Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 12 de diciembre de 2009

¿ Por qué son necesarias las políticas culturales?


Es una pregunta que me hicieron ayer. Y llevo varias horas dándole vueltas.

Es una buena pregunta.

Si extrapolamos: ¿ Por qué son necesarias las políticas públicas? En esta crisis económica hemos visto que sin la intervención del Estado el mundo parece menos justo que con ella. Supongo que podemos afirmar que la intervención del Estado ( a través de políticas públicas ) permite que el acceso a los bienes materiales y culturales, y a los servicios esenciales sea posible en condiciones de igualdad ( al menos legal ) para todos.

Lo mismo podemos decir de las políticas culturales, creo. Si no existieran el acceso a la cultura seguiría siendo para unos pocos ( las elites ) y ahora es posible que todos ( legalmente, ya digo ) puedan acceder a la iniciación a la música, a la lectura, a la danza, etc.

También podemos contestar esta pregunta relacionándola con la economía y el modelo económico y social. Vivimos en un país Europeo, en Europa nos hemos dotado de un modelo económico que hace que la cultura no sea posible ( la cultura a gran escala, o la "cultura para todos" ) sin la aportación de fondos públicos.

Aunque por otro lado me pregunto ¿ y si no fuera asÍ? ¿ desaparecería la cultura? no lo creo, siempre existió y en momentos de crisis la gente se organizaba para desarrollar actividades culturales. Supongo que la diferencia está en los que se quedaban al margen de esto. Y en las cosas que se perdían por el camino. Sin políticas culturales públicas no tendríamos por ejemplo: una red de escuelas de música, ni una red de bibliotecas, ni el Auditorio, ni los teatros municipales, ni las salas de arte, ni el espacio cultural el Tanque, ni el TEA..... ( y tampoco lo que ocurre dentro de esos lugares, aunque tendríamos otras cosas, seguro, porque los seres humanos siempre se han "buscado la vida" para enriquecer el alma ).

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días.
Si usted representa a canarias en el Parlamento a través de su grupo, ¿porqué entonces nombra casi siempre instituciones y espacios culturales puramente tinerfeños, obviando que existen más en las demás islas? No me vale eso de que es lo que conoce o es lo que tiene más cerca, o es que tuvo o tiene que ver con esos espacios y no con otros. Yo la veo o quiero verla a usted como representante de Canarias y no sólo de una parcela.
Frank A.

Dulce Xerach dijo...

Frank tienes razón.

Podría decirte que soy diputada por la isla de Tenerife ( solo los tinerfeños pudieron votar a la lista electoral en la que yo fui porque nuestro sistema electoral es así ) pero a pesar de todo reconozco que tienes razón.

Es cierto que hablo por cercanía y porque tuve mucho que ver con los espacios y redes que creé.

Pero eso no quiere decir que no piense en los demás. Por ejemplo una cosa que me preocupa es la ampliación de la Regenta en Gran Canaria, que por la crisis se ha quedado paralizada y que creo importante que pueda llevarse a cabo. También me preocupan los alrededores de la Casa de los Coroneles en Fuerteventura.

Tomascopolo dijo...

La cuestión Dulce, si damos por bueno que sí que son necesarias las políticas culturales, sería: ¿Qué política cultural necesita ahora Canarias?

Olga Martín dijo...

Dulce, me gusta tu entrevista de hoy en la Opinión, sobre políticas culturales también. Eres la única que lo ha tenido - y lo tiene- claro.Es una pena que te marches.Espero que no lo hagas muy lejos.Aunque tal y como te han tratado entendería que te largaras de aquí.

Anónimo dijo...

¿Y del entramado Mirmidón-Baile del Sol no dices nada? Porque este es un sol con muchísimos puntos de irradiación, demasiados, desde Canarias Crea, Feria de la Edición, Sila, etc., por dejarlo aquí. La puntita de este volcán es la exigencia del 2% para cultura. Qué casualidad, ¿no?

Dulce Xerach dijo...

¿ Entramado? ¿ Que entramado? A cualquier cosa ya le llaman entramado. Que yo sepa Mirmidón es una empresa cultural que paga sus impuestos y Baile del Sol es una editorial que paga sus impuestos, como tantas y tantas otras que hay en Canarias, y que yo sepa nunca han recibido una subvención nominativa por la cara que es lo que se pretende con el Centro de la Cultura Popular Canarias.

Y la exigencia del 2% para la Cultura es un objetivo que comparte casi todo el sector cultural ( o sea, el que afecta a 20.000 trabajadores en Canarias ) aunque también entienden que en época de crisis no se puede pretender llegar al máximo de los objetivos ideales.

