Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 10 de marzo de 2010

14.- Ultima entrada sobre el Plan Estratégico de Cultura de Tenerife, y propuesta de futuro.



Podría seguir analizando durante bastante tiempo más todo lo relativo a como pusimos en pie por primera vez conceptos de política cultural que hasta ese momento no se habían aplicado en Tenerife. Pero no tengo tiempo –ni espacio- sino para mencionarlos: la PROYECCIÓN EXTERIOR DE LA CULTURA DE NUESTRA ISLA. La concepción de TENERIFE, ISLA DE REDES CULTURALES: VOLUNTAD DE COOPERACION MUNICIPAL. Y la apuesta de la isla por la ARQUITECTURA  CONTEMPORÁNEA de calidad como reflejo del espíritu de una época que soñamos mejor.  Y muchos más.  No sé si este es el mejor ensayo posible, seguro que no pero sí que creo –después de escribirlo- que era un ensayo necesario.

Quisiera invitarles a seguir aportando ideas y críticas y debate a estas 14 entradas porque mi intención es publicarlo algún día de manera ordenada e incluyendo las entradas de todos los ciudadanos que han querido participar en este blog de una parlamentaria que está a su servicio.

De antemano gracias a todos los que ya han participado y a los que quieran participar a partir de ahora.

*Por supuesto, ya lo saben porque lo he dicho varias veces, solo publicaré las entradas respetuosas y educadas.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Como sólo publicará las entradas respetuosas y educadas, un saludo con mucho respeto. (Seguro que publica este comentario)

Anónimo dijo...

También has ignorado mi comentario dicieéndote que espeero que se la última entrada que dedicas a este tema. No te falté el respeto en ningún momento... o es que internet ahora resulta que es un agujero negro que se trata lo inconveniente y deja visible lo conveniente. (¿Publicarás ahora este mío?)

Anónimo dijo...

Creo que le falta una última reflexión a tu análisis, y lo digo con el mayor de los cinismos: consistiría en explicar cómo entonces llegó la crisis económica, demostrando lo mal que se había hecho el trabajo en las vacas gordas, y puso a todo el sector patas arriba y, lo que se dice, jugando al "todos contra todos". En eso estamos en estos momentos, jugando a aquel juego del patio del colegio: "todos contra todos". Y el que no quiera jugar, que se eche a un lado. Es de verüenza propia y ajena.
dl

Dulce Xerach dijo...

Si, son necesarias más reflexiones y también es necesaria una CONCLUSION como me ha sugerido algún amigo, pero ahora mismo no tengo conclusiones.

Y en cuanto a las reflexiones me gustaría escuchar las de ustedes. Lo necesito. Gracias

Anónimo dijo...

Leflexión nuestra:

-Clientelismo
-Prensa que no realiza su trabajo.
-Falta de planificación política.
-Poca financiación: 2% para la cultura.

SON SÓLO CUATRO PUNTOS DE UN DIAGNÓSTICO QUE ME PARECE DEMOLEDOR

Y un grito de guerra: por favor, mayor presencia en la sociedad de los creadores canarios que merecen la pena.
dl

dl (auténtico) dijo...

Sobre lo dicho por un tal "dl" sobre Olga Álvarez y la Sra. Directora General de Cultura, apunto un tema que, si antaño me atormentó, hoy no lo tengo ni por compañía, y añado un comentario. El tema: isla/islas y vecindad. La maledicencia, el resentimiento, la saña destructiva, la desconsideración... acompañan tanto como el hecho de arrogarse los vecinos capacidad y autoridad para elegir a tus amigos o imponerte los enemigos. Ese es el tema, al que habría de añadirse la incapacidad de reflexión y la tergiversación de los hechos. El comentario: Claro que la señora Directora General de Cultura ha de estar entusiasmada con Olga Álvarez. Entre otras cosas, porque la capacidad de la editora ha hecho que el Gobierno de Canarias no pague ni un sólo duro por la edición de las obras de María Rosa Alonso, que quien pague esas ediciones sea el Ministerio de Cultura. La cuestión: ¿Es mala esa acción? ¿No merece doña María Rosa Alonso esa atención? ¿Cuál es el problema entonces?, ¿que esa acción editorial exista o que María Rosa Alonso no lo merezca? La conclusión: Si en la vecindad te mueves te señalan. Olga Álvarez se ha movido e incluso ha tenido la desgracia insular de salir en la prensa y ser reconocida como se merece por semejante labor. Luego, malo, malo... Y el maldiciente y resentido "dl" confirma los efectos de la vecindad antes dicha, que es más molesta que una mala digestión. Eso tenemos y eso no nos queda. Nos queda lo que es, con el propósito de que quienes se vean/nos veamos aludidos corramos a la farmacia por paracetamol. Sentimos quienes asistimos con horror a semejante delirio decepcionarlo: lo resistimos incluso sin la valiosa ayuda del bicarbonato. De donde, si la Dirección General de Cultura suma fallos a su gestión, ¿por qué no se enumeran y se razonan?, ¿por qué no alumbra el singular "dl" alguna alternativa? Imposible. La vecindad y la mala leche carecen de palabras para ese menester. No porque aquí (Islas de la Fortuna) no necesitemos (acaso hoy más que nunca) la dialéctica. No; aquí sólo se prima la contingencia más espantosa del primitivismo: sociedad cerrada por el caciquismo y las jerarquías satisfechas que o imponen el orden de relaciones, de privilegios y de beneficios o imponen el silencio; silencio que rompen graciosos y menesterosos como el tal "dl" con el proyecto (¡oh, bienaventurados!) de manifestar una excepción que más puede traducirse por pura y execrable ruina. Así nos va, señor o señora "dl"; así nos construimos, así nos apreciamos.

