Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 12 de junio de 2009

La propuesta para el nuevo plan de infraestructuras culturales de Canarias 2010-2020

El nuevo Plan de Infraestructuras Culturales de Canarias 2010-2020 dió su primer paso ayer en el Parlamento de Canarias.

Mi propuesta, que fue aprobada por todos los grupos políticos, va de lo siguiente:



Trata de un nuevo plan de infraestructura cultural que creará empleo a medio y largo plazo. Y empleo de calidad. Y creará, al menos es lo que yo sueño, la infraestructura cultural del futuro.

Además trazará un nuevo mapa de Canarias, o una nueva ruta turística por una Canarias distinta a la de ahora, con centros de investigación y cultura avanzados, innovadores y de alto diseño que atraerán a viajeros especiales.

Es una idea basada en la confianza total y absoluta de que no solo nosotros sino toda la humanidad saldrá algún día de esta crisis.

Ya tuvimos un primer plan, comenzó en 2001 y finalizará en 2010: el TEA es una consecuencia de ese plan, o el Museo de Arqueología de la Gomera, y el Centro de Visitantes de Valle Gran Rey, y la Cueva Pintada de Galdar, y el Julán en el Hierro, y la Casa de la Cultura de Arrecife, y la Casa de los Coroneles, y el Museo de Arqueología de los LLanos, y el Teatro Circo de Marte, y el Teatro Leal, etc.

Y otras obras vienen en camino con ese plan aún no finalizado.

Todas esas obras tenían en común un objetivo: cubrir las infraestructuras básicas insulares.

Ahora se trata de otra cosa, se trata de dar un paso más.

Voy a centrarme en 7 ideas, una para cada isla, que no serán las únicas pero que todas ellas, aunque son nuevas en su concepción, beben y vienen de nuestra tradición cultural.

El Jardín Botánico de los desiertos del mundo, en Fuerteventura, que teniendo en cuenta el cambio climático puede convertirse en un importante centro de investigación, y que puede implementar la idea del parque de zonas áridas de Fuerteventura,

Mi generación ha crecido entre las lecturas a los poetas del desierto. La dimensión poética de los desiertos es una de las grandes aportaciones culturales en la Canarias de los siglos XX y XXI. Pedro García Cabrera fue el primero con “La arena y la intimidad”. El fetasianismo se ha creado en torno al desierto. Los desiertos están en nuestras tradiciones literarias, filosóficas, artísticas , y en nuestro paisaje cotidiano.

Nuestro Clima extremadamente árido en Fuerteventura, frontera con el desierto, suelos escasos, degradados por procesos erosivos y de salinización, son algunos de los factores que marcan que Fuerteventura sea una de las zonas con más riesgo de desertificación de la Unión Europea.

En Canarias como territorio diverso y fragmentado no se puede generalizar ni el diagnóstico ni las soluciones de la gestión de los recursos, pero esta situación ha llevado a que se adquiera una gran experiencia en la gestión, entre otros, del agua y del suelo. El ingenio humano ha conseguido soluciones, tanto tradicionales como de las tecnologías más avanzadas, que hacen que seamos un autentico laboratorio capaz de poner en marcha medidas y formas de gestión ejemplo mundial de buenas prácticas.

El aprovechamiento de las escasas aguas de lluvia es la forma quizá más primitiva pero que más imaginación ha derrochado en Canarias: gavias, arenados, jables, terrazas, sistemas adaptados y respetuosos con el medio.

Un Centro de Investigación sobre desiertos y regiones áridas, especialmente insulares, en la isla de Fuerteventura, que además de la puesta en marcha de un Jardín Botánico de la flora de las zonas extremadamente áridas, abarcara los aspectos antes citados y otros, sería entre otras cosas dar respuesta a una petición que desde hace tiempo vienen realizando investigadores de muchas disciplinas. La reciente Declaración de la isla como Reserva de la Biosfera de la UNESCO apoya esta petición.

