Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 25 de mayo de 2011

El ejemplo de movilización ciudadana en Islandia


Si alguien cree que no hay censura en la actualidad, que me diga si
así como se ha sabido todo lo que pasa en Egipto, como es qué los
periódicos no han dicho nada sobre lo que pasa en Islandia :

En Islandia, el pueblo ha hecho dimitir a un gobierno al completo, se
nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda
que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala
política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para
reescribir su constitución. 

Y todo ello de forma pacífica. 

Toda una revolución contra el poder que nos ha conducido hasta la crisis
actual. He aquí, por qué no se han dado a conocer hechos durante dos
años :

¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo?

Esta es, brevemente, la historia de los hechos: 2008.
Se nacionaliza el principal banco del país.
La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad.
El país está en bancarrota. 2009.

Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen
elecciones anticipadas y provocan la dimisión del Primer Ministro, y
de todo su gobierno en bloque. Continúa la pésima situación económica
del país.

Mediante una ley se propone la devolución de la deuda a GB y Holanda
mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos
las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al
5,5% de interés. 2010. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum.

En enero de 2010 el Presidente, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.
En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa
con ¡un 93%! de los votos.

A todo esto, el gobierno ha iniciado! una investigación para dirimir
jurídicamente las responsabilidades de la crisis.

Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La
Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados, abandonan
el país.

En este contexto de crisis, se elige una asamblea para redactar una
nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y
que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa.
Para ello, se recurre directamente al pueblo. Se eligen 25 ciudadanos
sin filiación política de los 522 que se han presentado a las
candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y
tener el apoyo de 30 personas.

La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y
presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones
consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el
país. Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se
constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Esta es la breve historia de la Revolución Islandesa : dimisión de
todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum
para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas
trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis y
reescritura de la constitución por los ciudadanos.

¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos?
¿Se ha comentado en las tertulias políticas radiofónicas? ¿Se han
visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no.

El pueblo islandés ha sabido dar una lección a toda Europa,
plantándole cara al sistema y dando una lección de democracia al resto
del mundo.

22 comentarios:

Mademoiselle P dijo...

una lección.

bemnchomo dijo...

Bueno, teniendo en cuenta que Islandia tiene una población como Santa Cruz-Laguna, ósea insignificante, no se le presta mucha atención, tambien por que no seria tan fácil esa revolución en un país de 47.000.000 de habitantes y con unos nacionalistas oportunistas y chantajistas como su partido.

dry dijo...

Me encanta este comentario, no sabía que todo esto estaba ocurriendo.¿Ocultarán aquí también los medios de comunicación cuestiones tan importantes?

la rosa del campo dijo...

Es ejemplar que te impliques y que facilites este tipo de datos. Gracias.

Helga dijo...

Los medios han hablado MUCHÍSIMO de Islandia. Basta con una búsqueda rápida en google para darse cuenta (no pongo los enlaces porque a lo mejor no pasa el comentario). De hecho, no me extrañaría que la información de tu post la hayas sacado de los medios generalistas más importantes. Dicho esto, estoy de acuerdo en que hay censura... en parte promovida y facilitada por los de tu partido y otros caciques de similar pelaje. Me parece bastante deshonesto querer ponerse del lado de los 'indignados' cuando se ha tenido poder para cambiar las cosas y no se ha hecho y, lo que es peor, cuando uno mismo es causa y motivo de indignación. Otra cosa no, pero a oportunistas no hay quien les gane, oye.

Anónimo dijo...

Es mentira que se oculten datos, otra cosa es que la gente de este pais prefiera saber de la vida de Belen Esteban...yo he seguido la crisis financiera islandesa y la informacion es abundante...teniendo internet no entiendo que ocultación ve usted.

Tomáscopolo dijo...

Helga Dulce hace muchoooo tiempo que está del lado de los indignados.

la rosa del campo dijo...

Los medios de comunicación más importantes han obviado gran parte de la información.Claro que está en Internet. Faltaría más. El problema es lo que nos ocultan.Tienes razón Dulce,con este tipo de post.

Helga,Dulce escribió hace no sé, pero más de un año sobre si otra democracia era posible, y se enfrentó con su propio partido,creo que es la única que merece un poco de respeto.

Dulce ojalá estuvieras tu en el movimiento 15m.

Olga dijo...

No todo el mundo tiene acceso a internet.Aunque algunos listillos no se lo crean.Hay mucha gente que aún no sabe como utilizar las nuevas tecnologías:es lo que se llama la "brecha digital" y los medios de comunicación convencionales se aprovechan de eso y manipulan la información.

pnc- canarias dijo...

