Share It

miércoles, 20 de agosto de 2014

¿Como conservar la propia libertad? En relación con ciertas batallas públicas.

PAUL AUSTER: “ADMIRO A QUIENES TIENEN EL VALOR DE CAMBIAR DE OPINIÓN”



¿Cómo conservar la propia libertad? 

Es una pregunta recurrente, supongo que todos los seres humanos nos la hacemos alguna vez. Para mi es una pregunta constante ante cualquier decisión a tomar. Por ejemplo, ante cualquier post crítico que podría escribir en este blog me la planteo.

Al final, desgraciadamente en parte, y afortunadamente en otra, llego a la misma conclusión: si no quiero esclavizar mi propia capacidad de apreciación de la realidad, si no puedo tener mi propia independencia crítica ¿para qué vale todo lo demás? 

Sé que es caro, que no conduce a otra cosa que a problemas, pero no sé por qué hasta ahora no he podido evitarlo, prefiero conservar mi libertad moral, poder participar libremente en conversaciones, debates o problemas sin comprometer más opiniones que la mía propia, respirar el aire de las ideas sigue siendo para mi más importante que simplemente respirar por el hecho de respirar.

Supongo que por eso, y a pesar de las dificultades, de la crisis, y de los abusos, jamás he lamentado haber abandonado la política, porque al fin y al cabo, ahora la política, últimamente, quizá los últimos 7 u 8 años ya no es lo que fue en mi país, ahora la política, cuando uno se dedica a ella es una forma de autoabdicación, uno no tiene derecho sino a defender las ideas del partido, pero no a ser libre.

Es cierto que eso me hace más pobre económicamente, no porque en la política se cobre más, sino porque al ser libre se me cierran más puertas. Es muy triste comprobar que justo esta libertad y las cualidades que se le suponen alrededor, son, aquí al menos, el obstáculo más seguro contra el éxito. Sé que cualquier cosa que diga (escriba en este caso) sobre asuntos espinosos va a ser tomada en mi contra e interpretada de la forma más burda, como algo "malo" para el partido, para la empresa o para la organización a la que sea que pertenezca o me refiera.

Algunas veces, tanto amigos como enemigos (políticos) me dicen que por qué me embarco en guerras como las de salvar el Espacio Cultural El Tanque o el Mamotreto o la sala de arte contemporáneo del Museo de Bellas Artes, o, ahora el Puerto del Puerto de la Cruz en lugar de ser más callada y obediente, o más conformista. Que no crean que yo no me lo planteo. No sé resguardarme tan bien como otros que consiguen caer bien a todos. A veces me digo que ojalá no hubiera sabido nada de esas cuestiones que he mencionado, como no conozco tantas otras con las que no me involucro, pero ese ojalá es estúpido porque la realidad es que sí las conozco, y, por mucho que a veces me enfade conmigo misma por involucrarme tanto, una vez que tengo una propia opinión crítica, que intento siempre fundamentar con otras opiniones técnicas, entonces ya me resulta tan difícil olvidarlo, me resulta tan imposible darles la espalda ¿cómo lo hacen quienes lo consiguen me pregunto? ¿cómo consiguen que no les importe? ¿cómo no involucrarse tanto?

A veces me gustaría olvidar, como en el caso del Puerto del Puerto, pero no puedo, por más que lo intento no puedo. ¿Por qué? Por tantas razones. La razón más general es una que cojo prestada del filósofo Fernando Savater: "“en una democracia políticos somos todos y tenemos que intervenir, buscar los cauces para hacerlo”. Pero sobre todo y la más importante, solo en este caso concreto del Puerto, aunque haya alguien que no me crea, es porque la opción más probable que existe hoy por hoy sobre la mesa es demasiado mala para el Puerto (puedo poner mil puntos a este ¿por qué? que se me podría preguntar, pero este post no es el momento). Y como es mala y aún se puede evitar, por eso protesto, lucho, busco caminos. Si fuera buena para el Puerto, a pesar de los problemas del expediente, legales y administrativos, y de todo lo que ha pasado, lo olvidaría, no podría luchar nunca contra una buena idea, pero la que hay es tan anodina que no puedo evitar intentar, con las pocas fuerzas que tengo, que se cambie y se mejore. 

