Se ha producido un error en este gadget.

martes, 21 de diciembre de 2010

La calle y nosotros

Con "nosotros" me refiero a los 60 privilegiados parlamentarios canarios. Cada día que venimos a un pleno hay más manifestaciones en la calle. Cada día escucho más intensamente que nos llaman - a todos- ladrones. Y me pregunto ¿ como va a evolucionar esto? ¿ podemos hacer algo más nosotros que somos simples parlamentarios? Quiero decir individualmente ¿qué puedo hacer? Me pregunto si realmente estamos separados de la calle o si -como creo- la entendemos, pero estamos atados de pies y manos. Me pregunto si con tanta decisión presupuestaria que nos llega desde fuera somos realmente una democracia, incluso me pregunto si alguna vez lo fuimos del todo. Me pregunto si con tanto agobio por tantos lados somos capaces -unos y otros- de pensar con claridad y tranquilidad.  Me pregunto si realmente los que tienen mucho más poder que nosotros ( los simples parlamentarios canarios de a pie de todos los partidos ) se dan cuenta de la necesidad total de cambio de sistema. Me pregunto si se dan cuenta de que la sociedad sí está cambiando. Me pregunto si tendremos fuerza y energía para aguantar todo lo que nos queda por pasar como sociedad y para superarlo. Y me pregunto tantas cosas más...

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Dulce, está muy bien hacerse preguntas, pero se supone que los que están ahí, de parlamentario, deberían idear respuestas. Me temo que nuestros parlamentarios no están a la altura de lo que la sociedad espera de ellos, aunque es también muy posible que los parlamentarios sean un fiel reflejo de lo que esta sociedad es realmente: bastante mediocre.

FLORA dijo...

DULCE AL MENOS TE HACES PREGUNTAS, ¿TU CREES QUE TUS COMPAÑEROS SE HACEN PREGUNTAS SIMILARES?

Anónimo dijo...

DULCE MUCHOS PARLAMENTARIOS CANARIOS DE TODOS LOS ESTAMENTOS NO SE HACEN PREGUNTAS SINO SE SUBEN EL SUELDO, MALGASTAN EL DINERO QUE POR OTRO LADO NO GANAN,DILATAN PROCESOS CARISIMOS, ABANDONAN CARGOS PARA SALTAR A OTROS. SON MUCHAS LAS COSAS Y ES MUCHA LA MALA PRENSA PARA PREGUNTARSE QUE PUEDEN HACER LOS POBRES PARLAMENTARIOS CANARIOS. POR NO HACER NI PREDICAN CON EL EJEMPLO.
GRACIAS Y FELICES FIESTAS.

maria dijo...

Dulce,tal vez es mejor cambiar de camino,si el parlamento no representa a la calle hay que salir de ahí.

benito_reyes_vega dijo...

Estimada Dulce, tanta pregunta retórica no vale -en mi opinión- más que para encubrir vuestra ineficiencia devenida, muy probablemente, del modelo que seguís de bloques homogéneos y sin espacio para la acción parlamentaria individual de cada una de las señorías ocupantes temporales de escaño.

Por supuesto la responsabilidad es vuestra y solo vuestra, y no vale alegar incomprensión de la ciudadanía cuando no se os escucha a ninguno proclamar alto y claro que optáis por listas abiertas y queréis que se ejerza la función representativa libremente, sin el 'bozal' que significan las posiciones unánimes de los grupos parlamentarios.

saludo

Dulce Xerach dijo...

Benito, yo más claro no puedo pedir las LISTAS ABIERTAS, lo he hecho en todos los medios donde he podido, y si buscas en este blog lo encontrarás, lo llevo pidiendo años. Estoy de acuerdo contigo. Si no cambiamos el sistema no podemos mejorar la situación. El problema es que ningún partido quiere cambiar el sistema. Aunque algunos políticos de manera independiente si queremos. Pero precisamente por eso tenemos problemas...

Anónimo dijo...

"El tema en el Congreso con los diputados de Canarias está mal, porque los 1.400 euros de dieta mensual no dan para los gastos en Madrid; algunos tienen que dormir en pensiones y otros compartir piso".
Ana Oramas, diputada de CC y ex alcaldesa de La Laguna, en La Opinión de Tenerife (como aclaración, en esos 1400 euros, otras cifras afirman que son 1800 euros, no están incluidos los viajes en avión en bussiness). Su sueldo se aproxima a los 5000 euros al mes.
También dice que para ella el paro tiene rostro.

Supongo que es a esto, entre otras cosas, a lo que te refieres con el oceáno que separa la calle y ustedes.

