Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 30 de abril de 2018

La curiosa amistad entre Miuccia Prada y Rem Koolhaas.

LA CURIOSA RELACIÓN ENTRE PRADA Y KOOLHAAS

La arquitectura produce parejas extrañas. No es habitual que los amantes de la arquitectura (con mucho dinero, claro) repitan arquitecto, sino que varíen hasta contar con una, digamos, colección de piezas arquitectónicas únicas y diferentes entre sí. No obstante, la historia nos ha dejado algunos casos de relaciones intensas, brillantes y largas entre cliente y arquitecto como la de la familia Güell con Gaudí y en la actualidad destaca la de Miuccia Prada y Rem Koolhaas que dura ya casi dos décadas y acaba de dar un nuevo fruto en Milán.

En 2000, la amistad de Miuccia con Rem, el arquitecto holandés, se transformó en una colaboración que se mantiene hasta hoy y no se limita a la creación de tiendas Prada en todo el mundo, sino que llega a los estudios para la realización de la Fundación Prada (2008), la preparación de pasarelas (Prada y MiuMiu), gráficos para lookbooksde la marca (verano de 2009) y la creación de espacios y museos (Prada Transformer en Corea del Sur en 2008 y 24 Hour Museum en Paris, 2012). 

Con el proyecto Prada In-Store Technology (2000), desarrollado en las tres tiendas de Nueva York, Los Ángeles y San Francisco, el objetivo de la marca era hacer las compras más dinámicas y al cliente una parte "activa" del proyecto. Los probadores están equipados con "espejos mágicos": una pantalla de plasma invisible, incorporada en la superficie del espejo, que permite a los clientes mirarse en el espejo contemporáneamente desde la parte delantera y trasera, y un sincronizador de retardo integrado que puede también captura y reproduce los movimientos. Equipado con antenas de radiofrecuencia, el "armario de ropa" puede registrar las prendas tomadas en el probador y visualizarlas en un inventario en una pantalla táctil. Mi favorita de estas es la de Nueva York, en el Soho con su ola de madera, un espacio curvo excavado desde la planta baja y que va subiendo como un tsunami por el edificio hasta llegar a la puerta de entrada.

Recientemente esta amistad entre la diseñadora y el arquitecto ha cambiado el skyline de Milán, donde OMA, la oficina de Rem, ha agregado otro edificio a su complejo Fondazione Prada en Milán, una torre de hormigón blanco que exhibe una colección de arte contemporáneo. “Torre” es el último de los tres edificios nuevos que Rem Koolhaas ha diseñado en el antiguo complejo industrial de destilerías donde se encuentra el centro de arte Fondazione Prada, en Largo Isarco, en el sur de Milán.


Koolhaas y sus colegas Chris van Duijn y Federico Pompignoli han renovado ya siete de los antiguos edificios industriales, que datan de 1910, y ahora han añadido el proyecto “Torre” recientemente abierto al público, este último edificio, con una altura de 60 metros, de hormigón blanco, tiene una geometría irregular que hace que parezca cambiar de forma cuando se ve desde diferentes ángulos.

El edificio tiene nueve plantas y ofrece 2.000 metros cuadrados. Seis de estos pisos se destinan a galerías de exposiciones, que exhiben obras de arte e instalaciones de artistas italianos e internacionales de los siglos XX y XXI de la colección de Prada.



Las otras tres plantas albergan instalaciones para visitantes, un restaurante y un bar en la terraza de terraza la azotea de 160 metros cuadrados, que ofrece unas vistas panorámicas de Milán. En el lado sur de la torre hay un elemento estructural en forma de escalera hecho de una mezcla de hierro y hormigón que conecta visualmente a la manera industrial, Torre con Deposito, una estructura similar en un antiguo almacén al lado.