Miguel Ángel Toledo dijo...

Si llegásemos a un momento de desarrollo de la industria cultural que no hiciera falta una política pública, eso demostraría que dicha política ha sido necesaria y útil. Cuando se parte de estructuras subdesarrolladas es necesario el empuje y el liderazgo de la cosa pública, como en cualquier sector de los muchos que están amenazados en Europa (agricultura, energía, etc.).
El significativo avance de las artes y la cultura canaria en los últimos veinte años es una de los más visibles logros de la política canaria en general, y uno de los pocos aspectos donde podemos estar orgullosos. Cuando ahora se dice Canarias, fuera de la islas, se recuerda a Rosana, o a Pedro Guerra o a Fresnadillo o a Gil, o a Millares. Antes, el única referente eran los desastres naturales (incendios, volcanes, tormentas e inundaciones), o la desaparición de niños o el asesinato de mujeres. La Cultura -es decir, la Imagen Cultural que un pueblo crea y transmite- es básica para dotar a ese pueblo de dignidad, status y marca comercial. El prestigio de Francia (y su marca comercial) no existiría sin el Louvre. Al apoyar la Cultura se apoya a todos los otros sectores de una manera más eficaz que muchas políticas desarrollistas, en apariencia de efectos más inmediatos.

Anónimo dijo...

Entonces, para usted, Sra.Pérez, ¿a qué tipo de política cultural responde la existencia de la Televisión Canaria, sí, esa de los informativos de sucesos varios, talk-shows, Artiles por la mañana, La Gala by the night y otras lindezas?

Anónimo dijo...

¿Eh?, dice Miguel Ángel Toledo que "Si llegásemos a un momento de desarrollo de la industria cultural que no hiciera falta una política pública, eso demostraría que dicha política ha sido necesaria y útil". ¡Viva el liberalismo económico! ¿Y no será que las ayudas a la cultura son necesarias sí o sí, independientemente de que fuera posible una cultura sin subvenciones, por las razones que esgrime aquí, tan acertadamente, Dulce Xerach, o sea, que la participación pública es la mejor forma de que la cultura llegue a todo el mundo, y no sea cosa de unos pocos privilegiados? Lo que dice Miguel Ángel Toledo, y lo que dice Dulce Xerach, son cosas radicalmente opuestas. Visiones económicas antagónicas.
Gerardo

Anónimo dijo...

son de necesidad desde luego

Anónimo dijo...

Has dado en el clavo, Dulce. No hay sociedad que pueda conseguir que el acceso a la cultura se democratice sin recurrir a la participación pública. De eso se trata. La cuenta pendiente es democratizar el que cualquier persona con un buen proyecto artístico, tenga fácil acceso a cierta financiación para llevarlo a cabo. Eso sigue sin acabar de hacerse, pues continuamos con la rémora de que si "artistas subvencionados" para arriba, que si "artistas subvencionados" para abajo. Lo que menos se financia en la cultura es la creación, lamentablemente. Los que viven mejor son los gestores, los productores, los editores. Por otro lado, me parece demencial que entronicemos tanto a los creadores que han sido capaces de ingresar en el mundo del libre mercado (directores españoles que se van a Holywood, escritores que supuestamente viven de la venta de sus libros). No veo que sus obras sean mejores, y cuando antes hicieron obras financiadas con dinero público, las de ahora no mejoran las otras. La única capacidad mayor que otros que demuestran es la de negociar y satisfacer los intereses del capital y sus causas. No creo que eso sea el paraíso, ni digno de tanta admiración.
M. Iglesias

Anónimo dijo...

No se puede defender que la intervención pública en la cultura es necesaria, como hace alguno más arriba, porque esta es una sociedad subdesarrollada; y menos aún con la mente puesta en que lo ideas sería que la ayuda pública no fuese necesaria. Eso es de una total falta de convicción en el modelo. Y el modelo existe y es como es porque, efectivamente, se trata de la manera de que la cultura alcance a todo el mundo, y no a unos pocos, a una élite.

Anónimo dijo...