Anónimo dijo...

Si es cierto que como dices te haces todas esas preguntas y no encuentras respuestas, creo que es el momento de preguntarte si debes seguir en el puesto... Es más sé que te lo has preguntado y has decidido no seguir.

Alegra que te atrevas a pensar en voz alta los dilemas interiores, aunque algunos piensen que se les debería caer la cara de verguenza de plantear públicamente estas preguntas en plena crisis y responder que no tienes respuestas y que no puedes hacer nada, porque ese simple pensamiento, el ser consciente como tu lo eres de la situación real de la política hoy, y decirlo en público estoy seguro de que nos ayudará a encontrar otro camino.

Tenemos que reinventar la democracia Dulce, y tu nos lo pones claro, no engañas ni te engañas, y reconoces que no es posible hacerlo solo desde la política, que hace falta la sociedad civil.

Otra cosa, es cierto que en tu blog has apostado siempre por las listas abiertas. Me gustaría saber si lo has planteado dentro de tu partido y que te han dicho.

Gracias y felices fiestas.

benito_reyes_vega dijo...

Me parece muy cierto, Dulce: El problema es que ningún partido quiere cambiar el sistema.

Y es por ello que de las listas abiertas no habla o escribe casi nadie, más que cuatro lunáticos -entre los cuales sumo- y algún utópico -entre los que también-...

mis mejores deseos.

Anónimo dijo...

Me quedo atónito ante sus palabras ... Si los parlamentarios, que son los elegidos por los ciudadanos para representarles y resolver sus problemas, según usted, no pueden hacer nada; ¿por qué siguen ahí? ¿para qué cobran un sueldo?

Por otra parte permitame felicitarla por escribir este blog y porque tiene usted unas cuantas virtudes que escasean en los integrantes de su partido político: saber leer, escribir y hablar castellano.

Anónimo dijo...

Dulce,
Me parece realmente valido que te expreses en un medio como este, donde te expones a una crítica desleal (por los anónimos).
Ojalá se pudiese cambiar la política y las formas en que se hacen las cosas.
Suerte y ojalá puedas aportar tu grano de arena.

Anónimo dijo...

Saludos de los desleales.
Feliz año para el que todavía piense que 2011 va a ser buen año porque así lo han planificado los políticos, esos que se llenan la boca de buenos deseos mientras piensan en su humilde salario.

Anónimo dijo...

Feliz año para todos, menos para el Sr Paulino que vive su propia realidad o intenta engañarnos aunque las cosas por mucho repetirlas no se convierten en realidad.

rainman dijo...

Dulce, hace seis meses te pregunté en un comentario (http://dulcexerach.blogspot.com/2010/07/canarias-ya-tiene-una-nueva-universidad.html) por la declaración de Canarias como zona libre de transgénicos. Me dijiste que le presentaste una pregunta a la Consejera; sin embargo, no he visto que esta haya sido publicada en la web del Parlamento.

El otro día leí una noticia sobre este tema en el que la Plataforma Canarias Libre de Transgénicos indica que la declaración no se ha materializado en nada (http://www.europapress.es/islas-canarias/noticia-apuesta-canarias-zona-libre-transgenicos-queda-poco-mas-declaracion-intenciones-20101228190849.html).

¿Recibiste respuesta de la Consejera? ¿Es posible insistir más en el asunto?

Dulce Xerach dijo...

EN CUANTO A LA DECLARACIÓN DE CANARIAS COMO ZONA LIBRE DE TRANSGÉNICOS aun no tengo respuesta pero voy a insistir. Gracias por recordármelo rainman.

artemi dijo...

Entiendo perfectamente tu desencanto.
"Una democracia burguesa es en realidad un disfraz para la dictadura de los bancos y los monopolios. En la época moderna, donde la concentración de capital ha alcanzado proporciones sin precedentes, el poder de los grandes monopolios nunca ha tenido un carácter tan absoluto. Normalmente, la clase capitalista prefiere un régimen democrático, que es la forma de gobierno más económica. Puede permitir la ilusión democrática mientras, en la práctica, todos los elementos de control y poder permanecen firmemente en sus manos. Controlan a los representantes parlamentarios con mil hilos invisibles. Son dueños de los bancos y los monopolios y, por tanto, pueden ejercer una presión colosal sobre el gobierno. Son dueños de los medios de comunicación y pueden moldear la opinión pública. Finalmente, pueden gobernar apoyándose en los líderes del movimiento obrero, quienes no tienen intención alguna de ir más allá de los límites del sistema." Alan Woods.
Un saludo.