Koolhaas también ha terminado recientemente otro pequeño proyecto para Prada: el diseño de un bolso para la colección masculina de la marca para el próximo invierno. Eso es amistad entre arquitecto y cliente y lo demás bobería.

http://eldia.es/cultura/2018-04-29/14-curiosa-relacion-Prada-Koolhaas.htm

domingo, 15 de abril de 2018

El nuevo Whitney Museum de Nueva York

http://eldia.es/cultura/2018-04-15/24-Whitney-museo-habla-ciudad.htm

EL WHITNEY: UN MUSEO QUE HABLA CON LA CIUDAD.

Cuando te acercas parece una fábrica más del Meatpacking Disctrict de Nueva York, como otros edificios industriales que le rodean. Sus paredes asimétricas de acero color gris azulado pálido nos hacen suponer que en cierta manera es un homenaje que el arquitecto Renzo Piano quiso rendir a esa parte industrial de la ciudad, porque todo en el gran edificio de acero habla de y con Nueva York, con sus ríos, con los edificios que le rodean, con la estatua de la Libertad que se ve a lo lejos, con los impresionantes atardeceres del otro lado del río Hudson, con el Empire State y el nuevo 1WTC.

Siempre estás rodeado de río o de mar, porque está ahí cerca, y se puede sentir. Es como un gran edificio portuario con un cierto aire marinero pensado para observar desde sus múltiples terrazas y sillones, orientados hacia los grandes ventanales, la entrada y salida de barcos constante. Y a la vez siempre estás rodeado de arte, desde las sillas, hasta los ascensores del artista Richard Artschwager.


Según el propio Renzo Piano: "el diseño del nuevo museo surge de un estudio detallado de las necesidades del Whitney y de una respuesta a un lugar extraordinario. Queríamos aprovechar su vitalidad y, al mismo tiempo, mejorar su rico carácter. El primer gran gesto, entonces, es la entrada en voladizo, que transforma el área exterior del edificio en un espacio público grande y protegido. En este lugar de reunión debajo de High Line, los visitantes verán a través de la entrada del edificio y las ventanas grandes en el lado oeste el río Hudson. Aquí, de una sola vez, tienes el agua, el parque, las poderosas estructuras industriales y la emocionante mezcla de personas, unidas y enfocadas por este nuevo edificio y la experiencia del arte ".

Unos 4.650 metros cuadrados de espacio para galerías se distribuyen en los niveles cinco, seis, siete y ocho, el quinto nivel cuenta con 1.670 metros cuadrados de galería sin columnas. Esta galería está reservada para exposiciones temporales y su gran volumen permite exponer grandes de arte contemporáneo. La colección permanente se exhibe en las dos plantas más alta, en los niveles seis y siete. Estos dos pisos tienen las mejores vistas de la ciudad con 1.200 metros cuadrados de terrazas llenas de esculturas al aire libre.

Renzo Piano está en la Champions League de los arquitectos que mejor crean espacios públicos en el mundo, y lo sepan o no los ciudadanos él consigue con sus diseños mejorar su calidad de vida cívica. Es un arquitecto que, aunque de entrada no lo entiendas, como pudo pasar con el Centro Pompidou del Beaubourg de París, te enriquece nada más acercarte, te enriquece pasear alrededor, vivir alrededor y no digamos ya si entras en su interior.  Y aquí pasa igual, desde que entras en su "piazza", como él llama al gran hall, ya te sientes reunido, congregado, en comunidad y merodeas como harías en cualquier plaza del mundo. Una forma magistral de innovar creando ciudad en torno a la cultura, creando belleza sin olvidar la forma y la función del edificio. 

Es un edificio industrial raro que habla de belleza, poesía de la arquitectura, arte y ciudadanía que las disfruta. Habla de la experiencia de la alegría en paz y colectividad. Y aunque su industrialidad puede desorientar al principio nada podría ser una arquitectura más amable y sincera, despojada de adornos innecesarios, primitivamente monumental.