Esa pregunta, Dulce, no te la hacían hace unos años, en plenas vacas gordas. Entonces lo que tocaba era darle unas migajas del botín a esos de la cultura. Ahora, en las vacas flacas, se cuestiona que sea necesaria la intervención pública en la cultura. Detrás siempre la consideración de que “la cultura no es indispensable”, algo que cualquier demócrata con un mínimo de sentido común y conocimiento y convicción democrática sabe perfectamente que no es así. La cultura es absolutamente necesaria para la existencia de la democracia. Yo a los que más veo despotricar de las subvenciones a la cultura es a los de una derecha más o menos extrema, y los de medios de comunicación como La cope y Libertad Digital, etc. Escuchándoles, se diría que la intervención pública es el demonio. Pero también sorprende observar cómo ciertos “progres”, incluso gentes del medio cultural, hablan de la intervención pública en la cultura como si se tratara de algo que, por desgracia, no pudiéramos remediar. Un mal, una pena, un estigma, un avatar. Qué confundidos están. Y qué flaco favor hacen a la democracia, a la cultura y a sí mismos.
dl

Dulce Xerach dijo...

dl... es una pregunta que me han hecho muchas veces, con vacas flacas, medioflacas, gordas y a dieta, y también me lo preguntado en solitario muchas veces. y la respuesta es parecida siempre, son necesarias para los que creemos en la igualdad de oportunidades para todos. Los matices sí que los pone la situación económica pero la esencia es la misma.

Anónimo dijo...

bravo!!!
dl

Anónimo dijo...

Para ser politico ser devería exigir un curriculum previo, años de praxis empresarial, docente,juridico...etc que avalacen a la persona y no pase que tengamos personas como la señora Dulce que no se le conoce otra ocupación que el ejercicio de cargos publicos y por cierto en la misma epoca en que gobernaba su cuñado casualmente

Anónimo dijo...

sinceramente creo que las politicas culturales han servido para la practica de ejercicio de actividades de corrupción mayormente solapadas por las vacas gordas. Desgraciadamente para algunos el dinero publico ahora ha menguado y si hubieran actuado con eficiencia y eficacía y dando el puñetazo en la mesa y denunciando y no callando por lo del deber al grupo politico ahora tendría consigo al pueblo encadenados al tanque como los "grenpeace" .SERÍA USTED NUESTRA NEBRERA MAS AUN NUESTRA FUTURA Y PRIMERA PRESIDENTA DE LA CAC. Así lo creo ........
Murphy

Dulce Xerach dijo...

Anónimo, para escribir en un blog tachando a los demás de falta de cv y otras cosas... deberías saber que debería se escribe con B y no con V.....

¿ Tu que sabes de mi cv previo sino lo que sale en los periódicos? Un respeto

Dulce Xerach dijo...

En las políticas culturales, en la mayoría de los casos, existe un predominio de los aspectos cualitativos difíciles de evaluar, y los datos económicos ( el coste de una intervención, o el dinero gastado en un programa ) no aportan suficientes elementos para llegar al diagnóstico de evaluación positiva o negativa. Son servicios intangibles y a veces simbólicos y el beneficio social no es inmediato y la satisfacción de necesidades puntuales, en un momento de determinado, no nos aporta la totalidad de elementos para evaluar si lo hecho es bueno o malo. Hay que esperar para conocer el beneficio social de una determinada política cultural.

Anónimo dijo...

ANONIMO QUE ESCRIBIO DEBERÍA CON....V : no me refería a los demás en general solo a la clase política, no es exigible el mismo curriculum para ser obrero de la construcción como yo, que ocupar una consejería u otros cargos similares.Por otro lado ciertamente no conozco su CV, pero por su juventud me parecio obvio su dedicación politica sin pasar por el mundo laboral lo cual es normal en españa y no es un ataque a su persona sino a la clase politica en general.
En cuanto al nepotismo...tambien es endemico de nuestra sociedad es innegable y obvio. Reconozco me he informado de su labor en cultura(auditorio,TEA,...etc)que yo descocía lo cual supone un aval para usted que la diferencía de mi opinion general de los politicos. Gracias por este canal de dialogo directo nunca había interpelado a un politico directamente y recibido respuesta....saludos desde casa cultura s/C de donde tengo acceso a su blog

Dulce Xerach dijo...

Hola Anónimo, se agradece mucho tu reflexión, es cierto que en política hay algunos cv penosos... y planteamientos y comportamientos detestables pero no todos los políticos son terribles, es como la sociedad, hay de todo. Lo importante es que todos tengamos ganas de mejorar día a día.

Feliz Navidad y mucho ánimo..

Anónimo dijo...

DULCE XE. que guapa eres me encanta tu hermoso pelo ! precioso¡. ANIMO EN TU DEFENSA DE LA CULTURA CANARIA un pueblo sin cultura es un pueblo de barbaros..........oconn y azuaje