Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Sobre la apariencia democrática de los partidos políticos y sobre lo injusto que es no discriminar.


En el Foro para la Innovación Política en Canarias que tenemos en Linkedin estamos ahora debatiendo sobre la apariencia democrática de los partidos. En el mismo sostengo que  estoy de acuerdo con que la apariencia democrática de los partidos a veces es eso: solo apariencia en muchos casos, por desgracia. Pero no siempre. Muchas decisiones importantes que hemos tomado por Canarias han sido tan democráticas como es posible que lo sean, con la participación de todos los militantes, expresando cada uno sus ideas y apoyando las de la mayoría. Como debe ser, creo yo. Por eso admiro a CC a pesar de todos los fallos que como conjunto de seres humanos podamos cometer, porque tenemos una historia digna que contar, de la que me siento muy orgullosa de formar parte. Y lo digo ahora, cuando lo fácil es decir lo contrario porque todo el mundo parece haberse puesto de acuerdo en que "todos" los políticos son malos. No es así: hay que saber discriminar. Esa es mi matraquilla: discriminar lo bueno de lo malo, lo excelente de lo mediocre...


Porque a veces callen no quiere decir que se automutilan los militantes su capacidad crítica, todos sabemos lo que hay, o casi todos. La capacidad crítica sigue ahí, solo que te callas muchas cosas, al fin y al cabo tienes un compromiso con unas personas y no quieres perjudicarlas, pero eso para mi tiene un límite, el límite es la honestidad. 


Si veo que alguien es deshonesto lo digo. No soy la única que tiene esta postura, somos muchos más entre los militantes que no soportamos a los abusadores y a los deshonestos. No siempre ganamos la batalla, a veces ganan algunos de ellos, pero solo temporalmente, porque todo se acaba descubriendo tarde o temprano, como en la vida misma (solo somos un reflejo de la sociedad). También tengo que decir que si veo acusaciones injustas contra un militante, le defiendo, porque he pasado por eso y sé lo que se sufre, y lo injusto que es. Nadie es culpable hasta que no se demuestre lo contrario.

Nos acusan de no ver la realidad, sino "la mitad de las cosas", y  puede ser que con la velocidad que uno lleva cuando está en política (cual montaña rusa) no lo veamos todo claramente, pero vemos desde un punto de vista distinto a otros puntos de vista, iguales de respetables siempre que sean respetuosos con los demás. A veces incluso vemos más, pero no podemos, o no queremos, o no debemos, contarlo a voz en grito, sino en los foros que consideramos adecuados.

Por otro lado, este blog ha sido durante la anterior legislatura, un foro abierto donde tanto yo como otros militantes de CC hemos criticado abiertamente ciertas malas costumbres, y creo que humildemente aportamos un granito de arena. No sé si contribuirá a que las cosas cambien a mejor (mayor democracia interna) pero espero que sí, y como la esperanza es lo último que se pierde espero que en nuestros próximos congresos del partido, que están a la vuelta de la esquina, avancemos en ello. Sé que muchos militantes de base y cargos orgánicos están trabajando en ello con mucha seriedad, y confío en que lo consigan.

5 comentarios:

Tomáscopolo dijo...

Sigues siendo valiente...

Un militante de CC dijo...

Quizás podrías aportar mucho más dentro del partido, te has ido alejando, supongo que es la vida misma, ahora no estás en ningún cargo, pero tu opinión es valiosa y deberías acercarte más de nuevo.

Anónimo dijo...

Sigo tu foro de linkedin, y algunas aportaciones son geniales pero otras están hechas por gente que reflexiona poco.

Anónimo dijo...

Dulce, has visto cono esta el aeropuerto de los rodeos lleno de bolsas verdes en el techo? Que le pasa?

Marina dijo...

Eres demasiado indulgente con CC.