Esto -lo sé- me convierte en polémica, controvertida, demasiado abierta siempre al combate dialéctico, a decir mis verdades pese a quien le pese, y por ello peligrosa (mejor cerrar las puertas y las ventanas) todo ello a pesar de que tengo que reconocer estar un poco cansada de mi imagen pública, de esa irremediable necesidad de discutir, porque es una imagen parcial, pero me persigue como si fuera un todo, siempre, y eso es terrible. Pero, por alguna razón que no alcanzo a entender no puedo evitar que la mía sea una ética, o una filosofía, no sé muy bien como decirlo, de la acción. Lo que me ha interesado siempre son los motivos y los valores de la acción, no protestar por protestar, no destruir por destruir, sino construir, pero construir lo bueno, hacer las cosas que hay que hacer de la mejor manera posible (algo que deje huella, como el Tea, o el Magma, o el Auditorio, o tantas cosas que sí hemos hecho bien como sociedad). O al menos intentarlo.¿Por qué no intentarlo si aún se puede evitar la comisión de un grave error?

¿Qué otras alternativas tengo?

viernes, 8 de agosto de 2014

El lado oscuro de las ciudades también brilla.

Contribuir desde las páginas de este periódico a la comunicación sobre arquitectura, comportamientos y modelos de desarrollo sostenible, y a crear una cultura socio ambiental que sea mejor cada día me lleva a escribir sobre los paisajes arquitectónicos de la novela negra.

El lado oscuro de las ciudades aparece reflejado en la literatura criminal de maneras muy diversas y casi siempre de manera realista, lo que refleja el afán de documentación sobre la realidad que muchos de los escritores de novela negra realizan con rigor.

Podríamos hablar en detalle de múltiples novelas y ciudades, como Mitología de Nueva York, de Vanessa Montfort, Donostia de Jon Lauko, Estocolmo en la novela Los hombres que no amaban a las mujeres de Stieg Larsson, las ciudades de Paris y Grasse de El Perfume de Patrick Süskind o La ciudad de La Laguna de Mariano Gambín. Empecemos por la Suecia de Maj Sjöwall y Per Wahlöö y comparémsla con la Suecia de ahora, donde la arquitectura contemporánea de calidad acompaña a la mejora y diversidad de todos los índices del país.
Cuando Maj Sjöwall y Per Wahlöö nos describen la Suecia de los años 60 y 70 en sus novelas sobre el detective Martin Beck podemos ver una Suecia desconocida para los europeos del sur, pero por otro lado, un reflejo de gran parte de nuestros problemas de hoy día en España, Italia, Grecia.

Maj Sjöwall y Per Wahlöö describen por ejemplo, cuando En 1967, se cometen una serie de asesinatos donde las víctimas son niñas. El  caso surge justo en medio de otro caso de menor entidad pero que estaba preocupando a la población sobremanera, el caso de un ladrón que atacaba de forma violenta a sus víctimas en los parques públicos de la ciudad. 

Estos escritores suecos siempre se caracterizaron por denunciar la pasividad de la sociedad sueca en la que vivían. Describen escenas burguesas que nos dejan el reflejo de una sociedad a la que no parece importarle mucho lo que le ocurra al otro.

En una de sus novelas, Asesinato en el Savoy (1970)  la historia que cuentan se convierte en un pretexto claro para la crítica evidente de una sociedad sueca desgastada por el crimen. Su trama excelente sobre la corrupción y la brutalidad policial de la sociedad sueca de la época de los setenta nos enseña la vertiente más amoral de una sociedad en descomposición.

Suelto: Las novelas son una forma brillante de denunciar las injusticias sociales y el lado oscuro de las ciudades

Sus novelas son una forma brillante de denunciar las injusticias sociales y el lado oscuro de las ciudades sin olvidar la trama policíaca. Todo esto me lleva a analizar la Suecia de ahora y entonces nos encontramos con que los indicadores sociales nos muestran un país que parece haber superado esa crisis de los 70 ¿en qué medida es cierto y qué medida no lo es puede ser interesante de cara a saber qué puede pasar en países como España, Italia o Grecia? Veamos un dato relevante: tan solo un 7’9% de paro en la actualidad. ¿Cuánto daríamos en España por una cifra así?

