Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 12 de febrero de 2011

No sé por qué me complico la vida...

Con sinceridad, ¿ por qué me meto en líos como los del Viera y Clavijo o Blas Cabrera si ya me voy de la política?

¿ Es que no podré quitarme nunca esa sensación de que si no hago de Juana de Arco es como si algunas cosas se quedaran sin hacer?

No me gusta que en este blog se insulte a la gente, ni a mi ni a los demás, lamento algunos comentarios que han surgido contra escritores como Elsa López, o Víctor Alamo de la Rosa o Alfonso González Jeréz. Sé que ellos saben admitir las críticas pero aún así me duele que no se pueda mantener un diálogo tranquilo sobre cualquier cuestión sin acudir a la descalificación. Les pido disculpas por esos comentarios.

Ojalá pudiera tener un blog tranquilo y no tan controvertido. No sé qué haré con él cuando deje el parlamento. Supongo que o lo reconvierto o lo dejo en paz para siempre. Esa es otra duda ahora que me voy.

No sé por qué les cuento esto, supongo que hoy me he levantado un poco menos política que ayer... y creo que eso es bueno, ¿ Lo es?

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Supongo que te lías porque no puedes evitar ser como eres.A todo el mundo le cuesta cambiar una profesión o trabajo por otro.Requiere adaptación.Te pasará durante meses.Pero tampoco está mal ser un poco Juana de Arco.

Anónimo dijo...

bueno, así es la política. los afines a determinado partido o político no dudan en descalificar a cualquiera que ose decir esta boca es mía. Cosa fea, que cuando no estás de acuerdo con algo que hace el poder, si lo dices, se te echen encima de esa forma. En cualquier caso, creo que haces muy bien en rectificar, al menos en parte, con este post.
braulio

Laura A. dijo...

No creo que Dulce esté cambiando de postura en este blog, simplemente lamenta que no se pueda dialogar sin descalificaciones.Yo también lo lamento.Las disculpas que pides Dulce son elegantes.Se agradecen.Pero más disculpas te deben a ti tanto Elsa López, como Víctor Alamo y Alfonso González J. Dudo que ellos tengan esa mínima elegancia y fair play que hay que tener.

Anónimo dijo...

fair play, qué bueno es eso. Claro que ni Elsa López, ni Víctor Álamo de la Rosa, ni Alfonso González Jerez se han referido con insultos a Dulce. Y, sin embargo, los lectores de su blog sí, en comentarios con insultos que ella, además, ha dejado pasar porque se ponían de su parte. Qué bueno lo del fair play.
Braulio

Laura A. dijo...

¿Que no han insultado a Dulce? Braulio tu lees las cosas con filtro. La han llamado ignorante eso lo más fino.Ella es elegante.Ellos no han tenido ni un solo gesto.Son unos engreídos.Como escriben se creen que pueden decir cualquier cosa y salir impunes.Malas personas si no se disculpan.

Aunque creo que a Dulce no le debe importar,lo que alegra.Hay que estar por encima de la crítica destructiva.

Anónimo dijo...

Linares recalcó que, “hace unos años, CC envió a su princesa Dácil guanche, Ana Oramas, a enseñarles a ellos”. Una frase que desencadenó en un gran aplauso.
De igual manera lo hizo cuando se refirió a Alarcó y al número uno del PSOE al Cabildo, Aurelio Abreu, de quienes afirmó que son “dos clones de Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero”, que se presentan como “dos yogures desnatados frente a una piña de gofio con almendras y miel canaria como la que ofrece Ricardo Melchior”.

Cuándo dices que estás cansada de la política, ¿te refieres a esta política? ¿A eso lo llamas política?

Karol dijo...

No se por que admites comentarios insultantes como el de Tinerfe. Ese es un mal canario.

Anónimo dijo...

¿Qué es un mal canario?

Víctor Álamo de la Rosa dijo...

