Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 29 de noviembre de 2009

La Laguna, Santa Cruz y mi teoría sobre los partidos políticos

Anoche fui a La Noche Blanca organizada por la Laguna. Genial, abierta, divertida, acogedora, brillante y sexi: ese es el resumen de la noche. Los comerciantes encantados y los visitantes también.

Y me pregunté- y vuelvo a hacerlo ahora en voz alta- ¿ cómo es posible que gobernadas ambas ciudades por el mismo partido político -el mío, CC- lo hayamos hecho tan mal en la Laguna en el pasado y tan bien ahora; y tan bien en Santa Cruz en el pasado y tan mal ahora ( porque Santa Cruz está limpia y bonita pero también está como muerta, le falta vida ?

Y la respuesta es la de siempre: porque lo importante son las personas y no los partidos. Cuando pones al frente a las mejores personas, a los mejores equipos, cuando se construye equipo cada día y se tienen las cosas claras todo funciona mejor. Y así se ha visto con el tandem Ani Oramas-Fernando Clavijo en La Laguna y así se vio con el tandem Manuel Hermoso-Adán Martín en Santa Cruz. Y también Miguel Zerolo tuvo un brillante momento cuando en su primer mandato revolucionó la ciudad y la puso patas arriba.

Cierto, el caso de Zerolo es distinto: los juicios pendientes le han sumido en una situación personal que no sé definir bien. Puede estar contenta la oposición: querían cargárselo a cualquier precio y utilizaron la vía de la justicia lenta ( que no es tan justa en esa lentitud ). Ojalá, cuando sus pesadillas terminen, pueda renacer de sus cenizas. Pero esa es otra incógnita de las que penden sobre nuestras cabezas.

Si las listas fueran abiertas dentro de los partidos, si se premiaran las ideas y las ganas de mejorar cada rincón de la ciudad en lugar de estar ocupados por intrigas palaciegas a ver quien se hace con un cachito más de poder entonces podríamos estar de verdad en el centro del mundo, pero no lo estamos. No parece que estemos en un buen momento. Ya mejoraría si al menos estuviéramos dispuestos a discutir sobre esto: ¿ por qué La Laguna va tan bien y Santa Cruz está tan parada si somos los mismos los que gobernamos?

Sin buenos equipos y sin buenas ideas el partido se está volviendo hueco, sin brillo... Pero eso se puede cambiar y no sería la primera vez que le diéramos la vuelta a la tortilla: sabemos hacerlo si queremos.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimada Dulce, ¿vives en este planeta? ¿Te preguntas esas cosas? ¿Tú, precisamente, tú? Estimada Dulce... ¿vives en este planeta?

Dulce Xerach dijo...

Claro que vivo en este planeta ¿ y tu? ¿ por qué no puedo preguntarme este tipo de cosas? ¿?

Anónimo dijo...

Buenos días Sñra Xerach, creo que no es una cuestión del partido que este gobernando, sino de las personas que están al frente de éstos y por supuesto como usted dice de los equipos. Desde mi experiencia los equipos los tienen que liderar personas formadas, con ideas y con ganas de TRABAJAR. Desgraciadamente en S/C este formato no funciona y los ciudadanos como YO lo contemplamos. La política en el municipio de S/C necesita una renovación en profundidad a nivel de todos los partidos, esta reflexión la compartimos muchísimos ciudadanos, que estamos contemplando el panorama.
Un saludo y buenos días.

Anónimo dijo...

¿La noche blanca? No me sale nada. ¿Quizá quería decir usted la Noche en blanco?

rainwoman dijo...

La verdad Dulce es que son buenas preguntas.¿ Como teniendo las mismas ideas se puede hacer tan mal en un lado y tan bien en otro?

Por otro lado, y en relación a lo que te dice el anónimo del principio, se puede vivir de muchas maneras en este planeta, a mi me gusta tu manera de vivir.

Dulce Xerach dijo...

Me alegra que coincidan conmigo: lo importante son las personas. La pregunta es ¿ por qué los partidos ponen a unas "buenas personas" en unos municipios y a otras no tan buenas en otros municipios?

¿ Como podríamos conseguir que siempre fueran las mejores personas las que nos gobernaran en cada uno de los puestos que los partidos políticos tienen que cubrir?

¿ abriendo las listas? ¿ obligando a una mayor democracia interna de los partido? ¿ regularizando el tema de las encuestas previas que encargan los partidos? ¿ qué podemos hacer?

Domingo Valido dijo...