Esta recuperación va acompañada por numerosas apuestas por la arquitectura contemporánea de calidad, entre las que destaco una, el frente marítimo, que tanta relación tiene con tantas y tantas novelas negras, ya que en los puertos y las zonas portuarias ocurren innumerables crímenes.



Este edificio, el Stockholm Waterfront Congress Centre, de White arkitekter, está diseñado con soluciones flexibles y tecnología avanzada que ofrecen enormes posibilidades para crear el lugar perfecto.  En el corazón de Estocolmo, junto a la estación centra y a lo largo de la bahía de Riddarfjären, la estructura de capas y la ondulación de las mismas así como su brillo crean una emocionante vista del horizonte, el centro histórico y el nuevo distrito de negocios cada vez más dinámico. Quizás en Tenerife tenemos algo que aprender de nuestros vecinos suecos ¿no creen? Es un país pequeño que ha logrado ser muy competitivo y más amable con sus ciudadanos.


lunes, 4 de agosto de 2014

Sobre la extraña consulta vecinal sobre la playa de las Teresitas


Leo con perplejidad que el futuro de la playa de Las Teresitas se diseñará de manera conjunta con los vecinos. Así lo anunció el equipo de Gobierno de Santa Cruz y así va a ser. El Consistorio capitalino ya tiene todo preparado para comenzar a recoger las opiniones de los santacruceros sobre cómo les gustaría que fuera esta zona de la costa chicharrera dentro de unos años. Para recabar todas las propuestas ciudadanas, el Ayuntamiento ha designado a un equipo que se encargará, a partir de hoy, de realizar encuestas y también talleres con los vecinos para tratar de recabar todas las posturas.
"Tanto las encuestas como los talleres los vamos a realizar en la misma playa de Las Teresitas, donde estará este equipo multidisciplinar atendiendo a todas las personas que se quieran acercar a ellos y dejarnos su opinión sobre cómo les gustaría que fuera esta zona de la costa", aseguró ayer el concejal de Urbanismo en Santa Cruz y primer teniente de alcalde, el socialista José Ángel Martín, quien añadió que este equipo estará recabando esas opiniones durante dos meses.

Aparentemente todo eso podría estar muy bien, pero esa consulta no sirve de nada si los vecinos no pueden elegir entre los diferentes proyectos que hay, esa consulta ciudadana no vale sin que se pueda explicar, con un equipo adecuado (abstenerse los enemigos declarados de siempre) del proyecto de Dominique Perrault.

Todo lo demás solo suma más despropósito. Un concurso de ideas tiene más valor desde el punto de vista legal que una consulta irregular como la que están haciendo en la propia playa que no garantiza la partipación y la información de todos los ciudadanos.

De repente me viene a la cabeza la famosa frase de Pérez Galdós, que en Tenerife habría que reinterpretar pero que todos seguro que comprenden porqué lo digo...



Mientras tanto, pobre playa...




jueves, 31 de julio de 2014

Singapur versus Tenerife, y la apuesta arquitectura contemporánea de calidad

Sobre la importancia de la arquitectura de calidad.


La estrecha relación entre la Arquitectura y el éxito turístico.

Escribir sobre Arquitectura en las islas es una oportunidad para poder ayudar a generar en nuestra sociedad una mayor conciencia y apreciación del valor que el buen diseño y la búsqueda de la excelencia y la sostenibilidad en arquitectura puede aportar en cualquier proyecto común que emprendamos. 

Vuelvo a una de mis ciudades-isla-país favoritos, Singapur. Quiero realizar una somera comparación de dos islas que me fascinan tanto por sus similitudes como –sobre todo- por sus diferencias: Tenerife y Singapur, en un aspecto, el turístico y su estrecha relación con la arquitectura.



Interesa particularmente preguntarse cómo se hacen las cosas en una y otra isla para que turísticamente nos vaya como nos va (ambas son modelos de éxito en materia turística, pero una lo es más que otra).

