Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 14 de enero de 2010

OBJETIVO : Crear empleo en Canarias para 80.000 personas en un año y medio





INVERSIÓN de 420 MILLONES DE EUROS del Gobierno de Canarias.


60.000 contratos: Esta parte del objetivo se conseguirá mediante programas tradicionales de políticas activas de empleo, a través de los convenios con corporaciones locales, organismos, fundaciones, escuelas taller, casas de oficio y talleres de empleo, y las actuaciones específicas para colectivos de difícil inserción laboral emprendedores autónomos. Los recursos públicos existentes para estas actuaciones permitirán la contratación de unas 60.000 personas en el próximo año y medio.


Los principios que rigen estos programas son dar oportunidad de empleo a las familias con mayores dificultades económicas, para garantizarles una fuente de ingresos; llegar al mayor número de personas en situación de desempleo aplicando para ello los criterios de no repetición y rotación.

Para estos contratos habrá disponible 360 millones de euros públicos en el próximo año y medio.

20.000 contratos: Otra parte de las contrataciones se pretende conseguir reduciendo el coste laboral que las nuevas contrataciones puedan producir a las empresas y autónomos, a través de subvenciones en la cuota de la seguridad social. De este modo, el Gobierno pretende favorecer las posibilidades de que un empresario opte por contratar a más personas. Esta segunda medida requiere de gran implicación por parte de las empresas, y da oportunidad de crear puestos de trabajo más estables ya que estimula al verdadero generador de empleo (la empresa) a crear puestos de trabajo.

Para financiar estas ayudas para cubrir los costes de seguridad social que supongan las nuevas contrataciones, el SCE ha reservado 60 millones de euros. De estos 30 se ejecutarán en 2010, y otros 30 en 2011. Si la demanda de los empresarios es importante, podrá llegarse a unos 10.000 contratos en 2010 y otros 10.000 en 2011.

SITUACIÓN: El paro se ha estabilizado y ahora hay que incentivar a las empresas para promover la creación de empleo.

CÓMO: Ofreciendo facilidades para que las empresas contraten, cubriendo los costes de seguridad social que cada nueva contratación genere. El Gobierno canario dispone de recursos reservados para esta medida para financiar 10.000 contrataciones en 2010 y otras 10.000 en 2011. Que estas previsiones se cumplan, depende de que las empresas muestren interés por la medida y se acojan a la misma.


Ojalá funcione. Y ojalá ayude a la reconversión de la economía de las islas.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

"ojalá ayude a la reconversión de la economía de las islas".
Qué tendrá que ver... Flipa un poco, ¿no?

Dulce Xerach dijo...

No creo que las empresas contraten por que sí, lo harán pensando en el futuro, o deberían hacerlo. Por eso creo -y me reafirmo- que este programa no solo tiene que servir para conseguirle empleo seis meses de lo que sea a la gente que no tiene, sino para conseguir empleos que luego generen valor añadido a las empresas, y eso solo es posible si se tiene la cabeza puesta en la necesaria reconversión de la economía. Creo yo, pero doctores tiene la iglesia que saben mucho más de esto...

Anónimo dijo...

Esto sí que ayudará a la reconversión de las empresas:
La ciudad dejará de percibir casi dos millones de euros del Feder
Puerto de la Cruz
El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz va a dejar de percibir alrededor de 1,9 millones de euros en proyectos subvencionados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). La noticia la adelantó este miércoles la ex alcaldesa socialista Lola Padrón, quien lamentó que "el Ejecutivo de CC-PP haya dado la espalda a una importante actuación que, entre otras cosas -explicó- buscaba poner en valor los recursos naturales, culturales y etnográficos de la ladera de Martiánez".

En concreto, Padrón aseguró que el actual equipo de gobierno no ha tramitado ante el Feder una iniciativa elaborada por sus antecesores, "y que estaba completamente lista", donde se planteaba la creación de un ascensor para la ladera, la rehabilitación y ordenación de este paraje, así como la creación de un centro de interpretación "conectado" con el Museo Arqueológico Municipal. "Lo que hay detrás de esta renuncia, que ahora argumentan en la imposibilidad de anticipar la financiación -afirmó Padrón-, es que nuestros gobernantes no defienden un modelo de desarrollo económico basado en la cultura, el clima y el deporte, sino otro muy distinto que no se atreven a poner sobre la mesa".