La Biblioteca de las Estrellas en La Palma, ya en marcha junto al Auditorio Insular,

Uno de los observatorios mejor equipados del mundo se encuentra en La Palma. Las peculiares condiciones climáticas – gran altitud sobre las nubes, vista clara y la ausencia de contaminación luminosa a la altitud del Roque de Los Muchachos – permiten que haya una atmósfera pura y con ello noches extraordinariamente estrelladas y claras sobre el cielo de La Palma. Todas estas circunstancias brindan las mejores condiciones para la investigación astronómica.
El día 26 inauguraremos el GRANTECAN, y lo que aquí proponemos es seguir especializando la isla de la Palma en la Astronomía, con la puesta en marcha de una Biblioteca de las Estrellas junto a un Auditorio Insular que también será el Auditorio de las Estrellas. Un centro de documentación internacional sobre Astronomía, sobre el conocimiento del universo.

El Museo Mundial del Silbo en la Gomera, y quizas el MUSEO DE PATRIMONIO INTANGIBLE
Del que ya hemos hablado aquí y que la consejera defiende, que nadie duda que alguien tendrá que hacerlo tarde o temprano si aspiramos de verdad a que el Silbo sea considerado y respetado como parte del Patrimonio Cultural Mundial.
En el concepto de patrimonio cultural intangible se engloban los aspectos más importantes de la cultura viva y de la tradición. Sus manifestaciones son amplias y diversas, ya se refieran a las tradiciones orales, el saber tradicional, la creación de cultura material, los sistemas de valores o las artes interpretativas. El patrimonio intangible, junto al tangible, permite consolidar la creatividad, la diversidad y la identidad cultural.


Centro de Investigación los Bosques Subtropicales en el Hierro necesario teniendo en cuenta la diversidad y exclusividad de la laurisilva y otras especies que pueblan los montes ( bosques de Canarias ).

Como bien sabemos en el archipiélago canario no se puede hablar de un clima único sino de diferentes mesoclimas (también microclimas) en función de una serie de factores entre los que hay que destacar la altitud, orientación de los sistemas montañosos, corriente fría de Canarias, y especialmente la influencia de los vientos alisios.

Esto hace que exista una gran variedad de condiciones ambientales, la vertiente norte de las islas montañosas es más húmeda y fresca que las vertientes sur. De forma muy general se puede decir que la vertiente meridional tiene cierto carácter mediterráneo mientras que la vertiente norte es más tropical y subtropical, especialmente la franja coincidente con el mar de nubes, que es donde principalmente se desarrolla la vegetación conocida como Monteverde (Laurisilva y Fayal-brezal).

Donde el suelo se mantiene húmedo prácticamente todo el año, el agua se infiltra y es una importante fuente de suministro para los acuíferos, necesarios para nuestra supervivencia.


Estos bosques han sido, son y seguirán siendo centro de atención de muchos investigadores de todo el mundo, botánicos, zoólogos, edafólogos, estudiosos del clima, etc., es muy amplia la bibliografía existente al respecto. Quizá sea el momento de plantearse un Centro de Investigación dedicado a ellos.

Su finalidad es generar conocimiento sobre la ecología, la conservación y el manejo de los bosques subtropicales y tropicales y de carácter insular que apoye el desarrollo sostenible de las áreas de canarias y del planeta que los tengan.

El Museo de las Islas del Mundo en Tenerife, teniendo en cuenta que probablemente Canarias es el lugar del mundo donde más y con más profundidad se ha estudiado el concepto isla,

Domingo Pérez Minik decía, a propósito de la condición humana insular, que los historiadores y los geógrafos están de acuerdo en admitir que sólo los espacios dotados de un grado relativamente alto de tempestuosidad y con duración larga han sido capaces de producir civilizaciones del más alto nivel, lo mismo en el pasado que en el presente. La vida paradisiaca tiende a la depresión, al amortiguamiento, a la soñarrera. De cierta manera, para pasar de un estado a otro hace falta un ingrediente de poderosa incitación, un enemigo, una contracorriente, un aguafiestas. Las condiciones del contorno geográfico de nuestras islas hicieron posible el estancamiento, la quietud y ese jardín de las Hespérides de nuestros idílicos guanches….…. me pregunto que habría dicho Don Domingo de nuestra tensa situación política actual… desde luego es convulsa, y este Parlamento muy tempestuoso a pesar de nuestro suave clima, y nuestra actualidad económica también ¿ qué saldrá de todo ello? No lo sabemos.

