Se ha producido un error en este gadget.

martes, 24 de marzo de 2009

¿ Cuál es el papel de los parlamentarios de a pie?

Estamos en medio del debate sobre el estado de la nacionalidad canaria del año 2009. Paulino contesta al PP, lleva no sé cuántos minutos hablando de la defensa del plátano, del tomate, de la formación, del concurso para comprar viviendas y en general trata de profundizar en los temas que abordó ayer.

Mientras tanto los grupos se organizan sin moverse mucho de sus asientos y van preparando las propuestas de resolución que se votarán esta tarde.

He presentado cuatro, pero no han admitido ni una de las cuatro. Es el Gobierno quien decide me dicen, aunque el Gobierno dice que las ha decidido el Grupo, pero le digo a quien me lo comunica que eso no puede ser cierto pues el grupo no se ha reunido para discutir eso. Me dicen que ningún parlamentario más a título personal ha presentado propuestas de resolución ¿ por qué pregunto? no hay respuesta.

Me acerco a un consejero para saber por qué ha rechazado una de mis propuestas de resolución me dice que tiene un plan que va a salir y que ya lo sacará él y ya me lo explicará. Me siento como si fuera una idiota. Y si hay un plan o no ¿ qué importa eso para que el Parlamento apoye una propuesta sobre ahorro energético que es de lo que se trata?

Las otras tres son de cultura, no olvidarse del objetivo del 2% para cultura a pesar de la crisis, y renovar los planes de patrimonio histórico y de infraestructuras culturales hasta 2015 ( ambos acaban en 2010 ), porque hay obras pendientes de hacer y financiar, en cultura contemporánea y en nuestro patrimonio cultural.

Pero nada de esto se va si quiera a debatir, ni dentro del grupo, ni en el parco, ni en la sala del Parlamento.

Por eso me pregunto cuál es el papel real de los parlamentarios, sobre todo de los que apoyan a un Gobierno. Sé que muchos consejeros y viceconsejeros nos soportan como algo que hay que aguantar y sé que nuestras preguntas, comparecencias, etc, solo las ven como más trabajo ( innecesario según algunos ) que cargar sobre sus espaldas.

He estado en los dos lados, en el Gobierno y aquí, y cuando me llegaban miles de preguntas de Victoria Ponce ( por ejemplo, que era la más activa en mi época ) siempre decía a mi equipo que era bueno, que nos permitía la oportunidad de ir organizando, al contestar esas preguntas, la memoria de toda la actividad de cultura, nunca lo ví como un obstáculo o como una pérdida de tiempo pero sé que muchos sí lo ven como algo inútil.

Creo que el parlamentario tiene un papel fundamental: el tiempo para reflexionar. Y para eso necesita datos. y para eso necesita el gobierno, y ser escuchado por el Gobierno. Nuestra visión puede ser antagónica pero interesante y válida para que Canarias se pueda gobernar mejor.

20 comentarios:

CRISTÓBAL GARCÍA dijo...

Si tú, Dulce, que formas parte del grupo que sustenta al Gobierno te sientes así, imagina como se deben sentir los diputados que tienes enfrente, los de la oposición. Imagina como se deben sentir los casi 50.000 ciudadanos que hace unos meses intentaron presentar una propuesta en el Parlamento y el gobierno, el grupo o yo no sé quien ni siquiera admitió a trámite.
Imagina como nos debemos sentir los cientos de miles de ciudadanos de a pie con la actuación del Gobierno, del Parlamento y de las demás instituciones públicas.
Es un poco frustrante ver como se ejerce la democracia.
Un beso, y ánimo

Laura dijo...

Cristóbal tiene razón, si ni siquiera tu puedes hablar ¿ que nos queda a los de la calle? que pesimista nos deja esta entrada de hoy

Anónimo dijo...