Coincide también la ocasión con la celebración en la Universidad de Verano de Adeje “Moldeando la naturaleza para crear vida” sobre arquitectura sostenible, donde me han invitado a hablar –precisamente- de Singapur. Todo ello me lleva a investigar sobre cómo moldea Singapur su propio paisaje, y a sí misma como isla, para conseguir incrementar el número de turistas y el PIB turístico y tener solo un 2% de paro. ¿Cómo es posible que Singapur tuviera 6.1 millones de visitantes en 2003 y en apenas 10 años ha llegado a tener 14.5 millones en 2012 mientras que Tenerife en el mismo periodo apenas ha incrementado su número de turistas extranjeros en 200.000 llegando en 2013 a batir todos los records con 3.930.000.?

¿Cómo se duplica el número de turistas en 10 años?



¿Cómo se duplica el número de turistas? Objetivamente podríamos dar muchas explicaciones y enfocarlo desde múltiples puntos de vista. Elegimos uno para empezar: la arquitectura, y en ella encontramos una de las posibles respuestas: Singapur duplica el número de turistas ofreciendo al visitante nuevas experiencias, cultura y entretenimiento, posicionándose y para ello apuesta por la calidad. Veamos los dos últimos ejemplos que Singapur ha puesto en marcha y que han contribuido a cambiar la imagen de esa isla-país: el hotel Marina Bay Sand y el Nuevo Jardín Botánico también en la bahía de Singapur.

Los jardines, Gardens by the Bay, diseñados por Wilkinson Eyre Architects para ser los nuevos jardines nacionales de Singapur es una obra de arquitectura aplaudida por su elegante diseño y calidad que ha reconfigurado el horizonte icónico Singapur. Hay que aplaudir además sus esfuerzos de sostenibilidad en el control de la luz, el calor y la humedad. Es un proyecto espectacular que exhibe con éxito la naturaleza en un entorno artificial diseñado con principios de sostenibilidad.

El otro ejemplo es el  Marina Bay Sand Hotel, conjunto de tres torres hoteleras unidas por una espectacular piscina con forma de barco que mira hacia la ciudad y el mar y un centro de convenciones y exposiciones, un centro comercial, un museo de Arte y Ciencia, y un casino. El complejo fue diseñado por Moshe Safdie.  Safdie también diseñó una ruta artística dentro del complejo, incorporando siete instalaciones de cinco artistas como Sol Lewitt, Antony Gormley y Zheng Chongbin integrando con sofisticación el arte con la arquitectura. Es un edificio pensado globalmente y no localmente que ha situado a Singapur en el mapa tal y como el Guggenheim situó a Bilbao en su día.

Pero lo más fascinante de Singapur es el futuro, pues muchas son las atracciones turísticas que se abrirán este año y que están perfectamente planificadas desde hace mucho tiempo y diseñadas por buenos arquitectos que apuestan por la calidad y la sostenibilidad, seleccionados tras transparentes concursos de ideas: El River Safari, el Kallang Sports Hub, el Jurong Lake District y la National Arte Gallery.

Mientras tanto, en Tenerife, en lugar de continuar la senda de planificación y apuesta por la calidad que se terminó de romper en 2003 en el Cabildo cuando se intentaba mejorar la calidad del skyline de la isla (Auditorio de Tenerife, Magma, Tea) nos limitamos a más de lo mismo, sirvan dos ejemplos: Un nuevo puerto en el Puerto de la Cruz anodino, más interesado en crear volumen edificatorio que en tener en cuenta el verdadero renacer turístico ni tampoco la historia de la ciudad, o para resolver la cuestión del Casino del Sur, copiando modelos hoteleros intentando atraer a la isla franquicias que ya tienen decenas de años, que no innovan y a las que la arquitectura, el paisaje y el lugar en donde están les traen sin cuidado.








sábado, 19 de julio de 2014

¿Qué podemos hacer para hacer más comprensible la distinción entre buena y mala arquitectura? Tal vez seguir los consejos de Mies.