Ni un solo documento

Frente a estas afirmaciones, la primera teniente de alcalde, Sandra Rodríguez (CC), subrayó que a la llegada del nuevo Ejecutivo al poder, el 6 de octubre, "no existía en el Ayuntamiento ni un solo documento que recogiera estos proyectos", aunque sí que había constancia de su aceptación por parte del Gobierno central. "Las iniciativas del Feder tenían que haber arrancado en junio de 2008 -precisó-, y quien sumó los recursos de ese año con los de 2009 fue la ex alcaldesa".

"Cuando entramos a gobernar nos encontramos con que teníamos que adelantar y gastarnos en apenas tres meses cerca de un millón de euros", apuntó Sandra Rodríguez, quien también expuso que la otra posibilidad era retrasarlo todo para este año, "pero en ese caso -recalcó la edil de Hacienda-, con la grave situación de déficit estructural que padece este Consistorio, hubiera sido una irresponsabilidad asumir un gasto de unos 2,5 millones". "La negligencia ha sido de otros", concluyó Rodríguez.

Anónimo dijo...

Economía
LEOPOLDO FERNÁNDEZ
La economía lo impregna todo, y es natural que así sea, no en vano vivimos en plena crisis, que se refleja principalmente en el paro y que suscita desconfianzas, por las dudas sobre el porvenir, pero también ánimos por las posibilidades de mejora de la actual coyuntura. En las últimas horas, el presidente Rivero ha prometido que, merced a una serie de medidas incentivadoras, los empresarios podrán crear hasta 80.000 nuevos empleos a lo largo de los próximos 18 meses. Su vicepresidente, José Manuel Soria, ha venido a decir que las cuentas de la comunidad autónoma gozan de buena salud, pese a las importantes caídas en la recaudación de impuestos (más del 25%) y a la deuda prevista para finales de año (3.611,6 millones de euros). Por su parte, Ignacio González, presidente de la Cámara de Comercio tinerfeña, ha descrito un panorama negativo sobre el desempleo, que no cree recuperable hasta dentro de una década. A ello hay que sumar lo de siempre: baja productividad, asfixia económica empresarial por falta de liquidez y préstamos bancarios, absentismo laboral, baja productividad, escasa competitividad, excesiva rigidez laboral y endeudamiento acelerado de las administraciones públicas, que pagan tarde y mal. Con o sin optimismo, existen flagrantes contradicciones entre el presidente del Gobierno y su consejero de Empleo, e incluso una cierta improvisación a la hora de lanzar iniciativas como la de los 80.000 puestos de trabajo (Jorge Rodríguez habló hablado hace un par de meses de 30.000 a base de ayudas públicas a través de las corporaciones locales). Eso de facilitar 70 millones de euros para el pago de las cuotas patronales durante un año, a cambio de mantener íntegramente las plantillas, es una medida teóricamente magnífica, pero ¿por qué se anuncia sin haberla consensuado con los agentes sociales y económicos? ¿No sería mejor, en vez de ese paternalismo oficialista, incentivar las contrataciones en sectores concretos de actividad, con estímulos fiscales o con facilidades reales para que pymes y autónomos tengan financiación garantizada? ¿Acaso no resulta oportuno simultanear determinadas ayudas con la obligatoriedad de mejorar la formación de los trabajadores y, si fuera preciso, su movilidad? Las medidas rimbombantes suelen llamar mucho la atención, pero pueden resultar poco eficaces. Aquí lo que hace falta es pactarlas con empresarios y trabajadores, y -sea o no posible el consenso- aplicarlas con la máxima diligencia teniendo en cuenta las necesidades de los colectivos más desfavorecidos y de las áreas más deprimidas. Así pasaremos de lo efectista a lo efectivo y de lo pintado a lo vivo.

Dulce Xerach dijo...

- La actuación tiene su origen en el PACTO SOCIAL POR LA ECONOMÍA Y EL EMPLEO DE CANARIAS, firmado el 4 de junio de 2009 por las organizaciones empresariales y sindicales más representativas de Canarias y el Gobierno canario, al que más tarde se adhirieron la mayoría de los ayuntamientos y cabildos.

- Por tanto, el Gobierno canario no improvisa sino que se limita a cumplir con lo acordado y firmado en un documento formal, lo que significa que está trabajando en la aplicación del Pacto Social. Concretamente, la última propuesta viene a cumplir con la medida b6 del bloque de empleo, que aparece muy explícitamente detallada en las páginas 36, 37 y 38 del Pacto Social por la Economía y el Empleo.

