Share It

lunes, 11 de enero de 2010

Desde el inicio de la historia....





Decía ayer en El País MANUEL VICENT a quien admiro y con quien me he reído muchas veces algo con lo que estoy de acuerdo y me encanta, y por eso lo transcribo porque me pareció maravilloso.... aunque no del todo como explicaré ahora.


Dice que "Desde el inicio de la historia han sido los artistas y los literatos, no los soldados ni los políticos, quienes han formado la sustancia íntima de una patria y han contribuido a que esa patria perdure en la memoria de las generaciones futuras. La Grecia clásica, y también la moderna, debe mucho más a Socrates, a Platón y a Aristóteles, que a Pericles y a Epaminondas. La esencia de la antigua Roma radica en Virgilio, en Horacio y en Ovidio, no en Nerón (... )."


"Si a uno le queda cierto rescoldo de orgullo de ser español se debe a que en este solar tan inhóspito y cainita han nacido la Celestina, Cervantes, Quevedo, Velázquez, Goya y Pío Baroja. Por otra parte, toda Inglaterra puede resumirse en el nombre de Shakespeare, lo mismo que Francia equivale a Molière, Alemania a Goethe y Praga es inseparable de Kafka."


Si, bonita reflexión, cierta además. Y tranquila y necesaria. Es maravilloso constatar que toda Inglaterra está en Shakespeare, y que está al alcance de todos.


Sin embargo, en lo que no estoy de acuerdo es en la primera frase de que los políticos no han formado la sustancia de sus patrias, y no lo estoy si recuerdo a Gandhi tan inseparable de la imagen que tenemos de su país, la India, o Mandela unido a la imagen que más fuerte y real de Sudafrica, o a los padres fundadores de Estados Unidos, como Washington, o si pensamos en Martin Luter King y su influencia en la América de hoy.... 


Solo quería reflexionar sobre esto, en positivo, y pensar que es posible que aún nos queden Mandelas y Gandhis por descubrir y que algún día la política recupere su buen hacer, sus ideales, y su pasión por mejorar las condiciones de vida de los demás, como era antes, como yo la conocí al principio de la democracia... ojalá vuelvan pronto aquellos días sin tanta vanidad y sin tanta decepción y volvamos a creer en la política.

7 comentarios:

Jaime Puig dijo...

Ojalá. Sobretodo en Lanzarote, que nos hace mucha falta.

Esta será siempre la isla de Manrique. Afortunadamente no la de Dimas y compañía.

Aristiguieta dijo...

Yo prefiero los políticos-guerreros como Washington,Kruger,Napoleon,Kemal Ataturk.Asi mas cercanamente a quizás Riego, Bolivar o Espartero me parecen pioneros que forjan la patria a sangre y fuego y dan continuidad a su carrera en procesos constituyentes de los que todavía emanan principios que los hacen inmortales...sin duda pese a lo dicho son los intelectuales los forjadores de patrias pues que es una nación sin lengua,arte,musica,teatro,novela,pintura,arquitectura,danza,cine,poesía.Sin todo lo anterior seriamos un estado fallido una especie de Afganistán o Somalia donde las armas serían la expresión máxima de todas las disciplinas y eje del embrutecimiento de nuestro pueblo.
Creo que me he puesto demasiado transcendental en fin un tema como siempre haces interesante y que merece comentar un saludo DULCE

Anónimo dijo...

http://www.eldia.es/2010-01-13/cultura/cultura8.htm
Resumo: Como los otros lo hicieron fatal, que se se joda el festival. Y seguirá esta rueda mezquina desde el inicio de la historia... hasta el final de los tiempos.

Anónimo dijo...

Yo si estoy de acuerdo con Vicent, aunque esa parte de los politicos creo que no la hayas entendido. Además Gandhi, Mandela, Luter King, si no son politicos, son algo más que politicos: son líderes sociales, no necesariamente politicos...
O sí...
Verdaderos políticos, por eso autenticos lideres sociales, dinamizadores de la sociedad y su progreso.
Seguramente tenemos una idea equivocada de lo que realmente es un politico. La actualidad ha devaluado catastroficamente esa acepción.

Dulce Xerach dijo...

la parte de los políticos no es de Vicent, es mía...

Jesús Castellano dijo...

Aqui la patria que tenemos, por ahora, es la de Nicolás Estévanez, esa humilde dulce sombra de un almendro, cada vez menos dulce y cada vez menos sombra. Y en esa otra patria, llamada España, el pobre Cervantes murió en la miseria. ¿Qué ha sido del proyecto Cairasco? ¿Salió palante?

Juan García Tapia dijo...

Claro, Mandela, Gandhi y Luther King se han vuelto clisé.
Resulta difícil controvertir acerca de su personalidad y su obra.
Constituidos como dogma, se encuentran más allá de su propia humanidad.
Entiendo que son las obvias excepciones del comentario de Vicent que el lector debe suponer.