Veo comentarios acerca de que Dulce, escribió, razono y expuso acerca de una democracia mas real, pero el hecho tangible es que agoto la legislatura en su poltrona del parlamento de Canarias y cobro religiosamente nomina y dietas como los demás...por que es diferente a ellos!!!

la rosa del campo dijo...

Para Helga y algún otro: ya lo encontré. Fue en 2009 cuando Dulce escribió:

MIÉRCOLES 2 DE SEPTIEMBRE DE 2009
¿Otra democracia es posible?

Lean ese post

Mencey K dijo...

Claro pnc, Dulce intentó cambiar las cosas desde dentro. Me parece coherente su postura.Acabó su legislatura y anunció que deja la política.Coherencia total.

Siempre apoyó desde dentro del Parlamento las propuestas que le llegaban desde la ciudadanía.Sin conocerla de nada le pedí que se interesara por una información y la solicitó y se publicó en el BOP.

Para mi la única política que ha estado cercana.Lástima que ya no esté ahí dentro,hemos perdido una fuente de información.

Carmelo dijo...

Dulce ¿No crees que será necesario crear un partido para cambiar desde dentro a los demás partidos?¿Para cambiar desde dentro la Ley de Partidos?

Dulce Xerach dijo...

Hola a todos. Gracias por los ánimos y lamento las críticas porque,sobre todo la de Helga, no es cierta del todo. Hay censura en Islandia, y hay censura aquí.Pero no por los que ella llama "de mi partido". Hay censura por muchas razones. Y es cierto lo que comenta uno de ustedes, esta censura es valiosa porque mucha gente no puede llegar a la información correcta.

Carmelo. Creo que esto solo se cambia desde dentro y desde fuera a la vez. Si solo estamos fuera pidiendo cambios lo cambiarán a la manera de los partidos políticos, por eso hay que estar dentro, pero yo ya no puedo más. Ahora les toca a otros coger esa bandera desde dentro de los partidos, donde también hay gente -aunque minoritaria- que también quiere cambiar las cosas.

Helga dijo...

Y otra aclaración: la clase política canaria es en general penosa. Digo, que la misma crítica se podría hacer a otros partidos.

revolucionaria 15M que quiere más dijo...

Puede que todos los partidos sean iguales o muy parecidos.Poco democráticos internamente,pero a veces tienen militantes excepcionales,dispuestos/as -literalmente- a dejarse la piel en el intento.

A esos hay que saber distinguirlos y no meterlos en el montón.¿Sabemos discernir?Sería importante para avanzar en la revolución.

Anónimo dijo...

Si Dulce, pero cambiar desde dentro es casi imposible, con este sistema que castiga opciones minoritarias aplicando la ley de D,Hondt, no tiene listas abiertas,a los partidos les da lo mismo si tienen imputados por corrupción en sus listas, no hay democracia real con los ciudadanos( ¿qué iniciativas ciudadanas tienen en cuenta los parlamentos?¡conozco pocas!), la ley electoral canaria injusta (de la que se beneficia CC), unos sindicatos burocratizados y estúpidos que viven de espalada a los trabajadores, en fin...Sólo queda cambiar desde fuera y tampoco estoy seguro de ello, ya verás que todo esto de la Puerta del Sol y La Candelaria acaba en humo.

Dulce Xerach dijo...

Cambiar desde dentro y desde fuera es casi imposible. Pero solo casi. Si nos empeñamos se puede cambiar. Pero tenemos que ser unos cuantos al menos con la cabeza fija en un mismo objetivo principal: cambiar la ley de partidos, hacer los partidos más democráticos por dentro, aprobar el sistema de listas abiertas. Para empezar.

Artemorilla dijo...

¡Bravo!... de nuevo Dulce... sin comentarios...

Anónimo dijo...

Dulce, sólo dedica 5 minutos a meditar sobre alguna acción que tomaras tú cuando estabas ejerciendo de Viceconsejera de Cultura y Deportes,y que estubiera encaminada para cambiar el "Sistema".
No obstante me alegra saber que ahora, por lo menos, te estés interesando por lo que pasa a tu alrededor.

A.A. dijo...

Antes de Dulce todas las ayudas a la edición de daban a dedo. Después de Dulce se crearon bases que permitían la concurrencia en igualdad. Eso es un paso. Seguro que hay mas pero este lo conozco bien porque soy editora.

La artista bereber... dijo...

Otra cosa que hizo la Xerach fue hacer pública y universal la enseñanza musical creando la red insular de escuelas de música, abiertas para todos los ciudadanos desde los 3 hasta los 99 años o más.Eso es una democracia más real que antes, donde a los conservatorios solo podían acceder unos pocos.