Un edificio nuevo, que alberga el arte más contemporáneo y que al mismo tiempo nos habla del pasado y la memoria de un lugar de una manera hipnotizante que abruma silenciosamente a quien, expectante, invade sus muros por primera vez y disfruta de todo: ciudad, contenedor y contenido.

Dulce Xerach
15 de abril de 2018-04-14





sábado, 14 de abril de 2018

Urbanismo flexible e ideas nuevas ante la crisis de la vivienda.



En lugares como Hong Kong con mucha más alta densidad y problemática residencial que la que podemos tener en Tenerife hace años que se llevan poniendo soluciones imaginativas sobre la mesa, de bajo coste y que solo requieren cierta flexibilidad urbanística, que tal vez ya tengamos ya la posibilidad de realizar en Canarias con la nueva Ley del suelo.

El ejemplo concreto que vamos a analizar no es el primero de este tipo: la comunidad creativa de todo el mundo ha venido presentando soluciones parecidas a esta que ahorran espacio y combaten con imaginación la actual crisis de la vivienda.

Por ejemplo, y tan solo en esa misma ciudad, en 2014, el estudio de Hong Kong Affect-T sugirió que se podrían instalar micro hogares de bambú dentro de edificios de fábricas abandonadas también en Hong Kong. Más recientemente, el estudio hongkonés Design Eight Five Two usó divisiones deslizantes, muebles móviles y almacenamiento oculto para aprovechar al máximo el espacio en un apartamento de 51 metros cuadrados, mientras que NCDA utilizó un altillo estilo casa de árbol para hacer un espacio extra en un apartamento de 34 metros cuadrados. 

http://eldia.es/cultura/2018-04-01/18-Urbanismo-flexible-ideas-nuevas-crisis-vivienda.htm



Pero el ejemplo de hoy es genial, el estudio de Hong Kong James Law Cybertecture ha desarrollado un prototipo de micro hogares apilables y de bajo costo en tuberías estandar de cemento, que podrían insertarse en huecos abandonados entre edificios de la ciudad de manera provisional o permanente.

Lo han llamado OPod Tube Housing, y es un proyecto que considera que las tuberías de agua de cemento de 2,5 metros de ancho se pueden transformar en pequeñas casas de 9,29 metros cuadrados, con puertas que se pueden desbloquear utilizando teléfonos inteligentes. 

Las paredes interiores están encaladas, lo que reduce la estética industrial, y el piso es de madera. Un sillón se pliega de noche para funcionar como cama. También hay espacio para una mini nevera, una cocina de microondas, una barra para colgar la ropa y un espacio para colocar maletas y cajas.

Un panel frontal totalmente acristalado funciona como puerta y/o ventana. Con ella se proporciona luz natural y además hay iluminación adicional mediante tiras de leds colocadas debajo de los estantes y una lámpara retráctil colocada en la pared.

La parte trasera de la tubería forma un compartimento de baño con ducha y un inodoro. Las paredes circulares están revestidas de baldosas hexagonales de color blanco puro, y el suelo está cubierto de tablas de listones para proporcionar drenaje. Sé que Hong Kong tiene el mercado de vivienda menos asequible en el mundo y que no es comparable a Tenerife, que aquella isla asiática se enfrenta actualmente a una importante crisis de vivienda, debido a una población en aumento, una gran demanda de alojamiento, precios de las propiedades que se disparan y tierras limitadas por la geografía de la isla  pero diseños así también podrían proporcionar un alivio temporal para los residentes jóvenes que en Canarias buscan algo asequible a corto plazo.

Los arquitectos que han tenido esta idea imaginan que estas estructuras tubulares se amontonan una encima de las otras, creando hogares asequibles para los jóvenes en espacios vacíos del centro de la ciudad de Hong Kong.

Los residentes podrían vivir en estos tubos durante uno o dos años de manera provisional y como una primera oportunidad para independizarse, o durante el tiempo de estudios.

