Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 11 de septiembre de 2010

¿ Competimos o colaboramos?




El modelo que hemos elegido como sociedad es el que percibe que el mundo es hostil y si es hostil entonces nos empeñamos en levantar muros, protegernos de los demás, competir y luchar.  Sin embargo, si pensáramos que el mundo es amable y acogedor entonces tenderíamos más hacia la colaboración y el entendimiento.

Luego es nuestra percepción del mundo lo que lo hace ser como es. Y eso se refleja también en el Parlamento de Canarias todos los días: no pensamos en que es posible llegar a acuerdos si queremos y en que es posible que todos estemos pensando en lo mejor para Canarias sino en todo lo contrario: siempre se tiende a dar por hecho de que el otro solo quiere fastidiarnos, acabar con nosotros, lo que tal vez sea válido ( como mecanismo de defensa solamente ) en periodo electoral pero no tiene ningún sentido pasarnos los 4 años completos en ese camino, como está ocurriendo esta legislatura.

La búsqueda de la colaboración, el diálogos crítico constructivo y el entendimiento final ha sido para mi la mayor prioridad en estos años de parlamentaria, buscar el acuerdo con los demás, con el adversario, que no es enemigo sino que tiene otra visión del mundo diferente pero que enriquece la mía propia y la de mi grupo es lo que más alienta el día a día. Sin embargo, es una labor difícil que se va endureciendo a medida que se acercan las elecciones del año que viene. Y sé que irá a peor, pero, ¿debo renunciar a esta búsqueda de entendimiento y pacto o seguir intentándolo en cualquier materia y en cualquier momento?

Sé que puedo resultar ilusa al pensar que es posible, y se también que nada de lo que ocurra a partir de ahora en la política canaria podrá sustraerse de la contienda electoral pero aún así prefiero pensar en que es posible continuar adelante con mensajes de búsqueda de colaboración y con el deber de intentar poner  ideas nuevas sobre la mesa común de nuestra sociedad.

Los mensajes políticos con los que nos encontramos estos días en los medios de comunicación están llenos de mensajes de los que creen que “el mundo es malo y debe ser combatido y domesticado” y por tanto necesitamos “figuras de autoridad” ( yo las veo autoritarias..) fuertes y estrictas (sin sentimientos que mostrar, tipos duros casi siempre ) para guiar a esta sociedad en este viaje peligroso ( que es salir de la crisis sin demasiadas heridas incurables ).

Se echa en falta en esos mensajes el otro modelo, que personalmente prefiero, aunque sea un modelo un tanto protector a veces, modelo que se esfuerza por conseguir colectivos organizados alrededor de las necesidades de la comunidad, y alrededor de valores como servicio, confianza, cooperación, comunicación abierta y oportunidades para todos y todas. Este modelo es el que apuesta por valores que no pueden medirse en términos matemáticos o materiales, valores como la creatividad, la imaginación o la empatía y la resiliencia en los momentos difíciles, porque estos valores son la base inagotable de nuestra existencia como especie.

Como decía Einstein cuando le preguntaron  sobre cuál era la cuestión más importante para la humanidad: “el asunto clave es saber si el universo es un lugar acogedor”. Adán Martín en su discurso de investidura como presidente del Gobierno de Canarias en julio de 2003 apostó como principal objetivo por más o menos lo mismo: por la felicidad de los canarios. Esto es solo posible si miramos al mundo como un lugar en el que con colaboración y ganas de entendimiento podemos superar las dificultades ( lección que por otro lado está ampliamente contrastada en la Historia ).

... 

15 comentarios:

OLGA dijo...

Me encanta este comentario.Todos venimos de un tronco común, en Africa, y hemos ido evolucionando como especie.Y no somos una especie depredadora sino que nos hemos ido convirtiendo en una especie social. Pero algunos no parecen haberse dado cuenta, o están teniendo una cierta regresión.¿Cómo conseguir que todos sigan el segundo modelo propuesto?

francisca,Gran Canaria dijo...

¡OPORTUNO POST EN ESTE MOMENTO!

Vicente M dijo...

Me ha encantado

"Este modelo es el que apuesta por valores que no pueden medirse en términos matemáticos o materiales, valores como la creatividad, la imaginación o la empatía y la resiliencia en los momentos difíciles, porque estos valores son la base inagotable de nuestra existencia como especie."

rainman dijo...

Dulce, en relación a la pregunta que dirigiste a la Consejera de Agricultura sobre los transgénicos, tal y como me confirmaste en:

http://dulcexerach.blogspot.com/2010/07/canarias-ya-tiene-una-nueva-universidad.html?showComment=1279178167957#c733565570939746827

... me gustaría saber si has obtenido respuesta. En la relación de iniciativas de tu sección en la web del Parlamento no aparece nada. Gracias de antemano, un saludo ;)

Dulce Xerach dijo...

hola rainman, es que las cosas de palacio van despacio... espero que el jueves me digan algo...

Dulce Xerach dijo...

hola rainman, es que las cosas de palacio van despacio... espero que el jueves me digan algo...

Versus dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo.

Versus dijo...

El planteamiento que pones sobre la mesa de cómo debería ser la cosa me parece de una lógica aplastante. Me gustaría que algunos y algunas tomaran nota.

brisa fresca dijo...

Así te quiero yo,como política,con esas ideas.

Iluso dijo...

el planteamiento es perfecto, y de hecho cada vez colaboramos más, en la sociedad pero los medios de comunicación lo silencian ¿Por qué?

una ciudadana que te votó dijo...

Es cierto que Adán intentó que las cosas en Canarias cambiara. Es una pena que su intento haya sido abandonado.

pedro t dijo...

¡SE ESCRIBE POCO ULTIMAMENTE! Echo de menos el ritmo de antes. ¿Tal vez pasa algo?

Por cierto,siempre es mejor apuntarse a colaborar en lugar de ver el mundo como un lugar hostil.

canariomastin dijo...

Pedro,la niña esta de vacaciones, no olvides que cobra 3147,00 €, sin contar dietas y comisiones y algo mas tiene que haber para como vive.

Dulce Xerach dijo...

¿vacaciones? esta año no sé qué significa esa palabra

Ana dijo...

Me ha gustado mucho este "post", especialmente porque procede de un político en activo. Comparto su punto de vista; ojalá se generalizase y fuese un comportamiento real en la vida pública, más allá de la simple retórica. Desgraciadamente, creo que no es así...En todo caso, su comentario me ha parecido digno de admiración. Un saludo.