Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 8 de mayo de 2014

Continúa la incomprensión en relación con la Sala de Arte Contemporáneo del Museo de Bellas Artes de Santa Cruz


"Las mejores obras se encuentran en el sótano" dice la Consejera de Museos, defendiendo a su compañera de partido concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Santa Cruz. Y yo le digo: Eso no tiene nada que ver con que el Museo de Bellas Artes tenga una sala de arte contemporáneo, sino con la gestión de dicho Museo, que siempre ha dejado mucho que desear.

Por otro lado, lo importante no es que las obras estén o no en el almacén, sino que estén en buen estado y en continuo movimiento. La mayoría de los museos tienen gran parte de su obra en los depósitos y exponen la que creen conveniente. Lo que hace falta es tener criterio expositivo. 

Por otro lado, hacernos creer que es por eso, porque las obras están en el almacén y no tienen espacio, es casi como un insulto a la inteligencia: después de alegar que tenían que recuperar la SAC por problemas de espacio para conservar los Fondos y exhibir más obras de las que tienen en los mismos, resulta que se sabe con certeza que espacio tienen de sobra desde que la Biblioteca Municipal se fue al TEA (estimada consejera de cultura, ¿como que no es de recibo que el Ayuntamiento y el Cabildo compartan espacios? siempre lo han hecho y deberían seguir siéndolo, como ocurre con el TEA y con tantos otros espacios en la isla, a eso se le llama "colaboración").  Pero no solo quedó libre la parte de la biblioteca, sino que, como todo el mundo sabe, parte de los juzgados también se trasladaron. Y es que toda esa operación formaba parte de una estrategia para recuperar el museo para la acción museística (que no excluye la contemporaneidad). Esta recuperación continuó no solo con la puesta en marcha de la Sala de Arte Contemporáneo, sino también con el encargo de un Plan Director para el Museo que ganó y redactó la arquitecta Mari Nieves Febles y que debe estar en alguna gaveta olvidado. En aquel plan director se destinaba todo el espacio disponible (muchísimo) al museo, y efectivamente se pensaba que si el TEA iba a asumir las colecciones más contemporáneas del siglo 20 y el siglo 21 pues el Museo de Bellas Artes podría especializarse en el siglo 19 y en el arte de comienzos del siglo 20. Pero especializarse no significa que solo y exclusivamente se pueda dedicar a un siglo determinado, porque el arte es arte y está en continua evolución.

De hecho, ahora, para intentar arreglar lo que no tiene arreglo, porque no fue pensado con cabeza ni con visión a largo plazo, sino solo porque se quería recuperar una sala como "represalia" porque el Gobierno no cumplió (seguramente por la crisis económica) el mejor convenio de Infraestructuras culturales que Santa Cruz ha firmado nunca con el Gobierno de Canarias. Es cierto que no se siguió, que vino la crisis y todo lo demás, pero fundamente hubo dejadez por parte del Ayuntamiento en el tema presupuestario del Viera y Clavijo, se reaccionó tarde y mal, y respecto a otras partes del convenio lo mismo, como decía, de hecho  ahora anuncian que van a abrir espacios dedicados a "las enseñanzas artísticas, también espacios para el debate (¿y por qué no debaten aquí y ahora, sobre este tema?, para una residencia de artistas plásticos... ¿pero no estaba todo eso en el convenio que tanto detestan? o ¿ no era un museo que tenía que expulsar a la SAC porque se iba a dedicar al siglo XIX? ¿en qué quedamos? 

Ni había, ni hay problemas de espacio. Ustedes lo saben y lo sabe todo el mundo de la cultura. Simplemente se descubrió que era mentira (en realidad, ustedes lo único que están demostrando es que son gente muy conservadora a que le molesta que haya una sala de arte contemporáneo en un Museo de Bellas Artes y ahora han empezado a huir hacia adelante con todos estos proyectos: Lo de residencia de artistas es alucinante...Lo de que los alumnos hagan proyectos de comisariado de exposiciones de la obra del museo roza el delirio. El desconocimiento de la gestión cultural es tal en dichas declaraciones que una llega al convencimiento de que simplemente las que las hacen no saben ni cuál es el concepto académico de "espacio cultural".

Lo que manifiestan de que "se gana una Sala de Arte para la ciudad" es otro insulto a la inteligencia. La de de la Casa de Cultura no es del Gobierno de Canarias, sino del Ministerio de Cultura, que solicitó al Gobierno de Canarias que si querían que el edificio -en muy malas condiciones técnicas se arreglara con presupuesto de Madrid, tendría que dedicarse exclusivamente a BIBLIOTECA ,y no a teatro ni a Sala de Arte Contemporáneo. Y esa fue una de las razones para firmar aquel convenio. ¿lo sabían? ¿han leído realmente alguna vez el convenio y el por qué se firmó? ¿han leído el revuelo que dicho convenio creó en Las Palmas porque por primera vez ponía a la par (solo a la par) a Tenerife en materia de infraestructuras culturales con nuestra otra capital? No creo, creo que simplemente leen poco y deberían leer más, deberían ser más abiertas, más transigentes, más comprensivas y mejores políticas de gestión cultural. La gestión cultural no tiene nada que ver con la política, no se ganan o se pierden las elecciones por una sala de arte, desde luego, pero uno espera que los que están al frente de cultura cumplan con su deber y eso siempre conlleva altitud de miras.

