Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 25 de junio de 2014

"Cambiar no es una flaqueza, es el arte de escuchar y entender"


Me encanta Renzo Piano cuando dice estas cosas, cambiar no está mal, es el arte de escuchar y entender que a veces es necesario dar un paso hacia otra dirección.

Al hilo de una entrevista contesta a la siguiente pregunta de manera brillante: ¿Y cómo se enfrenta uno al debate ciudadano?
R.P. "El debate es esencial. Crecí en una atmósfera en la que era crucial: por la mañana trabajaba en el despacho de un arquitecto y por la noche iba a la universidad. Eran los años previos al 68. El debate nunca es negativo, y es especialmente interesante cuando es irritante, los debates deben ser por definición irritantes; si no, resultan fingidos. Porque cuando estás en un debate, estás obligado a tener más seguridad en lo que defiendes. El cambio parece una flaqueza, pero no se trata de cambiar, sino de hacer las cosas mejores. Es el arte de escuchar y entender. Uno tiene que ser permeable, en la misma medida en que debes ser estable. Ligero y fuerte al mismo tiempo. Por eso no debe preocuparte escuchar, porque tú sabes adónde quieres llegar. Esa es la razón por la que este edificio en Santander se ha hecho más pequeño y ligero. Siempre dije que debía volar, pero ahora vuela todavía más."

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy tan de acuerdo.

J M Martin dijo...

Se puede cambiar a lo largo de la vida, de hecho se cambia. A veces de pareja, a veces de equipo de fútbol, de marca de vino o de partido político. ¿Por qué no? Esa es la libertad individual tan valiosa que nos ha costado tantos sufrimientos conseguir.

Anónimo dijo...

Cambiar, cambiar, ¿por qué no?