DIRECTRICES PARA LA ENSEÑANZA DE LA ARQUITECTURA (Mies van der Rohe)

La enseñanza impartida por el departamento de arquitectura tiene por objetivo transmitir los conocimientos y las capacidades necesarias para formar arquitectos, pero educándolos al mismo tiempo como personas capaces de hacer un uso justo de los conocimientos y saberes adquiridos. Por lo tanto, la enseñanza apunta a fines concretos, mientras la educación lo hace a valores espirituales. El sentido de la educación es formar y comprometer y, a la falta de compromiso del saber tecnológico, ha de oponer el compromiso de la ideología y guiar a los alumnos desde el campo de la casualidad y la arbitrariedad hasta la clara regularidad de un orden espiritual. La arquitectura aún está arraigada, con sus formas más sencillas, en la funcionalidad, a pesar que alcanza, a través de todos los niveles de valores, hasta el ámbito más elevado de la existencia espiritual, la esfera del arte. De esta visión ha de partir cualquier enseñanza de arquitectura. Paso a paso ha de aclarar aquello que es posible, aquello que es necesario y aquello que tiene sentido. Por esto, las diferentes materias están tan ligadas entre sí en todos los niveles, formando un orden orgánico, que siempre permita a los estudiantes conocer y trabajar simultáneamente en todos los campos de la arquitectura y en todas sus interconexiones.
Los estudiantes, en paralelo a su formación científica, han de aprender primero a dibujar para dominar los medios técnicos de expresión y educar el ojo y la mano. Mediante los ejercicios adecuados se les ha de transmitir una sensibilidad frente a las proporciones, la estructura, la forma y los materiales y revelarles sus relaciones y posibilidades expresivas. Los estudiantes han de familiarizarse, a continuación con los materiales y métodos constructivos de las sencillas construcciones de madera, piedra  y ladrillo y finalmente con las posibilidades constructivas del acero y el hormigón armado. Simultáneamente han de aprender la causalidad significativa de estos elementos de la construcción y su expresión formal inmediata.

Todo material, independientemente de que sea natural o sintético, posee propiedades específicas, que se han de conocer para poder trabajar con ellos. Los nuevos materiales y métodos de construcción no aseguran por sí solos una superioridad. Lo decisivo es saber emplearlos correctamente. Un material sólo vale aquello que sabemos hacer con él. Al conocimiento de los materiales y métodos de construcción se le añade el de los fines. Estos se han de analizar con claridad para identificar su contenido. Se ha de aclarar por qué y en qué se diferencia una tarea arquitectónica de otra; en qué consiste su verdadera esencia.

La introducción a los problemas del urbanismo ha de transmitir sus fundamentos y la vinculación entre todas las obras e ilustrar su relación con el organismo urbano.

Por último, y como síntesis de toda la enseñanza, se realiza una introducción a los fundamentos artísticos de la arquitectura, a la esencia de los aspectos artísticos, la aplicación de sus medios y su empleo en la construcción. Además, se ha de ilustrar también la situación espiritual de nuestra época, de la que dependemos. Se ha de analizar en qué concuerda nuestra época con las anteriores y en qué se diferencia desde un punto de vista material y espiritual. Por consiguiente, también se han de estudiar los edificios del pasado y transmitir una visión viva de ellos. No sólo para conseguir una escala arquitectónica a través de su grandeza e importancia, sino también porque están unidos a una determinada e irrepetible situación histórica y, por ello, nos obligan a realizar nuestras propias creaciones.

Título original: “Leitgedanken zur Erziehunug in der Baukunst”, publicado en el libro de Werner Blase, Mies van der Rohe, Die Kust der Struktur (Mies van der Rohe, el arte de la estructura), Zurich, 1965

viernes, 18 de julio de 2014

Julian de Armas y la rehabilitación del patrimonio cultural de Tenerife: una edad de oro de la cultura de la isla


Con motivo de la entrega ayer noche del título de Hijo Ilustre de Tenerife a Julián de Armas comencé a recordar...Cuando llegué al Cabildo en 1995 Julián de Armas era ya el ecónomo del Obispado, y como tal, una de las primeras personas que me advirtió sobre la precariedad de todo el patrimonio histórico de Tenerife, especialmente el patrimonio religioso tan valioso y tan importante para nuestra historia (nos guste o no, que conste que a mi me encanta que lo sea porque la historia de la Iglesia también es parte de la historia de todos nosotros y nuestra cultura y forma de entender el mundo).