Construir estos micro apartamentos cuesta aproximadamente 15.000 euros cada uno. Y podrían caber entre medianeras abandonadas, tan habituales por estas tierras.  Con cada unidad que pesa 20 toneladas, se pueden elevar con una grúa estándar de tamaño mediano, lo que les permite incluso trasladarse con relativa facilidad y por supuesto ser consideradas instalaciones provisionales.

Potencialmente mucho más flexibles que las cápsulas hexagonales para dormir diseñadas por la agencia creativa Framlab en edificios de Nueva York de la que hablamos aquí hace un par de semanas. 

Dulce Xerach Pérez
Doctora en arquitectura
Profesora de la Universidad Europea de Canarias
31 de marzo 2018.

VIVIENDA SOCIAL Y FALTA DE IMAGINACIÓN.


http://eldia.es/cultura/2018-03-18/34-Vivienda-social-falta-imaginacion.htm

Como consecuencia de la crisis económica y de la situación del mercado inmobiliario, y turístico, la capacidad de las familias para acceder a una vivienda ha empeorado. Parece que al artículo 47 de la Constitución no se le presta tanto interés y desvelos como al artículo 2.

No solo se está retrasando la independencia residencial de los jóvenes, sino que el derecho a una vivienda también ha empeorado en cuanto a la capacidad de las familias para abordar la compra o el alquiler, y también hemos visto empeorar la seguridad en la tenencia con miles de casos de desahucios en los últimos tiempos. Por tanto, el derecho de los españoles a disfrutar de una vivienda digna y adecuada está puesto en cuestión.

Sin ir más lejos, el Diputado del Común, señaló la semana pasada que el efectivo el derecho a acceder a una vivienda digna continúa siendo uno de los problemas más complejos a los que sigue enfrentándose Canarias, que "las innumerables quejas de los ciudadanos que recurren a este comisionado solicitando la intermediación y mediación, en situaciones de desahucios” y "las solicitudes de mediación para lograr un alquiler social han llegado a convertirse en un problema de gravísima dimensión".

Todo esto que pensábamos que se solucionaría en esta salida lenta de la crisis se ha agravado más con el problema de la vivienda vacacional, que sube los precios e impide alquileres normales y asequibles.

Y mientras en Aarhus, Dinamarca se crea un tipo de complejos de viviendas sociales que son una reinterpretación de las tipologías históricas de viviendas de Aarhus, creando espacios comunes modernos y verdes, o en Dinamarca la firma de arquitectos COBE forma con paneles acero galvanizado balcones facetados y marcos de ventanas en el exterior de un antiguo silo industrial en Copenhague, que el estudio danés ha convertido en un edificio de apartamentos sociales, y en Nueva York se repiensan los espacios para los jóvenes, como elesquema conceptual llamado Instant City, de los diseñadores Beomki Lee y Chang Kyu Lee que proponen crear apartamentos y áreas públicas asequibles a través de pequeños módulos que se pueden reconvertir de múltiples maneras.

+Viviendas en Dinamarca en un antiguo silo industrial.

Mientras vemos que, con diferentes grados de éxito, pero con la vivienda social en el centro del debate público, se aborda la cuestión en Europa, es ostentosa la parsimonia que llevamos en Canarias últimamente para resolver el problema de vivienda donde en el último año, por poner solo un ejemplo, VISOCAN no ha sacado ni un solo concurso público de redacción de proyectos de arquitectura de vivienda social ni ha planteado ningún reto nuevo. Sin embargo, es crucial que veamos, desde el lado público, formas alternativas de afrontar la crisis de la vivienda. Y para eso lo deseable y más inteligente podría ser aprender de los mejores de Europa.

Lo que falta es imaginación para abordar el problema, para cambiar las normas que rigen la construcción de vivienda pública y hacerlas más flexibles. Se puede densificar una ciudad y hacerla más verde, a la vez, y crear paredes vivas, paisaje a pequeña escala, parques en el cielo, jardines de verano e invierno, e ideas para devolver a la naturaleza el espacio del que un edificio se apropia. 