Estimada Dulce,
Soy Víctor Álamo de la Rosa y no he podido escribirte hasta ahora porque he estado de viaje. Sin embargo, me gustaría invitarte a que reflexionaras sobre el hecho de que el Parlamento canario, con su errónea decisión, haya provocado un hecho histórico en Canarias: poner de acuerdo a toda la comunidad literaria en denunciar su metedura de pata. No sabía que habías decidido abandonar la política,tus razones tendrás, pero me permito sugerirte un gesto que te honraría: proponer enderezar el entuerto confesando simplemente que se equivocaron al proponer a Blas Cabrera y así, de paso, se demuestra el carácter democrático de todo el parlamento. También quiero agradecer tus disculpas por los insultos que me dedican en tu blog, pero, te ruego que al menos aquellos comentarios malintencionados referidos a la entidad para la que trabajo pues por favor no los admitas. La MAC es una mutua de la Seguridad Social y se dedica al mutualismo. NO organizamos actos culturales, como dice una desinformada Ángeles Ávila en tu blog. La MAC se limita a "ceder" puntualmente su sede a otras organizaciones para la celebración de otros actos con los que no tenemos nada que ver, salvo algunos porque son de carácter benéfico y se amparan en la Responsabilidad Social Corporativa de la MAC. No lo puedo decir más claro, la Mutua no programa actos culturales. En cuanto a su comentario de si voy o no a actos culturales, es, desde luego, asunto mío, y además es un comentario que no demuestra sino vileza por parte de la tal Ángeles Ávila, a quien, si quieres, estaré encantado de explicarle la actividad de la Mutua, para que aprenda a informarse antes de vilipendiar. Como escritor estoy acostumbrado a que las personas emitan sus juicios, pero esos juicios deben referirse exclusivamente a las obras literarias, que, por supuesto, no tienen por qué gustar a todo el mundo. Por eso no entiendo tu comentario sobre que tienes "una opinión" formada sobre mí y que además "te la guardas". Imagino que querrás decir una opinión sobre mi obra literaria, porque, que yo sepa, no nos conocemos lo suficiente como para tener una opinión "formada". Yo por ejemplo sólo podría opinar sobre tu trayectoria política, pero nada más, porque no te conozco lo suficiente a nivel personal. Siempre que quieras información sobre la literatura canaria en general o sobre mi obra en particular, estaré a tu disposición y no tienes sino que hacérmelo saber. Gracias de antemano y un cordial saludo.
Víctor Álamo de la Rosa

Tomascopolo dijo...

Ja ,ja, ja, como es escritor este Victor se cree que los únicos que emiten juicios justos son ellos.

¿Unica vez que se pone de acuerdo la comunidad literaria?¡Que pomposo de la Comunidad Literaria! Para vilipendiar al poder siempre siempre han estado de acuerdo.Para poner a parir las ayudas a la edición de turno, las ferias del libro de turno, etc. etc. etc. para eso siempre hay acuerdo.

Nada nuevo bajo el sol.Dulce,ni caso,sabes como son.

Anónimo dijo...

Sí, los escritores y la sociedad también saben cómo son los políticos, y lo necesario que muchas veces resulta enfrentarse al poder.

Tomascopolo dijo...

Eso sí que es cierto, hay que enfrentarse al poder por cuestiones verdaderamente importantes: por ejemplo, como en Egipto, porque no tienen la libertad que tenemos aquí, en Egipto quieren votar cada 4 años y elegir a sus representantes.

Aquí algunos quieren obviar a esos representantes populares que hemos elegido entre todos.Eso, que sean los literatos los que tomen las decisiones¿Eh?

Pues no, en Canarias queremos que el Parlamento nos represente y tome decisiones.Si esas decisiones son desacertadas,cambiaremos el Parlamento cuando toca,en las Elecciones de cada 4 años.

En este caso además,que se tomó un acuerdo por unanimidad,las cosas no van a cambiar en las elecciones porque la mayoría quiere una cosa y la minoría debe respetarla.Eso no quiere decir que la minoría pueda expresar su opinión,claro que sí,eso está bien, es democrático, etc. pero no puede pretender una minoría imponerse a una minoría.No debería ni pensarlo.

