Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 18 de junio de 2011

Mobbing profesional, acoso, vetos y cancer...

Heinz Leyman sugiere que: 

'En las sociedades altamente industrializadas de Occidente el lugar de trabajo es el único campo de batalla que queda donde la gente puede matar a otro sin correr el riesgo de enfrentarse a los tribunales'.

Las víctimas de acoso, vetos profesionales,etc. según los psicólogos van deteriorándose profesional y psicológicamente hasta perder su capacidad de autoestima: primer paso para caer, en algunos casos y cuando la situación se prolonga por encima de los seis meses, en la depresión, enfermedades psicosomáticas (úlceras de duodeno, crisis cardiacas, algunos psicólogos hablan hasta de determinados tipos de cáncer relacionados con el estrés mantenido), el insomnio, el alcoholismo e incluso el suicidio.

Hay diferentes formas de ejercer el hostigamiento: desde no dirigirse ni hablar a la víctima, actuando como si no estuviera, no adjudicarle trabajo, darle tareas inútiles que no le dejan tiempo para realizar las tareas importantes, darle más trabajo del que puede realizar y dejarle en evidencia ante los demás, ridiculizar su aspecto o hacer circular calumnias sobre su vida privada. Es curioso constatar que los ataques se producen en privado o ante “testigos mudos”.

Nadie quiere declarar a favor de la víctima por miedo a ser el siguiente objetivo. El acosado se encuentra en una situación de abandono por parte de los compañeros.

Todos conocemos la importancia del estrés en el inicio y empeoramiento de muchas enfermedades. Las constantes vitales de nuestro organismo han de mantenerse en sus niveles óptimos de funcionamiento -el equilibrio homeostático- pero si  existen situaciones, acontecimientos o estímulos que desestabilizan ese equilibrio obligan al organismo a hacer un esfuerzo suplementario para restaurar el equilibrio interno. Si el estrés se prolonga cierto tiempo, la capacidad de recuperación del organismo ya no podrá responder con la misma eficacia, aumentando su vulnerabilidad a los agentes patógenos, favoreciendo la aparición de toda clase de enfermedades. Los daños fisiológicos han sido valorados por Elisa Boberg, técnico de Prevención de Riesgos Laborales:
- La tensión emocional aumenta el riesgo de infarto de miocardio.
- Subidas bruscas de tensión, con riesgo de accidente vascular.

- Agravamiento de la diabetes.

- Reduce la producción de andrógenos y estrógenos así como el interés sexual. 

- Inhibe el sistema inmune, lo que puede propiciar el desarrollo enfermedades como el cáncer.

- Estimula comportamientos poco saludables: tabaco, alcohol, anorexia...



27 comentarios:

Anónimo dijo...

Los que acosan son Malvados: Todos nosotros recordamos ocasiones en que, desgraciadamente, estuvimos relacionados con un individuo que
consiguió una ganancia causándonos perjuicio a nosotros: nos encontramos frente a un malvado.
Existen diversos tipos de malvados; el malvado perfecto es aquél que con sus acciones causa a otro pérdidas equivalentes a sus ganancias. Otro tipo de malvados son aquellos que obtienen para sí ganancias mayores que las pérdidas que ocasionan en los demás, esos son deshonestos y con un grado elevado de inteligencia, pero la mayoría de los malvados son individuos cuyas acciones les proporcionan beneficios inferiores a las pérdidas ocasionadas a los demás. Este individuo se situará muy cerca del límite de la estupidez pura.

Tomascopolo dijo...

¿Suenan tambores de guerra?

B.V. dijo...

Sufrir acoso es lo peor que te puede pasar en un trabajo.Ahora que escasea y uno sabe que no lo puede dejar peor porque es terrible el día a día,vivir al lado de tu acosador,no poder respirar,no poder hablar,no poder sentirte en libertad ni un solo minuto...

Anónimo dijo...

¿Tiene este artículo algo que ver con la carta de Tita?

Martillo de Herejes dijo...

Mobbing. Complicado de probar aunque cada vez más habitualmente extendido en los centros de trabajo. El más "malvado" sin duda es aquel que cuenta con la inteligencia, la astucia, el grado de sibilinismo necesario para que incluso sus jefes ignoren lo que ocurre. Me ha venido a la mente enseguida los casos de suicidios de France Telecom aunque algún contertulio, más sagaz y avezado, no ha ido tan lejos... Un beso.

Anónimo dijo...

FRANCE TELECOM, O VICENTA DIAZ.

Y por desgracia tantos otros.

Anónimo dijo...

Señorita Pérez, antes de ir de intelectual le aconsejo que aprenda cómo se escribe la palabra que define el concepto al que refiere usted su articulo. Es mobbing y no moving, salvo que se refiera usted al movimiento y no al acoso laboral. O a la canción de Macaco, que ya me deja con la duda.

jose manuel jimenez dijo...

¡¡ Yo lo sufri durante muchos años en silencio, tanto dentro de mi matrimonio, como en mi trabajo. Aun hoy ciertos recuerdos me machacan la cabeza de forma puntual. No puedo soportar los gritos cerca de mi, aun cuando me quedo solo oigo la voz de la madre de mi hija gritandome, el sonido de su movil, que curiosamente era el msmo de el de mi jefe. mi otro "machacador". Despues de varios años aun tengo secuelas....¡¡

Profesor dijo...

Según Wikipedia en español se puede escribir de las dos maneras aunque es mas conocido con b.

Maria bióloga dijo...

Yo también la sufrí, y me da igual que sea con b o con v, aquí entiende quien quiere, quien lo ha padecido.

Anónimo dijo...

