Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 20 de junio de 2014

Malmo Quay, Ouseburn como ejemplo de la importancia de los buenos concursos arquitectónicos. A ver si Tenerife reprende ese camino que el Cabildo parece haber olvidado


The Ouseburn Valley is the name of the valley of the Ouseburn, a small tributary of the River Tyne, running southwards through the east of Newcastle upon Tyne, England.

Arquitectos de todo el mundo compiten por la oportunidad de volver a desarrollar un sitio privilegiado, con vistas muelle de Newcastle.

Los equipos de arquitectos

Empresas internacionales de Londres, Edimburgo, París y Berlín están en un concurso para diseñar un nuevo desarrollo de 15 millones de libras para la ciudad de Malmo Quay en Ouseburn.

Las nueve empresas visitaron el lugar esta semana para evaluar la tarea, que sujeta a aprobación de la planificación, se iniciaría el próximo verano.

Todos están trabajando en ideas para diseñar  viviendas, cafetería,  restaurantes y otras ofertas de ocio. 

Lo bonito ha sido el proceso: Los planes en 2008 de Taylor Wimpey de construir un edificio de viviendas de 13 pisos con 80 apartamentos y un edificio de oficinas sobre el terreno en frente del muelle fueron rechazados por el consejo de la ciudad, pero se les dio el visto bueno por un inspector del Gobierno, después de una apelación y una investigación pública.

Más de 1.300 personas firmaron peticiones de protesta reclamando que ese esquema podría conducir a la pérdida de bellísimos puntos de vista a lo largo del río Tyne Gorge.


 Vistas al río Tyne Gorge

Esta es la razón de por qué un concurso de diseño arquitectónico es tan importante. Se trata de cómo los arquitectos pueden llegar a una solución creativa acorde con los nuevos tiempos y con los nuevos ciudadanos, después de la infelicidad histórica que han producido las propuestas anteriores principalmente por su mediocridad y su falta de miras elevadas.

Los arquitectos del proyecto Malmo Quay serán nombrados a finales de este mes y todos los participantes en la competición se pondrán a la feria durante el Festival Ouseburn el 5 y 6 de julio.

El equipo consultará con la comunidad local como los planes para el esquema se preparan para su presentación en noviembre.

A ver si en Tenerife comenzamos a seguir este ejemplo... Antes (en los 90 y principios de los 2000 teníamos una política ejemplar de concursos públicos que se fue abandonando lentamente a partir del año 2003). Antes el Cabildo de Tenerife fue el impulsor de la buena arquitectura contemporánea de calidad y de la libre concurrencia para llegar a buenos proyectos. ¿Volveremos alguna vez a la buena senda? ¿Qué lo impide? ¿Quizás alguien tratando de "cubrirse las espaldas"?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón, en una época gloriosa fuimos así de buenos. Seguramente fue algo extraño, algo que no tenía por que habernos sucedido y que nos acostumbró mal. Nos acostumbró a esperar algo más. Aún recuerdo cuando salieron a concurso de ideas un montón de Parques Urbanos de la Isla, y Accesos al Mar, y todas las iglesias y edificios importantes también. Un momento dorado que ya pasó. No entiendo como puedes tener aún la más mínima esperanza Dulce cuando les conoces y sabes cómo son.

Arquitecto asombrado dijo...

¿Viste el horroroso proyecto del Puerto de la Cruz que han hecho público hoy?