Se ha producido un error en este gadget.

martes, 19 de octubre de 2010

Otro triste minuto de silencio

Es un dolor que parece interminable pero que se mitigará algún día.

Hoy el Parlamento. Y sin embargo, qué día de poco seguir el ejemplo de Adán, cuántos anuncios se hacen esta mañana de locos en los pasillos parlamentarios, todos pensando en el corto plazo y en las elecciones del 22 de mayo próximo. Supongo que por eso se fue un día de hace ya más de 3 años. Luego, con la llegada de la crisis, me dijo algunas cosas que hacen que siga aquí sentada en mi escaño a pesar de tanta lenta oscuridad.

1 comentario:

Bea dijo...

No son solo tristes minutos de silencio, son horas y días de vacío, de personas que te observan con pena y del día a día que parece que no te enseña una mínima luz hacia donde mirar. Te comprendo tanto, que me emociona el pensarlo, pero Dulce, a mi me queda el recuerdo de la última imagen que vi de Adán: no he visto persona más feliz y más satisfecha con su vida, que el reflejo que vi en su cara el día de su boda. Irradiaban los dos felicidad y no he visto mujer más guapa y feliz que Pilar, cuando se casó. Que inmersa fortuna atravesar esta vida hacia la otra, que acompañado por la gente que tanto te quería. Un día superarán esto, no con afán, sino con resignación, porque los que hemos querido tanto a los que se han ido, siempre tendremos esa pena dentro de nuestro corazón. Un día serán capaces de ver que el mundo sigue abierto y que tenemos que seguir caminando por él, y que su recuerdo se pegará a nosotros como un aroma, que se percibe pero que solo tu, sabes donde llegará. Lo siento muchisimo, era una persona ejemplar y estoy orgullosa de que fuera parte del futuro de mis hijas. Bss, Bea