Suscribo lo que dice Cristóbal García, Dulce, y te pregunto: ¿votaste tú en forma de la tramitación de la iniciativa legislativa popular que pedía el crecimiento turístico cero y que respaldaban con su firma 45.000 ciudadanos? Ojo, no se trata de si estás de acuerdo o no con el crecimeinto cero, sino si crees que es correcto que la voz de 45.000 ciudadanos, muchos más que habitantes tiene El Hierro, no pueda oirse en el Parlamento canario.

Dulce Xerach dijo...

La iniciativa popular tuvo la oportunidad de hablar, de exponerse en el parlamento, y fue votada. Y voté en contra con mucho dolor pero no se podían tramitar dos leyes básicamente iguales a la vez salvo que toda la cámara estuviera de acuerdo, y el psoe no estuvo de acuerdo.

En cuanto a lo de hoy, mis propuestas ni siquiera llegaron a eso. no se votaron siquiera. O no se votarán porque tenemos las votaciones en menos de 20 minutos

Anónimo dijo...

¿Te ha llamado alguien al orden por estar escribiendo sobre el debate en directo en tu blog?

Dulce Xerach dijo...

Anonimo no seas mal pensado que lo escribí en un descanso....

Anónimo dijo...

Y que pasa si escribe en el pleno, los demás hacen lo mismo pero con bolígrafo. Dulce sigue así. Por lo menos nos enteramos de cosas que antes no sabíamos

Dulce Xerach dijo...

Estoy enfadada con media humanidad...... y sobre todo conmigo misma.... menudo pleno el de hoy...

Galanda dijo...

Si no pensaras abandonar la actividad pública cuando termine esta legislatura, te reconocería mucho valor en el marco hipócrita y falso de la "mala política". Ahora también te lo reconozco, pero no tanto. Por cierto, es lamentable lo que cuentas, pero no me sorprende nada,y ya pasaba, por supuesto, cuando tú también estabas en primera línea. Saludos

lluviaen dijo...

Dulce, podrías ser nuestro caballo de Troya. Te pediría que subieses un día al estrado en el Parlamento, y contases (antes de que te quiten de las listas para el 2011), por una vez, la verdad : necesitamos oirla, Dulce. Y lo más parecido a la verdad(si quiere alguien lo discutimos), se resume bien en esta Carta al director no publicado en El Mundo (hace ya dos años), y escrita por un amigo mío. Si la lees en el Parlamento un día, tendrás no una calle... te haremos por suscripción popular un monumento.

Señor Director:
Todos los españoles desconfiamos, en mayor o menor medida, del Estado. Muchos sabemos que en España no hay Democracia Formal en ningún nivel, ni estatal, ni autonómico, ni municipal: que no hay separación efectiva de Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, sino diferenciación funcional de uno sólo; que el Parlamento no representa al Pueblo, sino a los partidos ysus ideologías; que no hay mandato directo y revocable a los elegidos, sino un pervertido y urgente voto cada cuatro años a unas listas cerradas por las cúpulas de los partidos.
El sistema entero es un engaño producido por el poder político, económico y social tardo-franquista para perpetuarse en la exclusiva propiedad y disfrute del Estado y de sus negocios, más allá de la Dictadura. El consenso que devino en la Monarquía Partitocrática lo hicieron esos verdaderos poderes en beneficio de sí mismos, tomando lo peor y más corrupto de los sistemas inglés (la monarquía) y alemán (la partitocracia y el autonomismo federalizante), y sobornando con cuotas de poder y dinero público a la incipiente clase política y a las burguesías periféricas. Todo a espaldas del Pueblo, cuya Soberanía usurpó y distribuyó: una parte a la dinastía borbónica, y el gran resto a los partidos y sindicatos, a los que insertó en el Estado, que los financia desde entonces para garantizar su perenne corrupción.
En España, la riqueza (el PIB todo) la produce el Pueblo: la que paga sus propios sueldos, la que financia al Estado en forma de impuestos, la que se reparte en forma de beneficios empresariales, y la que engruesa el capital; también paga las hipotecas, los seguros, el consumo; y es fiador último de los errores de sus clases dirigentes o de las consecuencias del sistema partitocrático, hasta de los crímenes de estado y de la corrupción. El Pueblo Español tiene, pues, derecho a dejar de ser el hazmerreír de la clase política que lo desprecia, porque es el legítimo propietario de la Soberanía, el que todo lo sufraga con su sudor y el que pone hasta los muertos, cuando son precisos.
Usted, Señor Director, ha leído a Montesquieu y a Tocqueville, los cita muchos domingos en sus Cartas, y sabe lo que es y lo que no es Democracia. Usted forma parte del Cuarto Poder, que también debiera ser independiente de Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Demuéstrelo diciendo la verdad: “En España no hay Democracia Formal y el Pueblo Español tiene derecho a la misma”. Porque es vital que la haya cuanto antes, o el hedor de las cloacas del Estado devendrá en una Gran Peste Ubicua que durará hasta que acabe por no ir a votar nadie. No espere tanto. Empiece por publicar esta carta.
Gracias.