TRANSCRIPCCIÓN DEL TEXTO REFERIDO:

b.6) Políticas activas de empleo dirigidas al empleador, pues la labor del SCE no puede limitarse a la oferta de contratos laborales de carácter temporal vinculados a los proyectos gestionados por los Ayuntamientos y Cabildos, sino que ha de orientarse también a la creación de puestos de trabajo estables y de calidad por la iniciativa privada, continuando así con una línea de actuación del SCE que se ha iniciado en el año 2008 y a través de la cual se ha de establecer incentivos que favorezcan la decisión de las empresas de incorporar a sus plantillas a nuevo personal, reduciéndoles los costes laborales por la vía de la concesión de ayudas en cuantías equivalentes, total o parcialmente, a las cuotas patronales de la Seguridad Social. Esta línea de actuación prestará especial atención al impulso de las contrataciones siguientes:

- Contratación de personas desempleadas procedentes de sectores sometidos a procesos de reajuste.
- Contratación de personas desempleadas en empleos vinculados a los procesos de investigación, desarrollo e innovación.
- Contratación de personas desempleadas que se incorporen a nuevos sectores capaces de mejorar nuestra competitividad.
- Contratación de personas demandantes de empleo que hayan participado en los seis meses inmediatamente anteriores en alguna acción de mejora de la empleabilidad.
- Contratación a tiempo parcial de personas desempleadas, resaltando así la funcionalidad de esta modalidad contractual para gestionar de forma eficiente el tiempo de trabajo en la empresa, su adecuación a la hora de conciliar la vida laboral y familiar o su idoneidad para un sector como el de servicios.

En los casos anteriores, se concederán por el SCE subvenciones en cuantía equivalente a las cuotas patronales de la Seguridad Social por los contratos realizados que se incrementarán progresivamente según su duración: para los contratos con duración inferior a tres meses, el importe de la subvención será el 25% de la cuota patronal, incrementándose tal porcentaje en tramos de 25 por cada trimestre adicional, hasta el máximo del 100% durante un año para los contratos celebrados con una duración superior a nueve meses.

En los casos de contratación de personas desempleadas para sustitución de un trabajador en situación de ITCC el importe de la subvención a la que se hace referencia será del 100%.

Anónimo dijo...

Más madera, querida Dulce:
Incomprensión
ALFONSO GONZÁLEZ JEREZ
He esperado con ardiente paciencia que alguna luz política, periodística o universitaria me iluminase sobre el tronante anuncio del presidente del Gobierno, Paulino Rivero, sobre la creación de 80.000 puestos de trabajo en Canarias en el próximo año y medio, es decir, de aquí a las elecciones autonómicas de 2011 poco más o menos, pero he esperado en balde. Por desgracia no pueden ayudarme las declaraciones de la diputada Gloria Gutiérrez, que achaca el anuncio presidencial a un ejercicio de propaganda para ocultar que una encuesta electoral encargada por el PSC-PSOE revela que los socialistas siguen siendo la primera fuerza parlamentaria en el Archipiélago. Con esta oposición Paulino Rivero puede anunciar mañana rinoplastias gratuitas en el Servicio Canario de Salud durante lo que resta de siglo sin el riesgo de un análisis cabal, preciso y realista de sus propuestas para luchar contra la recesión económica.

Nadie por tanto ha podido ayudarme en lo que no entiendo. No entiendo como un presidente del Gobierno anuncia en medio de una catástrofe económica la creación de 80.000 empleos prescindiendo de cualquier prudencia y mesura, y después de la destrucción de decenas de miles de puestos de trabajo en los dos últimos años. No entiendo que se anuncie tal medida dos o tres meses antes de que se concrete reglamentaria y materialmente, porque cabe sospechar que en ese lapso de tiempo todo empresario avispado se abstendrá de firmar contratos hasta que llegué el maná gubernamental (el 100% de la cuota patronal para la Seguridad Social): a corto plazo el anuncio, en la práctica, estimula la paralización de las contrataciones. No entiendo que se empleen nada menos que 60 millones de euros, procedentes de los fondos del extinto Impuesto de Tráfico de Empresas, en una sola y brutal apuesta subvencionadora. No entiendo que esta acción política y administrativa no está basada en una explícita estrategia selectiva y discriminadora para reconducir la creación de empleo hacia actividades empresariales y productivas sostenibles, inteligentes y con horizontes de futuro. No entiendo, en fin, la problemática relación entre los continuados llamamientos a la sacra unidad de esfuerzos de los llamados agentes sociales y un unilaterialismo gubernamental que deja estupefactos a patronales y sindicatos. Pero eso es un columnista. Imagino. Un tipo que no entiende nada.