Dulce Xerach dijo...

Querido Víctor:

Me pides lo siguiente:

"proponer enderezar el entuerto confesando simplemente que se equivocaron al proponer a Blas Cabrera y así, de paso, se demuestra el carácter democrático de todo el parlamento"

lo pienso... y repienso...y para mi el Parlamento, al votar ya ha sido democrático.

No entiendo lo que tu por "carácter democrático".

Para mi la democracia es el respeto de las decisiones que se tomen por mayoría, aunque a veces no nos gusten.

Y te aseguro que es muy raro conseguir una unanimidad parlamentaria, de hecho es rarísimo en esta legislatura que se adopten acuerdos tan claros y unánimes.

En cualquier caso si algún grupo parlamentario quiere cambiarlo lo planteará, supongo. El nuestro en principio no lo ve como una mala decisión, aunque estamos abiertos a escuchar a todo el mundo, y también por supuesto al Psoe y PP.

De todas formas la comunidad literaria puede presionar al Gobierno para que no tome la decisión, porque es el Gobierno quien decide. El Parlamento, en ese caso ( no es una Ley, solo una proposición ), solo sugiere, no puede imponerse ni quiere imponer ninguna decisión. Lo deja a la decisión del Gobierno de Canarias.

En cuanto a mi opinión personal, por supuesto se refiere a tu esfera pública y no a tu esfera íntima. A eso me refería claro está. La intimidad la respeto al máximo y agradezco que tu también lo hagas.

Gracias por escribir tan amablemente.

Anónimo dijo...

qué tal la dictadura de cuatro años de tomascopolo en el que no se pueden criticar las decisiones del poder en curso...

¿cosas realmente importantes? Esto es importante para los escritores, y en este caso, los escritores no son una minoría, sino aquellos que son objeto de homenaje. Si no quieren que el parlamento les homenajee así, el parlemento tiene un problema.

Anónimo dijo...

Estimada Dulce, cómo puedes insistir en que es una decisión democrática... Ay mi cabecita.

Será de forma, pero tiradita por los pelos.

Un político de Lanzarote se quiere tirar el rollo en su isla y presenta una candidatura y ustedes votan que sí sin tener en cuenta que es un disparate, por ignorancia, por dejadez, por falta de sentido común...

No me imagino al parlamento nacional aceptando una propuesta de un presidente autonómico para homenajear a un paisano. Eso de democrático no tiene nada. Es chimbo, cutre, un desaguisado.

Anónimo dijo...

Buena respuesta...

Dulce Xerach dijo...

La forma en el Parlamento es importante. Igual que el fondo.

La democracia no la inventamos los que estamos ahora, costó mucho conseguirla.

Creo que merece más respeto.

Anónimo dijo...

Respeto por supuesto, pero respeto no es callar. Y a veces, como es el caso, son ustedes los que no respetan ni el fondo ni las formas de la democracia. Desde dentro. Con alevosía. Para hacer lo que a ustedes les conviene. Y así nos va.

De verdad, cómo puedes seguir defendiendo esa forma tan cutre de proceder, si las formas en el parlamento son importantes.

Anónimo dijo...

Que manía con intentar que la pobre Dulce cambie de parecer.Como si quisieran romperle el brazo,u obligarla a que diera su brazo a torcer. Si ella piensa así ¿por qué no se puede respetar su pensamiento? ¿A que otro parlamentario, anónimos míos, habéis intentado convencer con tanta insistencia y acritud? Dulce a estas alturas ya debes estar arrepentida hasta de tener blog. Animo.

Eduardo.
Estudiante de Literatura.

Anónimo dijo...

