunque me cueste decirlo.
Debe existir igualdad en todas las profesiones. Espero que algún día se haga realidad.
www.tallerdenutricion.blogspot.com

Jon Goikoetxea dijo...

Gora Dulce. Escarricasco

Anónimo dijo...

Creo que este planteamiento está trasnochado. ¿qué aporta como mejoría que un parlamento, por poner un ejemplo, esté compuesto de 5 mujeres y 5 hombres? Pueden resultar tanto 5 "bobos" como 5 "bobas", con lo cual tendríamos un parlamento formado por 10 "bobos"... Sería en este caso peor el remedio que la enfermedad. Lo que interesa, hablando de creación y de arte son los resultados de lo conseguido, no la mano que consigue los resultados. Creo que una cosa es hablar de "las meninas" y otra hablar de "Velázquez". Por eso mismo he empezado diciendo que el arranque de este post parte de una idea equivocada, sin premisas serias, es decir, de lo que se suele denominar como una "falacia".

Versus dijo...

Supongo que todo esto necesita mucho tiempo. Un gran cambio de mentalidad, de canon, de actitudes... El machismo se emplea como una forma de imposición, de dominación... En política lo habrás visto toda la vida, Dulce. La mujer ha callado mucho en política (y en tantos otros contextos) para evitar discusiones. También en la vida normal. Lo verdaderamente triste es ganar de esa manera. Que un hombre no entienda ese silencio pacifista, esa forma de estar en desacuerdo, sin conflicto. Que no se pregunte por los sentimientos de la otra persona.
Bueno, llámalo como quieras. Las mujeres estáis marcando un nuevo espacio, una nueva forma de ver el mundo y eso es fascinante. Aunque luego, claro, se caiga en otra forma de discriminación por razón de sexo, esta vez la positiva. Pero supongo que es necesario, de alguna manera, ir al extremo para equilibrar los polos, tensar la cuerda de las oportunidades y de las actitudes, sobre todo para advertir a los más despistados de que esto no puede seguir como antes. Espero que algún día lleguemos a vernos todos como seres humanos, no como sexos andantes. No obstante, algunas de las mujeres y los hombres que forman la crítica especializada se han volcado en desarrollar en las últimas décadas interesantísimos estudios que abren las puertas a nuevos cánones y propuestas marcadas por mujeres. De todas formas, como todo en la vida, hay etapas, hay generaciones, hay creadoras aisladas que han desarrollado y están desarrollando discursos muy renovadores. Desde luego, sí se puede decir, que la atención crítica que reciben las mujeres hoy en día es la mayor de la historia. Y eso es muy positivo, significa mucho. Tal vez no es suficiente. Pero de esta manera se está en el camino. Después, el lado oscuro de todo esto es que por introducir la obra de mujeres se prescinda de obra más interesante paradójicamente de hombres, por innumerables motivos. Yo creo que eso no está bien. Pero supongo que el tiempo irá corrigiendo todas las dificultades y asumiendo los nuevos cánones, sin necesidad de apoyarse en la discriminación positiva para justificar la presencia de una obra. Cuando se produzca eso de forma espontánea entonces se habrá ganado una buena batalla. Mientras no sea así, tal vez exista la duda también por razón de sexo. De todas formas, no creo que en realidad todo ello favorezca realmente la carrera artística de alguien. Es el trabajo y el tiempo lo que siempre coloca las cosas en su sitio y en el contexto adecuado.

Anónimo dijo...

ojo. el anónimo del último comentario, el que termina con falacia, no es el mismo de los otros comentarios.