Como me alegra leer esto Dulce, y más viniendo de una persona vinculada directamente con la política, bien!
¿Realmente alguien cree que influyen los colores en la gestión de una ciudad? Evidentemente NO.
Influyen las personas, las ganas de trabajar para el pueblo, la seriedad, y sobre todo las tan importantes y escasas, buenas ideas. Todo esto, poco tiene que ver con el color de la 'banderita', son las capacidades y actitudes de cada uno las que marcan la diferencia.
¿Tu también te has dado cuenta verdad? Que diferencia entre la gestión de Santa Cruz y La Laguna, que pena... Quizás esta sea una de las razones de que naciera el blog entornosantacruz.
Un saludo.

Trabajador Insular dijo...

Unos partidos ponen mejor gente que otra, y en general el tuyo las ha puesto más capacitadas, virtud que ha perdido en los últimos tiempos como no solo tu sino muchos nos hemos dado cuenta. No solo en los ayuntamientos sino sobre todo en los cabildos ( al menos el de Tenerife ) y en el Gobierno de Canarias.

lluviaen dijo...

EStimada Dulce, la manera de poner a las personas más preparadas al frente de los asuntos públicos es fácil: VOTANDO A PERSONAS, NO A LISTAS. O lo que es lo mismo, cambiando el sistema proporcional por uno mayoritario(que es el que funciona en países anglosajones, que algo más de democracia que nosotros saben).

Alli donde hay una lista existe un proceso politico ajeno al votante y que determina las opciones disponibles, por lo tanto es un modo de refrendar lo que los partidos han decidido e impide que candidatos individuales no adscritos a partidos se puedan presentar a las elecciones. Ademas la lista rompe el principio de representacion que se establece de forma bilateral entre dos personas que se conocen. Ademas las listas abiertas, donde han sido utilizadas, no han servido en la mayoria de los casos para alterar el orden de candidatos impuesto por el partido ya que el elector no conoce a los candidatos y no hace uso de la facultad de votar por el ultimo candidato.
imaginate que tienes que ir al notario para decidir sobre unos asuntos muy importantes pero que a ultima hora no puedes ir. Dejarias encargado de tus asuntos a una lista de personas confeccionada por un partido? o buscarias a algun familiar y le autorizarias para que decidiera por ti o que ejecutara tus instrucciones?
En la Republica constitucional, la eleccion al parlamento se hace en mediante eleccion uninominal mayoritaria a doble vuelta en lo que llamamos monadas, que son como distritos de alrededor de 100.000 habitantes. Esto permite conocer al representante y que este pase a ser el representante de la monada una vez elegido con lo que esta sujeto al mandato imperativo del elector y puede ser depuesto por la monada si no cumple las promesas por las que fue elgido o es desleal a la monada que es de donde recibe el sueldo.

lluviaen dijo...

Y por si quieren profundizar en el tema, dejo este pequeño ensayo de Antonio García-Trevijano:

Una de las cuestiones más difíciles de entender en las democracias representativas, la teoría de la representación política, nunca ha podido ser explicada en términos razonables. La soberanía, dice la teoría, reside en el pueblo. Por medio de su poder electoral, éste designa periódicamente a representantes para que gobiernen, legislen y juzguen por él y para él. Hasta aquí se entiende. El embrollo comienza con la brutal prohibición al “soberano” de dar instrucciones a sus mandatarios, ni siquiera bajo la forma pasiva de hacer vinculantes las promesas que éstos le hicieron para ser elegidos. Continúan el enredo prohibiendo al “mandante soberano” revocar el poder de sus mandatarios en caso de abuso. Y termina con la aberración de considerar voluntad general a la simple voluntad de la mayoría.

La culpa de este galimatías no fue de Rousseau, para quien la voluntad general no podía ser representada, sino del abate Sieyès, que abrió el ciclo de la Revolución Francesa con un golpe de mano contra el mandato imperativo y contra la revocabilidad de la representación, para que la Asamblea pudiera autoproclamarse soberana frente al pueblo que la había elegido. Obligado a legislar, según la regla práctica de la mayoría, y a dar un fundamento a la necesidad de obediencia de las minorías, trasladó al conjunto de representantes la idea de la voluntad general que Rousseau había concebido para el pueblo.

Nuestra Constitución, inspirada en estos malabarismos que contradicen el sentido común y las ideas seculares del mandato y de la representación civil, oscurece aún más el panorama al conceder a los partidos el monopolio de la representación política. El poder electoral queda así definitivamente sometido al de media docena de personas, cuya voluntad particular constituye la voluntad general de los españoles.