Ahí empezó toda nuestra trayectoria juntos, una de las épocas más bonitas de mi vida. Empezamos con una emergencia, la Iglesia de Santa Ursula de Adeje, cuya estructura  estaba a punto de reventar. Continuamos con la Iglesia de los Remedios en Buenavista, que justo cuando terminamos de restaurar su torre de piedra se nos quemó y tuvimos que volver a empezar (aunque la torre resistió precisamente por aquella rehabilitación, y también tuvimos la suerte de haber realizado el inventario de todos los bienes muebles de valor histórico que estaban en la iglesia antes del incendio). 

Todo era una emergencia, fuimos a ver a Adán y le dijimos: Adán todas las iglesias de la isla están fatal, todos los retablos están a punto de caerse (por supuesto adjuntando miles de documentos técnicos que habíamos ido recabando, pues Adán no era fácil de convencer), hemos calculado que necesitamos unos 1000 millones de pesetas al año durante 10 años para poder poner orden en el patrimonio. Yo pensaba que Adán me iba a mandar directamente a donde ustedes pueden imaginarse, pero se lo demostramos tan bien que Adán, en una de las decisiones más rápidas que recuerdo de él dijo, "bueno, no tenemos 1000 millones pero podemos destinar 700 millones anuales si tenemos un plan ordenador por prioridades y completamente coherente". No me lo podía creer, Julián tampoco, ni el Obispo. Pasamos de destinar 94 millones de pesetas al año a Patrimonio a 800, y hubo años en los que superemos los más de 1000 millones año, al final Adán nos iba dando cuerda porque iba comprobando cuánta razón teníamos y cuán necesitado estaba el patrimonio cultural de la isla... 



Cuántos recuerdos. Cuanta angustia. Cuanta felicidad al ver que esa iglesia y otras se iban recuperando: la Iglesia de Santa Ana en Garachico, la ermita de Gracia en La Laguna, la Iglesia de San Pedro de Güimar, la Capilla del Rosario de la Iglesia de Santa Catalina en Tacoronte (nuestro común pueblo natal), luego Nuestra Señora de la Luz en Guía de Isora, la Iglesia de la Luz en Los Silos, la Iglesia de Santiago Apóstol en Los Realejos, el entorno de la Iglesia de San Marcos en Tegueste, la reconstrucción de la iglesia del Hermano Pedro en Vilaflor (y los avatares de su santificación, el Convento de las Catalinas en La Laguna, el Convento de Las Claras también en La Laguna, la torre de la Iglesia de San Antonio de Padua en Granadilla, la Iglesia parroquial de San Miguel, la adecuación de la antigua iglesia de Fasnia, la Iglesia de Arico el Nuevo, la Iglesia del Cristo de Tacoronte, las obras de conservación de la Basílica de Candelaria, la Iglesia de la Concepción de la Orotava, donde comenzó nuestra campaña de aquella época ¿recuerdas Julián? "Si estas piedras hablaran... pedirían socorro", que fue polémica pero efectiva. 

*Campaña de concienciación sobre el estado del patrimonio histórico en Tenerife (1997).


Que buenos tiempos (no paro de repetirme a mi misma mientras escribo atropelladamente sobre tantos recuerdos); la Ermita de los Dolores en Icod, la Ermita de San Isidro en Granadilla, la Iglesia de San Antonio de Padua en El Tanque, la Iglesia de San Pedro en Vilaflor, la Ermita de San Sebastián en Santa Cruz, la Iglesia del Dulce Nombre de Jesús en la Guancha, la Ermita de nuestra Señora de la Luz en La Matanza, la Iglesia de San Juan Bautista en San Juan de la Rambla (con sus polémicos pero fabulosos y colaboradores vecinos), la Ermita del Coromoto en La Guancha, la Iglesia de Machado en el Rosario, el entorno y la Ermita de San Roque en Garachico, la casa parroquial de San Miguel, la cruz de San Antonio en Arona, la Ermita de los Angeles en el Sauzal,  la Iglesia de la Concepción de Santa Cruz (mi madre la que se organizó con la previa y necesaria excavación arqueológica, casi se nos cae la iglesia, pero todo acabó felizmente), la Iglesia de San Miguel Arcángel en San Miguel, la iglesia Anglicana del Puerto de la Cruz, el Convento de Santo Domingo en el Puerto de la Cruz, la adecuación de la zona de Chinguaro en Güimar, la Iglesia del Escobonal, la Ermita de San Diego en La Laguna que no pudimos terminar, la Iglesia de la Hacienda de La Fuente en Buenavista, la Iglesia de San Agustín también en Buenavista, la Casa de la Siervita en El Sauzal... por no hablar de nuestras colaboraciones en tanto ex conventos, en el intento de salvar (también eso nos salió mal, o no nos dio tiempo) la antigua Iglesia de San Agustín de La Laguna y por no hablar tampoco de los cientos de retablos, lienzos, esculturas, imágenes, tapices, cuadros, etc, etc, etc.