Dulce Xerach dijo...

Lluvia en, eres demasiado radical. Creo que habría que encontrar una manera respetuosa y sutil de buscar una transición entre lo que tenemos, que es mejor que la dictadura anterior, y una democracia mejor. Una transición entre estas formas de representación que a veces se muestran falsas y otras formas de representación más reales, menos falsas, o sea, que en lugar de mostrar solo el o "tripartidismo" que hay en Canarias se vea la realidad; la pluralidad de las verdades políticas que tienen cada uno de los 60 diputados canarios, con sus pertenencias múltiples y dependencias dispersas y diversas. El Parlamento, y la vida política, y Canarias, sería mucho más interesante y más productivo.

Quizá no estoy siendo todo lo respetuosa que quisiera, ya lo sé, pero no encuentro otra forma más sutil de decir que hay cosas que simplemente se podrían evitar escuchando un poquito a los demás,

De todas formas la culpa es nuestra, no creo que muchos de mis compañeros sepan a lo que han votado que no ni que si con certeza. Una lectura rápida de las opciones es lo único que teníamos tiempo de hacer. Ni discusión previa ni cosa que se le parezca.

elintenso dijo...

Lo que está claro es que la revolución o llámese como quiera ha de incluir a mucha gente, tanto la que está dentro del sistema como los que estamos fuera. Pero aún faltan vértices, puntos de apoyo.

Dulce Xerach dijo...

A veces pienso que me rodea gente a la que le han secuestrado el pensamiento sin que se den cuenta, y me pregunto si a mi me pasará lo mismo alguna vez. O si estoy loca o qué. La verdad es que esto no es lo que me contó Santiago Pérez en las clases de Derecho Político en la Facultad...

lluviaen dijo...

Dulce , tienes razón en que soy radical. Pero esa palabra tiene un significado positivo: es el que va a la raiz de las cosas. Y yo voy a la raiz de todo, que no es otra que la libertad política y la democracia.

Dices que hemos mejorado respecto a la dictadura; te lo acepto en algunas cosas(libertades personales, etc...), pero hay una cosa en la que seguimos exactamente igual: NO TENEMOS LIBERTAD POLÍTICA. Ni antes, ni ahora. No podemos elegir a nuestros representantes(con Franco tampoco), no podemos echarlos si son desleales (con Franco tampoco). Lo único que ha cambiado es que donde había un sólo partido(Falange), su lugar ha sido ocupado por unos cuantos, donde había un Sindicato, ahora hay varios.

La esencia del franquismo era que no se podía controlar el poder. Esa esencia sigue 30 años después intacta, nadie puede controlar el poder de los partidos, y la única manera de hacerlo institucionalmente es separándolo. Y eso sólo se puede hacer de una manera, revolucionaria si quieres...se llama democracia.

Sí Dulce, soy radical y revolucionario, y a mucha honra. Eso sí, la revolución que yo defiendo, se hará de manera pacífica, porque en el siglo XXI, eso es posible.