Anónimo dijo...

tengo que reconocer que eres directa y vas directa a la base del problema. No es normal pero me alegro de que estes ahi...yo sinceramente, por un sentido de eficacia y resultados te doy la razón...los lideres con ideas hacen la politica y cambian las cosas (iba a decir el mundo pero me parecio muy mesianico)...en estos momentos ( y no me maten) las ideologias politicas del siglo XX han muertos, estan caducas, hay que buscar otra via....ni derechas ni izquierdas...buena gestion para los ciudadanos...Manuel

Julio Loayza dijo...

Siento si este comentario puede parecer fuera de contexto, pero creo que, sin quererlo, has dado en el clavo de un problema gravísimo de visión que existe en Tenerife.

Los políticos de tu partido llevan muchísimos años pensando exclusivamente en el eje Santa Cruz - La Laguna. Han dotado a ambas ciudades de una infraestructura moderna y envidiable con un resultado, en términos generales, bastante bueno. Pero en ese ansia por construir un centro urbano a la última, se han "olvidado" de lo más importante: de dónde procedió el dinero para hacer todo esto.

Confiados en el aparente imparable crecimiento de Arona y Adeje, se durmieron los laureles, como si no hubiera mucho más de lo que preocuparse, más allá que de embellecer el eje capitalino, teniendo así satisfechos al mayor número posible de votantes.

Mientras tanto, el lugar donde nació toda la industria económica gracias a la que ha sido posible todo esto, y me refiero al Puerto de la Cruz, se dejó de lado de forma miserable. Tanta infraestructura capitalina, tanto auditorio, tanto TEA, tanta Plaza de España, tanto tranvía. Y nada, ni una sola cosa en Puerto de la Cruz, ¡ni una sola!, para mantener con vida ese destino turístico único, que no es ni sombra de lo que fue, y mucho menos de lo que pudo haber sido.

No bromeo cuando digo que lo último destacable que se hizo en Puerto de la Cruz fue ¡el Lago Martiánez! Es así de cruda y triste la realidad, Dulce, ¿Habías nacido cuando se inauguró?

¿Qué sería de Tenerife si se hubiera aprovechado el potencial del Puerto de la Cruz para hacer un destino de lujo y de prestigio a nivel internacional? ¿Por qué motivo Cabildo y Gobierno de Canarias dejaron a su suerte, y a la deriva, un emblema de la isla como era el Puerto?

No podemos echar las culpas al municipio, porque Puerto de la Cruz no deja de ser un pueblito de 20 mil habitantes con un motor economíco que se extralimita con creces de su ámbito municipal. Era, por tanto, responsabilidad del Cabildo y del Gobierno de Canarias tutelar ese municipio y su crecimiento, dotarlo de infraestructuras a la altura de sus necesidades, que quitaran el hipo a sus visitantes (como hacía el Lago Martiánez hace décadas, antes de que muchos hoteles empezaran a tener sus propios "Lagos Martiánez"), que elevaran su caché y que atrajeran a gente adinerada de toda Europa.

Pero no. No se hizo nada. Absolutamente nada. Se apostó exclusivamente por el crecimiento "imparable" del sur (menos costoso de sufragar porque venía dado solo) y se le dio la espalda completamente al norte. En lugar de invertir en el origen de los ingresos económicos se puso toda la inversión en el área metropolitana ¿Qué sentido tiene un área metropolitana "chic" si no está sostenida por un motor económico consolidado? ¿Por qué apostaron por una fórmula cortoplacista, la fórmula del sur, de buen tiempo y buenos hoteles (aunque esto último es más bien reciente) cuando se trata de una fórmula extrapolable a mil destinos en el mundo? ¿Por qué abandonaron el verdadero atractivo turístico con el que podíamos ser competitivos, que es el norte con su entorno inigualable? (algo que otros destinos no pueden comprar con dinero)

Ahora tenemos un destino, que pudo ser magnífico, hundido, diría que irrecuperable. Un sur de presente muy complicado y de futuro incierto. Mientras tanto, tú y tus compañeros de partido todavía divagando sobre qué está más bonito, si Santa Cruz o La Laguna, y sobre cómo equiparar el uno con el otro.

Cuando este desastre se agrave aun más me pregunto en base a qué pretenderemos ser competitivos y de donde vendrá el dinero para las siguientes mejoras capitalinas y la próxima obra faraónica (capitalina, por supuesto)

sucreyves dijo...

animo dulce las politicas canarias deberían tomar ejemplo y dinamizar la vida politica a traves de la red como tu