Seguramente se me quedan mil cosas en el tintero, sin duda, esto es solo un fugaz recuerdo de aquellos maravillosos 8 años (del 95 al 2003) que pasamos recorriendo la isla como si fuéramos la UVI del patrimonio histórico, y luego 4 años (del 2003 al 2007) más colaborando desde el Gobierno.

Realmente se lo merece, se merece ser hijo ilustre de la isla de Tenerife y muchas cosas más. Que orgullo haber podido trabajar con él, y que satisfacción tan grande haber podido asistir al acto de ayer en el Cabildo. Es de las pocas personas que realmente tengo miles de motivos para levantarme y aplaudir. Gracias Julián, por tantas y tantas cosas.

jueves, 17 de julio de 2014

As a writer I want To be involved in the dispute Hachette-Amazon


Amazon is involved in a commercial dispute with the book publisher Hachette, which owns Little Brown, Grand Central Publishing, and other familiar imprints. These sorts of disputes happen all the time between companies and they are usually resolved in a corporate back room.
But in this case, Amazon has done something unusual. It has directly targeted Hachette’s authors in an effort to force their publisher to agree to its terms.
For the past month, Amazon has been:
--Boycotting Hachette authors, refusing to accept pre-orders on Hachette’s authors’ books, claiming they are “unavailable.”

--Refusing to discount the prices of many of Hachette’s authorsbooks.
--Slowing the delivery of thousands of Hachette’s authors’ books to Amazon customers,

indicating that delivery will take as long as several weeks on most titles.
As writerssome but not all published by Hachettewe feel strongly that no bookseller should block the sale of books or otherwise prevent or discourage customers from ordering or receiving the books they want. It is not right for Amazon to single out a group of authors, who are not involved in the dispute, for selective retaliation. Moreover, by inconveniencing and misleading its own customers with unfair pricing and delayed delivery, Amazon is contradicting its own written promise to be “Earth's most customer- centric company.” 


Many of us supported Amazon from when it was a struggling start-up. Our books started Amazon on the road to selling everything and becoming one of the world’s largest corporations. We have made Amazon many millions of dollars and over the years have contributed so much, free of charge, to the company by way of cooperation, joint promotions, reviews and blogs. This is no way to treat a business partner. Nor is it the right way to treat your friends. Without taking sides on the contractual dispute between Hachette and Amazon, we encourage Amazon in the strongest possible terms to stop harming the livelihood of the authors on whom it has built its business. None of us, neither readers nor authors, benefit when books are taken hostage. (We’re not alone in our plea: the opinion pages of both the New York Times and the Wall Street Journal, which rarely agree on anything, have roundly condemned Amazon’s corporate behavior.)
We call on Amazon to resolve its dispute with Hachette without hurting authors and without blocking or otherwise delaying the sale of books to its customers.
We respectfully ask you, our loyal readers, to email Jeff Bezos, CEO and founder of Amazon, at jeff@amazon.com, and tell him what you think. He says he genuinely welcomes hearing from his customers and claims to read all emails from this account. We hope that, writers and readers together, we will be able to change his mind.
Sincerely, [Signed by]
Megan Abbott Robert. H. Abel Rachael Acks William M. Adler William Alexander Sherman Alexie Mike Allen

Laurie Halse Anderson
Roger R. Angle
The Ansel Adams Publishing Rights Trust Debby Applegate
Anne Applebaum
Kelley Armstrong
Ellis Avery
James David Audlin
Paul Auster

Gillian Bagwell Blake Bailey Deirdre Bair Kevin Baker
Etc:.......