A saber en qué Wikipedia han mirado algunos, porque el origen de las palabras "mobbing" y "moving" no tiene nada que ver y no designan conceptos ni remotamente parecidos. En cuanto a la autora, muy cultureta, sí, y mucho empaque con palabras como "homeostático", pero demostrando la talla al escribir de un modo tan sangrantemente erróneo la palabra principal del post.

Dulce Xerach dijo...

Anónimo ya está arreglado, si parece que es más correcto con b, pues ya está con b. No me cuesta nada rectificar.

Dulce Xerach dijo...

Además lo importante es el fondo, el acoso ¿ qué opinas anónimo? ¿ lo has sufrido o solo te preocupa la lengua?

Anonima dijo...

¿Viste lo que dijo hoy la Ser? EMISORA: Ser Tenerife
PROGRAMA: La portada
DÍA: 20 de junio de 2011

El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, recuerda que Vicenta Díaz, fallecida el pasado fin de semana, se negó a firmar una moción de censura contra él y asegura que tenía una buena relación con ella. Cree que estuvo "pinchada" por muchas personas y dice que demostrará, muy probablemente judicialmente, que la carta que salió a la luz la pasada semana fue escrita por otros.

Me apuesto lo que sea a que tu no te crees estas declaraciones de Melchior.

Anónimo dijo...

Estará arreglado en el título, porque en el texto sigue igual.

Su simplón razonamiento no es menos de lo que me esperaba: si le afeo haber escrito mal la idea central de su texto, es que ésta me importa más bien poco. El acoso laboral (una expresión en castellano que nos ahorra anglicismos que no controlamos) es una lacra terrible para quien la padece, y debe combatirse desde todos los puntos posibles, empezando por el amparo legal y siguiendo por fomentar la solidaridad entre compañeros. Es tan de perogrullo que hasta vergüenza dar tener que justificarlo.

También me preocupan hondamente la falta de yuvia, el ambre en el mundo y la superpoblasion. Tal vez así escrito haga más profunda, si cabe, mi preocupación.

La rosa del campo dijo...

No, no es de "perogruyo", de hecho, en la mayoría de los casos las víctimas ni siquiera saben que padecen acoso, y sin embargo acaba con sus vidas lentamente.

En otros casos su familia y amigos les recomiendan callar porque " es lo mejor para ellas" las víctimas, y luego es demasiado tarde.

Sr. Anónimo se nota que usted no ha sufrido nunca acoso, aunque acosar con el lenguaje se le da bastante bien, no sabría qué pensar.¿ No será usted uno de ellos y se protege así? Examínese pronto.

La rosa del campo dijo...

Y lo de la y de perogrullo es una metáfora de tu última intervención sobre la yuvia anónimo...

La rosa del campo dijo...

¿No serás amigo de Ricardo Melchior o trabajarás para él anónimo?

Anónimo dijo...

La rosa del campo aún no ha florecido. Se ve claramente que sigue en el estado anterior.

Sí, pedirle a alguien que escriba bien una palabra es un indicio de mobbing, o acoso laboral, inigualable. La prueba definitiva, casi que podría decirse. Ay Señor, cuánto iletrado.

La próxima vez que dé una fiesta en mi chalet le daré saludos a Richie de su parte.

Olga dijo...

La rosa del campo tiene razón, no es una chorrada, es un asunto importante y difícil de probar. Nada superado aún. Un respeto a los que lo sufren.

Anónimo dijo...

Por supuesto que el tema de acoso laboral es realmente preocupant y no admisible, pero casi tan peligroso como eso es la manipulación. Por qué no habla directamente, si no camuflando en negritas, por qué no ha hablado antes??? Cuánto tiempo ha estado usted viviendo de esto??? Muchos años Sra. y no nos querrá decir que es que todo esto lo vivió el último mes, pero claro, habían intereses encontrados verdad ?? Querer culpar veladamente a alguien del cancer de esta pobre señora AHORA despues de todo lo que usted ha chupado del bote le debería dar VERGÜENZA y es de mala persona, podía haber hecho y dicho muchas cosas antes, ahora para mi ya no tiene credibilidad NINGUNA

Anónima dijo...

El último anónimo debería pensar si la mala persona no es el acosador, y también él mismo. Dulce ha sido la único que ha dicho cosas. La única. Si usted también sospecha lo que yo sospecho que quieren decir las negritas¿por que no denuncia al acosador que parece que también sabe quien es?Lo importante¿usted también lo ha sufrido?

Dulce Xerach dijo...

¿Es su jefe un psicópata? Estos son algunos de los signos delatores
son superficialmente encantadores
se creen los mejores
no tienen metas específicas
mienten fácilmente
no sienten remordimiento
sus afectos no son profundos
son fríos, inconsiderados y despectivos
sólo ayudan cuando les conviene
son irritables, se enfurecen a menudo y son impacientes e impulsivos

¿ les suena de algo?

Anónimo dijo...

Curioso, cuanto más acusaciones veladas haces a Melchor, mejor me cae. Mira por donde Dulce.

anonima dijo...

Vale anónimo, eso es síntoma de tener problemas, como Richi.... cuídate esa cabeza

Anónimo dijo...

Me habías parecido superficial, Dulce y ahora veo que era una pose. Eres valiente al decir lo que dices, y hace 6 meses no te hubiese creído, pensaría que eras una despechada. Ahora te creo y te lo confirmo. Es un enfermo. Un enfermo que ha enfermado a muchos. Le protege el dinero que reparte pero acabará explotando y arrastrando a su entorno y a muchos de su orondo perímetro.
Genera miedo, que el quiere llamar respeto, y manipula, que el llamaa estrategia.

Dulce Xerach dijo...

y tanto...



tanto miedo que ni aquí le nombramos