Jesús Castellano dijo...

A veces se olvida lo que tenemos y se mira demasiado hacia fuera, y lo de fuera no siempre encaja (en mi pobre parecer artístico, sucede con el Auditorio, del que lo válido serían las ruinas, como las del antiguo Balneario de la carretera de San Andrés. Ay esa carretera, cuánto se ha perdido de belleza en ella y cuánto está abandonado, una carretera vieja que caminar por ella es un viaje en la máquina del tiempo, y unas cuevas junto a la carretara nueva, a la altura de La Dársena, que es el casi único testigo humano --doy fe, allí viví tres años-- de lo que fue la antigua playa de Los Trabucos)... bueno, que se me olvidó lo que iba a decir... ah sí, que tu defensa del Tanque me emociona, y ojalá también reivindiques la recuperación de esas cuevas, testigos no mudos aún de una geofrafía animada de gente, bullicio de gente. Aún animada.

Anónimo dijo...

Querido "Dl auténtico". Yo no he dicho nada de lo que usted refiere. Me temo que ha sido otra persona.
Saludos.
Dl

Anónimo dijo...

que yo no he sido, dl auténtico...
dl

Gabriel Villalobos dijo...

Interesante reflexión de Alfonso González Jérez en el Diario de Avisos de hoy sobre la Política de apoyo a la Edición: "Más Mainer y menos libros. Leo ansiosa y dichosamente el primer volumen de la nueva Historia de la literatura española, editada por Crítica y dirigida por el benemérito José Carlos Mainer, catedrático de la Universidad de Zaragoza y el crítico que mejor conoce las dinámicas y los vasos comunicantes de las letras españolas de la primera mitad del siglo XX. El tomo (titulado Modernidad y nacionalismos) está escrito por el propio Mainer, y creo que hace justicia a la aportación canaria a la llamada Edad de Plata de nuestra literatura: no solo dedica inteligentes e informados comentarios a Tomás Morales y Alonso Quesada, sino que cita varias revistas canarias de vanguardia y se detiene, por supuesto, en Gaceta de Arte, abocetando críticamente las obras de Agustín Espinosa, Pedro García Cabrera, Emeterio Gutiérrez Albelo y Domingo López Torres. Uno siempre echa en falta cosas, en mi caso, desde luego, atención a la figura de Domingo Pérez Minik, aunque lo más sustancioso e interesante de sus trabajos es posterior a la Guerra Civil. Mi lectura de Mainer coincide con la noticia, publicada por DIARIO DE AVISOS, sobre el descenso de la producción editorial en Canarias en 2008. Se publicaron un 40% menos títulos que en 2007. Unos 1.000 títulos en 2008 frente a los 1.738 en 2007. Aunque no existan cifras oficiales, los dos años siguientes han sido aun peores. ¿Y cómo podía ser de otra forma? En esta caída en picado tienen una responsabilidad directa las instituciones públicas. La convocatoria de ayudas a la edición del Cabildo de Tenerife – un sistema de apoyo económico a la edición que puso en marcha Dulce Xerach Pérez – fue retirada, precisamente, en el año 2008. Más recientemente, la Viceconsejería de Cultura y Deportes ha suprimido, sin mayores explicaciones, y después de un sinfín de estupideces, su propia convocatoria de apoyo económico a la edición. El pequeño pero pujante tejido editorial que estaba articulándose desde principios de siglo está sufriendo una erosión brutal que amenaza con su desintegración. Un silencioso entierro cuyo ataúd cargan Alberto Delgado por delante y Cristóbal de la Rosa por detrás, o quizás sea el revés, porque el orden de estos factores no altera el producto de sus torpezas, negligencias y cegueras."