Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 13 de agosto de 2009

CAPITULO 5.- EL ACUERDO CON CEPSA

La primera noticia sobre el acuerdo pertenece al día 25 de octubre de 1995, tratándose de un informe preliminar que recoge el análisis de las posibilidades de uso cultural de un tanque de la refinería de petróleos CEPSA en Santa Cruz de Tenerife, dándose a conocer en el citado informe, la ubicación física, valoración física-espacial, posibilidades de uso y su valor expositivo.

Desde el primer momento se supo del valor de este espacio, hasta el punto incluso de barajar la posibilidad de que fuese una de las instalaciones del recién creado Instituto Óscar Domínguez de Arte y Cultura Contemporánea, aunque no un espacio adecuado para albergar una colección de arte. Por otro lado, se contempló, a posteriori, que hasta que el IODACC no tuviese “personalidad jurídica propia y unas instalaciones”, las actividades previstas se organizarían en CajaCanarias, la Recova y “en el tanque de CEPSA que se [convertiría] en una sala de exposiciones” .

Vistas por tanto las posibilidades culturales no convencionales que este espacio poseía, el Cabildo de Tenerife firmó un convenio con la Compañía CEPSA, por el que la Refinería cedía gratuitamente el tanque 69 en uso temporal al ente público, comprometiéndose el Cabildo a devolverlo al comunicar Cepsa, con tres meses de antelación, la fecha de su desalojo. La primera noticia es del 12 de diciembre de 1995 en la que la empresa petrolera propone ceder gratuitamente el tanque mencionado de su propiedad, para ser destinado a fines culturales. De esta manera se propone que el Cabildo Insular acepte tal referida cesión, aprobando el proyecto de compromiso compuesto de una exposición y estipulaciones, objeto, descripción del tanque, obligaciones de la Compañía CEPSA, obligaciones del Cabildo Insular de Tenerife, Comisión Mixta, Difusión, Responsabilidades y Vigencia.

Con fecha 18 de diciembre del mismo año la Comisión de Cultura, Educación y Deportes, informa favorablemente la referida propuesta. Así, el día 22 de diciembre de 1995, en sesión extraordinaria el Pleno acuerda por unanimidad aprobar el proyecto de convenio. CEPSA se compromete a ejecutar las obras de Demolición y Movimiento de Tierra, Estructura, Pavimentos, Cerrajería, Pintura y Electricidad. De este modo, el tanque 69 comienza a ser reconvertido en espacio cultural.

Para realizar las obras en el interior de la parcela no hicieron falta permisos municipales en un inicio, puesto que la Refinería dependía de un régimen interno.