Hablan de recuperar el esplendor del museo ¿se referirán al único momento de esplendor que ha tenido desde el momento de su inauguración que no es otro que el de la década de los sesenta del siglo pasado cuando el Museo acogía -precisamente- a los artistas jóvenes y los artistas de grupo Nuestra Arte -testigo que ahora ha recogido la SAC-?¿Cuando de un modo similar a ahora el Museo exhibía exposiciones de artistas actuales? Porque luego, cuando desparece el grupo Nuestro Arte y los artistas se alejan del Museo este entra en decadencia durante cuarenta años, durante 40 años en los que la única iniciativa que reactiva el lugar es la SAC. Cuando se abre la sala de arte contemporáneo, en  2005,  los artistas contemporáneos vuelven al museo y traen un nuevo público, estudiantes, jóvenes y artistas. El Museo recupera la vitalidad perdida y deja de ser un rancio contenedor de arte del pasado. Se contamina con el arte del presente y conecta con la ciudadanía.

No entienden que el Museo necesita tener una SAC que lo revitalice continuamente. Y tampoco entienden que el Ayuntamiento no tiene el personal especializado que tiene el Gobierno y que esa fue otra de las razones por las que se firmó el convenio que ayudó a modernizar la imagen del Museo que ahora reivindican. 

Por último creo sinceramente que la exposición de una colección regular de arte canario, casi todo del XIX, tienen un atractivo cultural, social y turístico muy muy limitado. ¿Quién es su público objetivo? ¿cuál es la estrategia cultural que hay detrás de esa idea ya abandonada en casi todos los museos de bellas artes de España? Tal vez se pretenda hacer un museo para cruceristas y turistas, cosa que no estaría mal, pero si es así ¿están seguras de que a los cruceristas les gusta tanto el siglo XIX? ¿Qué plan museístico tienen pensado?

En cualquier caso, ustedes lo saben perfectamente, y lo sabemos todos los que estamos ligados al mundo de la cultura:  la SAC no es ningún obstáculo para que empiecen a hacer algunos de esos proyectos que tienen ahora

En los casi tres años de legislatura que llevan su gestión de los espacios expositivos (Museo Municipal, La Recova, Parque García Sanabria y Lavaderos) ha sido francamente mejorable, por decirlo con decoro.

Si lo piensan de nuevo -es lo que les pido- se darán cuenta de que un equipo, como el que tiene la SAC, con historiadores, licenciados en bellas artes, expertos en manipulación y montaje de obras de arte, en tramitación de seguros, préstamos y transporte de obras no se crea de un día para otro, y que lo deberían hacer es firmar un nuevo convenio, con condiciones distintas, por supuesto, adaptadas a los tiempos actuales pero que permitiera -porque sobre todo es beneficioso para el museo- que la SAC continuara en el Museo de Bellas Artes en una de las salas, y aprender a convivir, unos con otros, no es tan difícil, solo hace falta querer que se cree esa convivencia y ese consenso del que la cultura está ahora tan falto.

No dejen que el Museo de Bellas Artes pierda su conexión con el presente, con el arte y con una gestión profesional del mismo.

Por último ¿creen que el Alcalde de Santa Cruz les da la razón por convicción? No lo crean, él solo quiere ser alcalde, y su única opción en la próxima legislatura pasa por el PSOE. Pero bueno, allá cada cuál con sus sueños, lo único que les pido a todos es que no pisoteen los sueños de los ciudadanos, no es necesario.

6 comentarios:

Maria R dijo...

La verdad es que me gustaría sumarme a tu petición: Por favor, consejera, por favor concejal, escuchen. Dennos una tregua.

Tinerfeño dijo...

Es insultante que no escuchen. Son mujeres, son jóvenes, deberían reflexionar y escuchar a los demás. No puede ser que ya las demos por perdidas ¿Están perdidas la concejal de cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz y la de Museos del Cabildo de Tenerife? ¿Están dispuestas a escuchar y aprender de los que saben más que ellas de cultura?
Dulce, tu cometiste muchos errores cuando llegaste al Cabildo pero aprendiste a escuchar, y aprendiste rápido, eso es algo que nunca dejaré de reconocerte. Fuiste tenaz, y siempre intentaste llegar a acuerdos con el sector. ¿Por qué tus compañeras políticas no hacen lo mismo? ¿No saben? ¿No tienen capacidad de escucha? ¿Por qué?

Alfonso G. dijo...

¿Cómo podemos estar en pleno 2014 y teniendo que aguantar tanta incapacidad en el Ayuntamiento de Santa Cruz?

Anónimo dijo...

Aún no han reaccionado?

Jairo dijo...

Ni van a reaccionar porque tanto Clara como Amaya son demasiado orgullosas como para reconocer un error. Cometen los mismos fallos de siempre de la mayoría de los políticos, se creen que cuando llegan a un cargo es por gracia divina y nada más llegar ya saben más que nadie. Que horror.

Claire González Benavente dijo...

Dulce quería darte las gracias por luchar siempre por lo que crees, y por no rendirte, aunque sepas que no siempre te van a escuchar, como en este caso. Supongo que eres consciente, pero ¿sabes qué te digo? que aún así vale la pena. Cada uno demuestra lo que vale en cada paso que da.