La búsqueda de la igualdad es función del diseño: ¿cómo se crea un sentido de comunidad cuando no tienes los mismos ingresos, excepto a través del espacio compartido? Con formas más imaginativas de darle uso y forma al espacio disponible, las nuevas viviendas sociales, con el sentido de modernidad adecuado, pueden ayudarnos a que las nuevas ciudades, la mejora de las históricas y la rehabilitación, alberguen adecuadamente a toda nuestra gente sin tener que convertirlos en personajes de películas como Bladerunner.

Y en cuanto a la belleza necesaria, tenemos que pensar que no hay nada más caro que algo feo que debe ser demolido porque fue mal construido. Es inaceptable para esta generación seguir con este problema sin repensarlo.


Dulce Xerach Pérez
Doctora en arquitectura
Profesora de la Universidad Europea de Canarias.
17 de marzo de 2018.

martes, 13 de marzo de 2018

UN PRITZKER PARA DOSHI


El Premio Pritzker de este año ha recaído en Balkrishna Doshi, arquitecto de 90 años y urbanista, autor de más de 100 proyectos a lo largo de su vida. Doshi es uno de los arquitectos más influyentes de la India posterior a la independencia y el primer arquitecto indio en recibir el más alto honor de la arquitectura. El jurado del Pritzker resalta que "con un entendimiento y apreciación de las profundas tradiciones de la arquitectura india, Doshi unió la prefabricación y la artesanía local y desarrolló un vocabulario propio en armonía con la historia, la cultura, las tradiciones locales y los tiempos cambiantes de su país de origen, la India".


Formado por Le Corbusier y Louis Kahn, este prolífico arquitecto fusiona su experiencia con su educación modernista logrando una sensibilidad claramente india en todas sus obras. Domina el contexto, el lugar en el que actúa, se inspira directamente en el paisaje y entorno social de cada proyecto y sus diseños enfatizan la conexión con la naturaleza y la responsabilidad social. 

Como educador Doshi ha inspirado a generaciones enteras de estudiantes con sus ideas:

"Todos los objetos que nos rodean, y la naturaleza misma -luces, cielo, agua y tormenta- todo está en una sinfonía. Y esta sinfonía es de lo que se trata la arquitectura. Mi trabajo es la historia de mi vida, en constante evolución, cambio y búsqueda, intentando quitar el papel de la arquitectura y mirar solo la vida ". 

El corpus de las obras de Doshi muestra que los edificios contemporáneos excepcionales pueden ser expresiones de los valores culturales más profundos de un país, que la arquitectura es la síntesis de muchas preocupaciones complejas y, sobre todo, un telón de fondo para la vida, donde el arquitecto está al servicio de los demás.

Sus intervenciones en la naturaleza son muy sensibles y conservan la escala humana en el paisaje construido por el hombre. Hace feliz saber que Doshi es el ganador el premio Pritzker. Los valores atemporales que él representa, personal y profesionalmente, su capacidad real de hacer que la arquitectura sirva para facilitar y crear entornos centrados en la sociedad, son méritos que deben ser reconocidos globalmente como la mejor práctica de la arquitectura.

Doshi trabajó con Le Corbusier, supervisando sus diseños para la ciudad de Chandigarh. también colaboró estrechamente con Louis Kahn en el Instituto Indio de Administración en Ahmedabad en la década de 1960. 

Es muy conocido por su trabajo pionero de viviendas low cost, Aranya, construidas en Indore en 1989 con capacidad para más de 80,000 personas en un complejo de casas y patios, entrelazados con un laberinto de caminos internos, con las casas diseñadas pensando en su adaptabilidad.