Anónimo dijo...

Hola Dulce, me hace gracia el enunciado, parlamentarios de a pie? politicos de a pie? pero existen?, viven en chalets, no se molestan en buscar aparcamiento, comen de lujo, viajan en primera, tienen primeras filas en los actos culturales sin que les cuesten un duro, se suben sus sueldos, cosa que no ocurre en ningun gremio laboral, o me diras que alguien votaria en contra de cobrar mas, sus hijos a colegios de pago, no pasan por la seguridad social , sigo? como quieres que se metan en la pien del ciudadano de a pie si no son ciudadanos de a pie?
Veo a Willie Garcia, salir casi a diario de los Limoneros con algun que otro politico, veo las primeras filas de los actos vacias por que tienen invitaciones gratis y no van, veo sus cochazos esperando al niño en el colegio aleman, los veo viajando en primera Iberia siempre, en el seguro no los veo , que te que de claro que NO SOIS DE A PIE!

Gracias

Dulce Xerach dijo...

Hola ultimo anónimo: no vivo en un chalé, no tengo coche oficial, y cuando lo tenía rara vez lo usaba, no tengo hijos, así que lo de los colegios no me vale, cobro lo mismo que cuando era viceconsejera, a pesar de la subida de sueldo, no como en los limoneros y no me guardan entradas para las primeras filas, cosa que siempre he odiado como tu, y detesto ver las primeras filas vacías, pero casi siempre es el organizador el que se empeña en guardarlas por si acaso. Yo siempre las intentaba llenar. No todos los políticos son iguales, igual que diversos son los ciudadanos. Y no viajo en primera sino cuando me lo puedo pagar de mi bolsillo, que es casi nunca..... Y entre islas que es donde solemos viajar los parlamentarios no hay ni primera ni segunda, en las dos lineas areas canarias somos todos iguales, de lo cual me alegro.

Anónimo dijo...

Pues serás una excepción, por que lo que son los demás, son solo apuntes del nivel de vida que se ve que tienen los politicos, la mayoría, y los de a pie, a no ser que seas Labordeta y vivas de alquiler en Madrid, preguntale a Soria si no viaja en primera ( no me referia entre islas, tonto no soy).

Dulce Xerach dijo...

Gandala, he estado pensando en lo que escribiste y hay algo que no entiendo: sigo en primera línea.

a que te refieres cuando mencionas eso?

aurora dijo...

Sra. Dulce Xerach:
Me identifico con usted en muchos aspectos, yo trabajo en una administración pública. Intento desarrollar mis ideas, pero me obstáculizan y para colmo las que salen bien,porque me lo curro,no se valoran, sino se pone la medalla quién no las trabaja.Se pasa el tiempo y mi jefe todavía no me ha preguntado nunca o no se ha reunido conmigo para planificar ni desarrollar ninguna actividad o proyecto. Yo me pregunto,¿queremos esta clase de políticos,alejados de la realidad del pueblo?¿quién los ha puesto ahí?¿Y para qué? Si es así que gobiernen los empleados.
SIGA ADELANTE, CON SU TRABAJO. LES GUSTE O NO.
UN SALUDO,

UNA CANARIA.

vincha dijo...

De una vez y por todas habrà que encarar el llamar a las cosas por su nombre.Aqui no habrà democracia, por falta de suficientes demòcratas,Mas que Transiciòn hubo transacciòn, y de dictadura autoritaria a dictadura parlamentaria.
Tù lo acabas de explicar.Los demás no acabamos de sufrirla.Los partidos mandan y en los partidos mandan los que mandan. El primero el tesorero.
Parlamentario de a pie es el tratan a punta-pie. De los militantes no quieren ni la pobre y mìsera cuota, para no tener que dar explicaciòn alguna de la situaciòn econòmica de Ingresos ¿? y Gastos ¿? de cada partida del Partido.