Estimada Dulce.
Me ha gustado mucho este post, intuyo en él a una persona dialogante y también un poco utópica, pero eso no es malo, todo lo contrario.
Yo no soy escritor ni nada que se le parezca, por eso no me siento muy ofendido por el caso de Blas Cabrera, al que conozco de leer algunos apuntes y manuales en mi época de estudiante técnico. Yo no veo mal un reconocimiento a su carrera como divulgador a través de las letras, que no de la literatura, desde mi humilde punto de vista. Entiendo que si la gente vinculada al mundo literario se sienten ofendida en un 80%, eso es motivo más que suficiente para replantearse el tema, aunque haya sido votado democráticamente. También es democrático escuchar a otros y tomar las medidas oportunas a raíz de sus voces, creo.
Sin embargo, aunque a usted la respeto como persona y como consumada blogera, y hasta algo como política por sus esfuerzos en mostrarse transparente y dialogar con la comunidad, esforzándose por no dar rienda suelta a su ego en sus logros directos del reciente pasado, aunque no siempre lo consigue, no puedo decir lo mismo de la política en general ni de sus compañeros, que me producen auténtico malestar, tanto en sus comportamientos como en sus decisiones, haciéndome perder todo el respeto hacia la actividad de la política, a la que no doy credibilidad alguna. Le doy las gracias por haber mantenido con buen tono este blog desde su posición en la política, haga lo que haga a partir de ahora.
Un saludo

Juan Mulato

Anónimo dijo...

Bien, ya Dulce ha dicho lo que queríamos oir. Que si los otros grupos deciden cambiar de opinión supone que no habrá ningún problema en volver a tratarlo en el Parlamento. ¿Quién de los críticos se ha puesto ya en contacto con PSOE y PP? ¿Formamos una comisión y les pedimos cita?¿No creen que habría que empezar por hablar por el Sr. Soria del Castillo que fue el Parlamentario proponente de lo de Blas Cabrera y escuchar sus razones?No seremos tan insularistas como para pensar que la puso en marcha solo porque Blas Cabrera fuera de Lanzarote ¿O Si? ¿Víctor? ¿Elsa? ¿Qué me dicen?

Agustín Delgado

Anónimo dijo...

es que la realidad es esta
http://www.canariasahora.es/opinion/6640/
"Después aparecería la politización. Para ello nada mejor que colocar en la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas una directora técnica que de libros sabía bien poco, pero que tenía que ver con términos como cuota insular y cuota femenina de nuestras instituciones. Fácilmente manejable, aparecieron en el Día de las Letras Canarias los mismos referentes políticos y dejándose guiar por otros, que decían tener mayor conocimiento y experiencia en tareas culturales, apareció la cuota femenina literaria y sin el consenso oportuno (que no quiere decir que no se lo merecieran, pero que no era la línea a seguir) aparecieron primero Mercedes Pinto y después María Rosa Alonso. Se imponía de este modo un intento de manipulación donde no prevalecía la importancia cultural y la tradición literaria, donde no se destacaba la labor creativa, sino, principalmente, la condición femenina y el origen tinerfeño, amén de los posibles favores editoriales. Comenzaba el declive del proyecto porque, para qué engañarlos, se quería controlar para otros intereses demasiados partidistas".

Anónimo dijo...

¿Agustín Delgado? Y tú quién eres. ¿El futbolista ecuatoriano? ¿El poeta de León? Es curioso cómo en este lugar, muchos de los que pretenden echarle un cable a la diputada, aparecen con nombres que son nadie, porque no hay manera de rastrearlos en internet, ya que hay tantas personas con algún tipo de celebridad y que son autores poco verosímiles de los comentarios. En fin, otra forma de hacer política, supongo.

Anónimo dijo...

Peor es aparecer como anónimo y no dar la cara.

Llevo en el mundo de la cultura más años que matusalem. Me muevo desde los Realejos (no sé si sabrás donde queda ) y me llamo igual que mi padre y mi abuelo,por lo tanto te exijo respeto.


No suelo participar en blog pero este hilo de debate me ha enganchado y me preguntaba que toca ahora.

Agustín Delgado.