Otra de sus obras emblemáticas es su plan de 1986 para Vidhyadhar Nagar, una ciudad satélite de 350,000 personas cerca de la ciudad vieja de Jaipur, en la que combinó características de planificación utópica modernista con antiguas tradiciones hindúes. Se basó en elementos de la planificación cosmológica de la ciudad histórica, que se basaba en un mandala, diagrama simbólico budista, y lo fusionó con sus propios intereses en viviendas con patio.

Como todas las personas geniales fue un adelantado a su época prestando atención a los aspectos de conservación de la energía eólica, la orientación solar de las casas, la reutilización del agua de lluvia.  

"Balkrishna Doshi siempre ha creado una arquitectura seria, nunca llamativa ni seguidora de tendencias", dice el jurado del Pritzker, elogiando su trabajo por encarnar "un profundo sentido de la responsabilidad y un deseo de contribuir a su país y a sus habitantes a través de una arquitectura auténtica de alta calidad ".

A pesar de su éxito y fama, siempre ha sido accesible, ha tratado a las personas independientemente de su edad, sexo y experiencia a la par. Quienes le conocen dicen que su espíritu joven, curiosidad y apertura son inagotables e inspiradoras.  Alegra saber que la comunidad global se toma su tiempo para darnos una lección a todos y hacernos repensar hacia dónde se dirige la arquitectura contemporánea.


martes, 24 de octubre de 2017

Arte, mujer y el Old Boys’ Club de Canarias: la culpa no es de los comisarios.


El Old boys’ Club es un viejo sistema informal por el cual el poder, de todo tipo (económico, cultural, social, etc.), es retenido por hombres blancos de clase acomodada a través de relaciones incestuosas entre ellos. No es necesariamente intencionado o malvado, pero la red de Old Boys ha frenado históricamente, y sigue haciéndolo, a muchas mujeres (entre otras minorías) y ha impedido, conscientemente o no, que ellas tengan éxito, visibilidad y acceso real a la igualdad.  Ese “club de hombres” también existe en Canarias, y en el mundo del arte es especialmente poderoso.

Quiero dejar fijada mi posición personal, después de semanas de polémica, en torno a la llamada “exposición misógina”, comisariada por Fernando Castro Borrego y Andrés Sánchez Robayna, cuya denominación oficial es 'Pintura y poesía: La tradición canaria del siglo XX', que fue expuesta en el TEA a lo largo del verano de este año 2017 y esa posición personal se resumen en una frase: la culpa no es de los comisarios, es de quienes los contratan.

La semana pasada, en esta convulsa y fragmentada España, el representante de la Hispanic Society of America, Philippe de Montebello, en su discurso al recoger el premio Princesa de Asturias señaló algo que creo que viene muy bien recordar aquí porque tiene mucho que ver con la necesidad de igualdad de la mujer en el arte: Los museos y bibliotecas son los depósitos de los más altos logros de la humanidad. Son instituciones que deben facilitar el entendimiento de la diversidad cultural. Cualquier investigador que pretenda hacer un trabajo serio en la actualidad tiene que saber que el olvido de una parte importante de la sociedad (las mujeres) es una triste forma de barbarie.

No creo que los comisarios sean machistas o misóginos en sí mismos, esto también quiero aclararlo, simplemente creo que sus prejuicios inconscientes y la inercia de lo que es habitual, en su vida y en la historia, les ha llevado a ignorar a la mitad del talento artístico y literario que hay en Canarias. Al menos han ignorado, ambos, a la mitad del talento existente, tanto en pintura como en poesía, durante los últimos 40 años de historia de las islas. ¿Cómo es posible que, con iguales cualidades cerebrales científicamente demostradas y con igual libertad para crear tras la democracia no haya nada reseñable para estos dos comisarios?  