La condición insular, o insularidad, comprende un conjunto de características que otorgan fisonomía propia a la vida económica, social y cultural de esas porciones territoriales.

Hay una cultura marina en sus habitantes y una cierta manera de vivir la insularidad que se manifiesta en todos los aspectos de su existencia.

Antes de emprender acción alguna en materia de islas es indispensable conocerlas, y conocerlas bien.

A propósito de este tema aparece el siempre controvertido asunto de la protección ecológica, y sobre esto creo que vale la pena atreverse a la racionalidad….. y dentro de ella promover el desarrollo.

Hay ciertamente una belleza natural, rústica, intocada y llena de encanto, pero que muy frecuentemente está asociada a un paraíso exótico que en ocasiones es difícil compaginar con el desarrollo económico y social.

De esto tenemos que saber más y comparar más e investigar más.

La Casa del Océano Atlántico en Gran Canaria como lugar necesario de estudio de los nexos culturales, comerciales y económicos que ha propiciado y propiciará en el futuro el Océano Atlántico y las regiones que están abiertos a ese mar.

Un lugar donde hacer real el enlace entre América y Africa.

Una Casa que falta para sumar a la Casa de Asia, a la Casa de América y la Casa de Africa.

La visión metafísica del océano Atlántico, cargado de secretos, es tan antigua como la mirada hacia los mitos. Y ahora de nuevo tan de actualidad con los secretos que se llevó probablemente para siempre el Airbus de AirFrance.

Este océano conectó desde muy antiguo con el enigma de la vida después de la muerte.

Así lo vio Pedro García Cabrera, ya en el siglo XX, cuando explicaba, en sus trabajos sobre poesía marina u oceánica, que ese antiguo espacio no abarcaba una reflexión positiva, sino una tendencia de los poetas anteriores a convertirlo en un objeto negativo, aunque él lo pensaría desde otra perspectiva más esperanzadora: como una llave para el conocimiento de la libertad.

Desde las primeras endechas, o desde Cairasco, hasta el artista canario Néstor, contemporáneo a García Cabrera, se interpretaría el Océano Atlántico. Y próximas a las historias fabulosas de los mitos, en los mapas griegos, estaban las Islas Canarias, un vergel en medio de la nada, en medio de lo desconocido.

Así, configuradas a priori, estas islas formaron el fin de la tierra, el último lugar del mundo conocido, y una frontera entre la vida y la muerte.

El Atlántico es geografía, es cultura, es civilización, es el resultado de algo, de una encrucijada con múltiples proyecciones. El Atlántico fue una meta en un tiempo, ahora diálogo intercultural interminable.

Quizá la atlanticidad evoque una especie de proyecto utópico, puesto que su gran reto sea el de conciliar todo este crisol de culturas. Se podría incluso concebir como una comunidad atlántica, pero ¿cómo sería? se trata entre otras cosas de pensar, discurrir, estudiar sobre ello..

El universalismo de Canarias y su “interconexión” no se consigue acotando los mundos, sino potenciándolos, creemos pues la Casa del Atlántico.




El Centro de Investigación sobre el Hábitat del Futuro en Lanzarote, donde Canarias puede aportar mucho trabajo de cara a la adaptación de territorios del mundo cercanos al mar de cara al cambio climático, y de cara al ahorro energético en las ciudades y de cara a lograr un hábitat mejor para el ser humano.

Utopía es, etimológicamente, un "lugar que no existe". Fue el nombre que le puso Tomás Moro a un país imaginario con cuyas características sociales, económicas y políticas buscaba inspirar a la Europa del naciente siglo XVI. 



Hoy buscamos la utopía: el lugar perfecto para vivir.

Los núcleos urbanos no surgen "espontáneamente" en un sentido casual. Nacen debido a necesidades inducidas por distintos factores que actúan sobre los grupos humanos.

Hoy

Regenerar es la idea. 

Ecoplayas, ecociudades, Ecopueblos, Ecolugares. Los nombres pueden variar, los matices pueden ser muchos, pero en esencia se trata de lo mismo.

Términos como junto a otros como “vivienda inteligente”, “hábitat futurible” o “eficiencia energética”, estarán a la orden del día.

