Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 21 de marzo de 2009

A VUELTAS CON MI PARTIDO Y LAS DECLARACIONES DE BARRAGAN

Los debates políticos suelen tener tanto en juego que incluso las diferencias de óptica más pequeñas se ven magnificadas.

Las exigencias de lealtad pura y dura al partido, los imperativos de tus compañeros y la amplificación de las opiniones diferentes que a veces se hace por parte de los medios de comunicación contribuyen a crear una atmósfera de sospecha sobre el/la que se ha atrevido a decir alguna cosa que se sale del guión.

En cuanto a lo que ha dicho Barragán que otorga un 5 al Gobierno Canario y que si él fuera Presidente cambiaría a algunos consejeros. No vale hacerse el despistado. Todos sabemos muy bien de qué habla.

El problema es si sus declaraciones le hacen más daño al partido así dicho en público que en privado. Y aquí está la pregunta que me hago últimamente ¿ qué es lo que más daño puede hacer a un partido político? ¿ la sumisión y la fidelidad ciega? ¿ o la libertad de los que se atreven a decir lo que piensan?

Nuestro partido - y todos los partidos políticos en esto son exactamente iguales- vehicula el poder de arriba abajo obstruyendo a menudo el sistema de retorno y es difícil desde dentro llegar a ser escuchado y que esa escucha sea real y tenga consecuencias.

Y sin embargo creo que cada vez con más urgencia necesitamos partidos políticos que estén abiertos a nuevas ideas y no se limiten a envolver las mismas de siempre de forma distinta.

A nadie se le esconde que me gustan los blogs, adoro el intercambio que se produce con ellos: en los días que siguieron a la publicación de mi propuesta para elegir candidato en Santa Cruz, muchas personas me enviaron sus comentarios. Otros -compañeros de partido- me enviaron correos electrónicos personales y muchos me llamaron por teléfono. Algunos estaban de acuerdo conmigo, otros creían que yo era demasiado idealista y otros que soy idiota y no debí decir eso en público.

Quizá tuvieran razón quienes me criticaban... Quizá sea imposible escapar de donde estamos y luchar por cambiar las cosas desde dentro. Quizá la degradación de la política haya llegado al punto de no retorno, pero en lo más profundo de mi corazón no creo que sea así, quiero seguir creyendo que tenemos remedio.

Creo que tenemos el deber de cambiar la realidad, de equilibrar idealismo con realismo, distinguir entre lo que podemos y lo que no podemos poner en entredicho cada día, admitir que el otro a veces puede tener razón, y admitir que a veces todos nos equivocamos. Y Canarias necesita mucho mucho de todo esto.

9 comentarios:

lluviaen dijo...

Dulce, estoy contigo en que las cosas se pueden cambiar. Para quitar lo viejo que ya no sirve( por estar podrido), hay que destruirlo, desacreditarlo y tirarlo a la papelera. ¿Para qué?, para sustituirlo por algo nuevo, genuino y que aporte las soluciones(no ideológicas) al régimen partitocrático. Eso nuevo de que te hablo, créeme Dulce, es la democracia; y sólo puede ser instaurada por medio de una revolución. Y las revoluciones, querida Dulce, en la histaria de la Humanidad, NUNCA se han desarrollado desde el poder. Siempre han sido conquistadas, con mucho esfuerzo, por la sociedad civil.

Por eso te digo, una y mil veces, que desde dentro no se puede hacer nada para reformar el régimen; pero solución, te garantizo que la hay. Y lo mejor es que ya está ideada(lo más importante): sólo queda ponerla en práctica(lo más difícil).

Manolo dijo...

Tal vez es cierto que para cambiar el sistema hay que conocerlo bien por dentro. Pero Dulce eso no es lo mismo que "tener que" estar dentro. Tu lo conoces ¿ crees que lo podrías cambiar saliendo ahora que lo conoces por dentro?

Anónimo dijo...

Que genial eso que dices de que "No vale hacerse el despistado". La verdad es que la Consejera de Turismo es increíble que esté en ese cargo... con la que está cayendo...

Anónimo dijo...

Muy bueno el artículo de Domingo Luis Hernández de hoy en la Opinión sobre tu blog.

CRISTÓBAL GARCÍA dijo...

Muy bueno

elintenso dijo...

La verdad es que con tanto improperio que recibes cada vez ganas más en empatía a este lado del ordenador. De los dirigentes de tu partido, no quiero hablar que dan vergüenza ajena.

Anónimo dijo...

Hola Dulce, ¿tu crees que sirve para algo el debate de la nacionalidad que empieza hoy? Desde este lado de la realidad -lejos de la política- se ve como algo inútil pero igual tu has conseguido descubrirle alguna utilidad. Cuentanos

Jose Lopez dijo...

Buenos días.

Se está preparando un
congreso centrado en temas públicos, en el que se tratará de repensar la administración pública aportando ideas y experiencias provenientes de muchos sectores y países al debate.

http://www.icities.es/

No se si conocía la iniciativa, si no, la invito a estudiar la opción para asistir.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Qué nota le pondría usted al gobierno de Canarias?
Desde luego que ni roza el aprobado: sanidad pública casi inexistente, conflictividad laboral en un sector tan importante como la educación, paro y fracaso escolar muy por encima de la media nacional,...
Creo que su partido ha fracasado realmente, ¿por qué no formamos uno nuevo?