Cuando hay concursos de méritos objetivos, en cualquier materia, hay igualdad. Cuando se trata de acceder a la carrera judicial, o de los exámenes de MIR, o a los puestos de funcionarios hay igualdad. Cuando se trata de exámenes en la universidad hay igualdad, y la representación femenina crece exponencialmente, pero cuando es el club de hombres el que decide, cuando no hay condiciones de partida similares, es cuando se produce la desigualdad. Luego el talento está ahí.

¿Por qué entonces tanta desigualdad? Porque los sesgos androcéntricos están presentes en las decisiones de los comisarios, que conscientes o no, otorgan al varón, y a su punto de vista, una posición central en la cultura y la historia del siglo XX en Canarias.

El problema pues es la actitud de desvalorización de lo femenino. Y el resultado es que los orgullosos y creativos logros de la mitad de los creadores de Canarias, las mujeres, quedan en el olvido.

Está científicamente demostrado que no existe ninguna particularidad específica en el cerebro de las mujeres que las haga inferiores o menos capaces de crear y, por tanto, podemos afirmar que no existen cualidades exclusivas de feminidad en el arte que lo hagan inferior. Evidentemente ser mujer puede influir en la producción artística, de la misma forma que puede influir la orientación sexual, la clase social, la raza, la educación o el lugar de nacimiento. Todo el corpus de conocimiento científico-feminista creado con las últimas décadas ha ido afianzando y demostrando que las mujeres somos, como mínimo, igual de capaces en todos los campos, y aunque hemos ido avanzando desde lo marginal a lo legítimo, sin embargo, la Historia del Arte se sigue presentando en pleno siglo XXI como la historia de la genialidad individual occidental, y por encima de todo masculina, como si aún siguiéramos siendo cavernícolas.

Las leyes de las que nos hemos ido dotando entre todos a lo largo de estos 40 años de democracia, están para cumplirlas o cambiarlas, y mientras no se cambien toca cumplirlas, y esas leyes nos dicen, desde el artículo 9.2 de la Constitución, hasta el artículo 26 de la Ley de Igualdad, que es necesaria y urgente la puesta en marcha de estrategias más inclusivas, políticas que aboguen por la normalización y la incorporación de la producción cultural y artística de las mujeres a los museos y a la programación cultural de Canarias, y que engloben todas las narrativas históricamente excluidas.

En el mundo privado, estos comisarios y otros, pueden exponer y publicar lo que quieran, son libres de hacerlo, pero en este caso concreto estamos hablando de dinero público y cuando se trata de gastar el dinero de todos ninguna política es neutra, y si no lleva la perspectiva de género sencillamente es una política ciega e injusta. Es ilegal.

Por eso, y volviendo a mi tesis de partida, creo que la culpa no es de los comisarios, sino de quienes los contratan sabiendo cómo es su particular visión del mundo. La culpa es de los poderes públicos que no promueven suficientemente las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva; la culpa es de los poderes públicos que no se molestan en remover los obstáculos que impiden o dificultan esa igualdad. Es necesario aplicar medidas de género en toda acción política, poner en marcha políticas y acciones positivas que consigan que, desde distintas posiciones de partida, se lleguen a resultados equivalentes. Es urgente colocar la igualdad en el centro de la política. Se requiere representación equilibrada en los órganos de decisión, en los comisariados, y se requiere penalizar las conductas discriminatorias. Se requiere democratizar los espacios públicos de verdad, y una redistribución de los recursos económicos y oportunidades existentes más equitativa entre ambos géneros. No se trata de “colocar a las chicas”, no es que los hombres “coloquen” a sus chicas en algún “anexo”, se requiere equidad, y buscar mecanismos para compensar todo el tiempo perdido, para vencer la inercia, se requiere dar estímulo y reconocimiento a la mitad del talento de la población en la misma medida que se otorga a la otra mitad. Sé que no es fácil, y un primer paso ha sido, por parte del Gobierno, escuchar y parar la barbarie de este olvido. Pero no es suficiente.


Dulce Xerach, 24 de octubre de 2017.