Pensar en el futuro ha sido tema común a la mayoría de las disciplinas artísticas, desde la literatura, el cine, el arte y por supuesto la arquitectura. En esta última, las diversas visiones acerca de la ciudad del futuro y las sociedades que las habitarían son el centro de la discusión.
El diseño, la promoción y la construcción de viviendas se van a alterar de forma definitiva por influencias como la ecología, la salud, las altas tecnologías, los nuevos hábitos de consumo, la nueva conciencia social, el envejecimiento de la población, los nuevos tipos de núcleos familiares, la rotura generalizada de barreras arquitectónicas, la atención a los sin-hogar y marginados y, en general, las nuevas necesidades de la gente y nuestro planeta”. Y por ello presenta esta creación, “para dar respuesta a estos retos de futuro”, señala.

Desde las ciudades medievales cerradas y amuralladas hasta el racionalismo especulativo en el que se fundan las urbes modernas han transcurrido muchos siglos y se han sucedido diversos, y hasta antagónicos, criterios sobre el urbanismo. Hoy, casi nadie duda que el planeamiento urbano sostenible es el único capaz de ensamblar las actividades humanas en un entorno cada vez más amenazado y deteriorado. Pero ese planeamiento urbano sostenible aún está por estudiar, pensar, verificar, investigar…. de eso trata este centro que propongo.
10 años no son mucho tiempo para estos nuevos proyectos pero es un plazo razonable para empezar a trabajar en ellos, a buscar los contenidos, a preparar a los recursos humanos, a buscar los emplazamientos, a convocar los concursos de ideas para tener los mejores centros posibles.
QUIZÁS SOLO SEA UNA UTOPIA, PERO YO CREO QUE LAS UTOPÍAS PUEDEN HACERSE REALIDAD.

8 comentarios:

bitdrain dijo...

Las utopias nos permiten soniar con un mundo mejor, nos animan a llevar adelante grandes proyectos con mucha ilusion.

Y que decir que la cultura es el referente de todo cambio social.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Fuerte rollazo de post

Dulce Xerach dijo...

si, perdón...

MacNolo dijo...

La verdad es que ha sido una entrada muy larga. Una pregunta ¿por qué no destinar ese dinero a proyectos de investigación en esa línea, a la difusión de todo ese conocimiento? ¿a usar los medios de comunicación para difundir todas las cosas de las que hablas? Sin ánimo de ofender un "museo del patrimonio intangible" me parece un nombre ridículo. Ya que mencionas el GRANTECAN ¿por qué no apoyar la iniciativa del proyecto Starlight y que el cielo nocturno sea patrimonio de la humanidad? De paso, que la protección establecida para el cielo palmero se extienda a todas las islas. Es una iniciativa que redunda positivamente en la investigación astronómica y no cuesta nada. De paso, potenciaría el llamado turismo astronómico. Y de paso ¿cómo va lo de la Casa Amarilla?

rainman dijo...

Veo prioritario que el Gobierno de Canarias entre en las artes escénicas, mediante un Centro de Arte Dramático o similar con infraestructura asociada... Creo que es importantísimo desarrollar esa área.

MacNolo dijo...

Bueno, a través del Cabildo de Tenerife existía una red de talleres y escuelas de actuación a la que pertenecían unas seiscientas personas. ¿Se mantiene el programa? Por aquí hay mucha tradición y muchos colectivos teatrales.

rainman dijo...

Pero en mi opinión se queda en poca cosa... El Gobierno de Canarias podría crear un teatro (o teatros) regional, que acogiera un programa ecénico estable. La programación actual en manos de los ayuntamientos es muy pobre, el Cabildo de Tenerife no acaba de hacer despegar los proyectos (Teatro Baudet etc)... Sólo el Cabildo de Gran Canaria tiene una oferta completa.

Creo que el Gobierno canario debería mantener su propia red de salas escénicas con una programación asociada.

MacNolo dijo...

Yo me plantearía antes el diseño del plan de artes escénicas. Luego miraría qué es lo que hay a nivel de infraestructuras y acometería un plan conjunto. No necesariamente hay que montar espacios en todas partes. Con una red de comunicaciones públicas más presentable, que rompiera la excesiva fragmentación del territorio en el tema de la gestión cultural, podría conseguirse un buen resultado.